Para padres y madres que buscan respuestas.

Autoestima. Sugerencias para fomentar una buena autoestima en nuestros hijos.

10 119

Una buena autoestima es fundamental para poder desenvolvernos de forma adecuada en la vida, tanto a nivel personal como social. 
Entre otros factores, padres y maestros influimos poderosamente en la formación del concepto que nuestros hijos tienen de sí mismos, y del que pedenderá su sentido de seguridad personal.

Siguiendo estas pequeñas recomendaciones, podemos fomentar que nuestro hijo crezca emocionalmente sano, seguro de sí mismo y con una autoestima alta. 

20 sugerencias para fomentar una autoestima alta en nuestros hijos:

Fomentar una buena autoestima en nuestros hijos

  1. Hablar y jugar con nuestro hijo, no sólo permanezcamos a su lado.
  2. Prestar atención a sus intereses, miremos de compartirlos.
  3. Estar atento a sus problemas y necesidades. Hemos de ser su apoyo y su guía.
  4. Enseñar valores claros, congruentes, prácticos y realistas.
  5. Ayudar a que se conozca a sí mismo de manera realista, sin sobrevalorarse ni criticarse más de lo conveniente.
  6. Ser consistente en los premios, reconocimientos y castigos. Así evitamos confundir al niño.
  7. Corregir verbalmente. Debemos respetar a nuestros hijos y evitar pegarles.
  8. Criticar el hacer y no el ser.
  9. Permitir su libertad dentro de unos límites claros y flexibles.
  10. Permitir que exprese libremente sus ideas, deseos, sentimientos y emociones.
  11. Ayudar a que sea un buen alumno.
  12. Ayudar a que sea bastante bueno en algún deporte.
  13. Ayudar a que desarrolle alguna habilidad especial en algún área (intelectual, cultural, artística, …)
  14. Ayudar a que desarrolle unas adecuadas habilidades sociales que le permitan tener y ser un buen amigo.
  15. Ayudar a que esté al día en sus áreas de interés.
  16. Ser cariñoso con él y permitir que lo sea con nosotros.
  17. Estar pendiente de sus éxitos y fracasos. Reconocer los éxitos y ayudar a superar los fracasos.
  18. Permitir que sea un niño libre que pueda explorar y conocer su mundo dentro de sus limitaciones, no pretendamos que se comporte como un pequeño adulto.
  19. Evitar utilizar los absolutos cuando nos referimos a él. (“Tu siempre ….”, “Nunca …”, “Jamás …”, …)
  20. No sobreprotegerlo, dejad que realice las cosas por sí mismo.
 
A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel