El miedo y la ansiedad tras el mal comportamiento infantil

3

El miedo y la ansiedad son factores que pueden estar tras algunos malos comportamientos de nuestros hijos. Detrás de algunas conductas oposicionistas entendidas como rabietas, comportamientos desafiantes, desobediencia o tendencia a molestar deliberadamente, pueden tener su origen tanto en factores biológicos, psicológicos o psicosociales. Entre estos factores podemos encontrar:

  • La ansiedad,
  • El miedo,
  • La impulsividad,
  • La atribución externa (a terceros) de las consecuencias de sus propios actos.
mal comportamiento



Hoy hablamos del miedo y de la ansiedad como precursores de algunas malas conductas de nuestros hijos. Si observamos detalladamente el comportamiento de nuestros pequeños seguramente podremos encontrar la explicación a sus rabietas, malos modos o desobediencia a alguno de los motivos expuestos en la lista de factores. Recordemos que el miedo o la ansiedad pueden ser una gran fuente de conflictos. 

 

Veamos diferentes ejemplos.

 

El niño ante la llegada de un hermanito. Los celos.

El niño que acaba de tener un hermano puede empezar a desobedecernos sistemáticamente, llamándonos de este modo la atención. No olvidemos que la atención y el tiempo de papá y mamá es lo que más necesitan nuestros hijos, aunque sea una atención negativa recibiendo regañinas o castigos. El comportamiento de este niño, en este nuevo escenario familiar, responde a la ansiedad ante una situación que no comprende y al miedo de perder el cariño de sus padres.

No te pierdas
1 De 477

En el blog puedes encontrar varios artículos sobre los celos infantiles:

 

El niño miedoso. El miedo.

En ocasiones podemos encontrarnos frrente a un niño de entre 4 a 6 años que siente un miedo incontrolable a ir solo al baño, a quedarse a oscuras o a cruzar un largo pasillo. Los miedos a esta edad no suelen ser paralizantes, todo lo contrario, suelen provocar gran activación en nuestros pequeños. Activación que puede parecerse a una pataleta cuando por ejemplo pedimos al niño que vaya de una vez por todas solo al baño y él se niega en rotundo. Es probable que confundamos esta negativa con una actitud provocadora cuando en realidad no es más que un profundo miedo que impide que nuestro hijo pueda responder de otro modo.

Puedes leer más en:

El niño con ansiedad de separación. La ansiedad.

La ansiedad de separación o lo que es lo miesmo, las despedidas con llantos y rabietas suelen ser habituales durante los primeros años de vida. Muchos niños desarrollan ansiedad de separación a partir del primer cumpleaños y suele desaparecer sin más después de cumplir los dos, pero hay niños que siguen presentando este trastorno.

La ansiedad de separación o la anticipación de que papá o mamá le van a dejar con unos extraños o con otras personas con las que no quiere estar, produce un gran mal estar en nuestros pequeños que provoca conductas oposicionistas, llantos, gritos, rabietas, pataletas que en muchos casos no acabamos de entender. Hay que recordar que el estrés que les produce el miedo a ser abandonadoses es el causante de estas manifestaciones conductuales. El cariño, la paciencia y sobre todo fomentar la seguridad en sí mismo ayudarán a ir resolviendo esta etapa que en algunos niños parece haberse enquistado.

Sobre los trastornos de ansiedad te recomiendo la lectura del artículo publicado en este mismo blog Trastornos de ansiedad en la infancia.

Así, para concluir, podemos ver como detrás de algunos malos comportamientos de nuestros hijos solo hay miedo, miedo a quedarse solo, miedo a perder el amor de papá y mamá y la sensación de abandono. La comprensión del por qué se comportan del modo que lo hacen nos permitirá ayudarles a superar momentos difíciles como pueden ser la llegada de un hermanito, el inicio del cole o la guardería o el miedo a la oscuridad. Crecer tampoco es fácil.

Foto cortesía http://www.canstockphoto.es/

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más