Para padres y madres que buscan respuestas.

Tipos de padres y madres

0 2.024

Existen una gran variedad de tipos de padres y madres, tantos como formas distintas hay de ver el mundo y educar a los hijos. Madres entrometidas, padres y madres sobreprotectores, autoritarios, fundamentalistas, helicóptero, tóxicos, ausentes, obedientes, … Tipos de padres y madres que buscan, en la gran mayoría de casos, lo mejor para sus hijos. Hoy hablamos de las diferentes formas de educar en este post de recopilación.

tipos de padres y madres

Tipos de padres y madres.

En este post recopilo los artículos que he escrito sobre los tipos de padres y madres, quizás puedas reconocerte en alguno de ellos. Yo, lo reconozco, a veces encajo en más de uno.

Madres entrometidas

En este artículo hablo sobre un tipo de madres excesivamente directivas, a las que he denominado madres entrometidas. Madres que dirigen tanto el juego de sus hijos que acaban por agobiar y estresar a sus pequeños quienes no pueden jugar a sus anchas. Los niños deben aprender a jugar solos, sin instrucciones de mamá, a su libre albedrío y desarrollar por sí mismos el juego simbólico del que tanto hemos hablado también en este blog.

Madres tigre

Madres Tigre, has oído a hablar de ellas? ¿Las conoces? ¿Sabes qué tipo de madres son y qué buscan con su estilo educativo altamente restrictivo, estricto y orientado al éxito escolar y profesional? En este post te hablo de ellas y qué características presentan.

Mamá Wendy

Hemos hablado también de las mamás Wendy.  Un tipo de madre sobreprotectora, que resuelve todos los problemas de sus pequeños, que nunca deja que nada malo les pase y no permite que sus hijos crezcan por miedo no solo a lo que les pueda ocurrir si no también por el miedo de dejar de ser imprescindible e importante para las vidas de sus hijos. Descubre más sobre este tipo de madre leyendo el post completo.

Padres fundamentalistas

El término padres “fundamentalistas” define una actitud vital de algunos padres y madres actuales, esos padres tan involucrados en saber y conocer mejor a sus hijos que caen en el error de creer y aplicar a pies juntillas todo aquello que leen sobre alimentación, sueño, temperamento, comportamiento infantil y un sin fin de temas relacionados con la relación entre padres e hijos.

Padres sobreprotectores

Sobre los padres sobreprotectores y la sobreprotección he hablado ampliamente a lo largo de estos años. 

Es cierto que todos los padres protegemos a nuestros hijos instintivamente. Porque ningún padre o madre desea que le ocurra nada a sus hijos. Nuestros hijos necesitan protección y cuidado, pero también independencia y autonomía, y debemos aprender a dársela, dejar que alguna que otra vez se caigan al suelo, que mojen el baño cuando se lavan las manos, que se ensucien cuando coman, …

Debemos aprender a no intervenir en todas las situaciones problemáticas o difíciles que se les plantean a nuestros hijos, ya que de este modo es como se aprende, de otro modo les impedimos su desarrollo madurativo.

Padres helicóptero

Los padres helicóptero son un tipo de padres sobreprotectores. Se trata de madres y padres que constantemente viven pendientes de lo que hacen sus hijos, en casa, en el cole, en el parque, con los amigos. Padres y madres que viven más las vidas de sus hijos que las suyas propias.

Padres autoritarios

Los padres autoritativos o democráticos, son aquellos padres que intentan fijar límites claros confiando en las consecuencias naturales para que el niño aprenda de sus propios errores. Conoce más sobre este estilo educativo y las 10 características que destaco sobre ellos.

Padres obedientes

Los padres obedientes no son otros que aquellos padres permisivos, volubles, indecisos y sumisos. Padres más preocupados por ser amigos de sus hijos que de ejercer como padres. En definitiva, un estilo parental que no establece normas ni reglas por temor a que sus hijos sufran o se frustren. La consecuencia de este estilo educativo las vemos en niños sin límites y en padres sin autoridad.

Padres ausentes

Los padres ausentes, son aquellos padres que por diferentes motivos delegan la educación de sus hijos a terceros. Los padres ausentes no sienten la necesidad de implicarse activamente en el día a día de sus pequeños, no están ahí cuando necesitan un elogio o una reprimenda. Y está más que demostrado que para educar a nuestros hijos es necesario tener tiempo, paciencia, respeto y demostrar amor incondicional.

Dentro de esta misma categoría de padres ausentes existen diferentes tipos y formas de estar ausente que te invito a descubrir leyendo el post completo.

Padres inmaduros

Existen un tipo de padres inmadurosinfantiles, eternos adolescentes que se niegan a crecer. Padres inmaduros que se resisten a asumir su rol de adulto, a tomar decisiones importantes, aponer límites y normas, que se rigen por el “laissez faire” o aquellos que pretenden seguir manteniendo su estilo de vida anterior a tener hijos, es decir, sin querer tener demasiadas complicaciones ni invertir tiempo en otra cosa que no sean ellos mismos.

Padres tóxicos

 A los padres tóxicos, Susan Forward los describe en su libro “Padres que odian” como aquellos que, por diferentes razones, causan sufrimiento a sus hijos a través de la manipulación, el maltrato, las demandas, desde la infancia hasta la adultez. He hablado de ellos en el post que te invito a leer si deseas saber más sobre esta forma de ejercer la paternidad o maternidad.

Conclusiones finales

Cada persona, cada padre o madre, cada familia tiene su propia forma de ser y hacer, su modo de comportarse, sentir y expresar su afecto hacia sus hijos. Este conjunto de actitudes, sentimientos y patrones de conducta hacia el niño, son lo que conforman el estilo educativo.

Encontramos así diferencias muy importantes en la forma de educar, desde padres muy restrictivos que tienden a usar como método de disciplina el castigo o la amenaza, imponiendo reglas a sus hijos, coartando su libertad e inhibiendo sus iniciativas. Mientras,  otros padres se muestran tan permisivos que no ponen ningún tipo de norma ni límite a las conductas de sus hijos y les dejan hacer.

Todos intentamos buscar lo mejor para nuestros hijos pero en esta búsqueda es probable que cometamos errores, lo importante es darse cuenta e intentar aprender de ellos para poder ofrecer la mejor versión de uno mismo, porque nuestro estilo educativo influye y mucho en nuestros hijos.

Si este artículo te ha resultado interesante te invito a compartirlo en tus redes sociales para que más personas como tu tengan acceso a él.

Imagen cortesía http://www.stockvault.net/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel