¿Por qué es importante acudir al psicólogo infantil?

En general, aunque cada vez menos, existe cierta reticencia para a acudir al psicólogo. Esto es debido a que todavía existe una visión negativa sobre lo que supone acudir a consulta. De modo que cuando se trata de niños, los tabúes y complejos acerca de qué pensarán los demás sobre nosotros como padres, siguen pesando en la toma de decisión. Además una gran mayoría de la población cree erróneamente que los psicólogos no son necesarios. Nada más lejos de la realidad. Ya que debemos acudir al psicólogo infantil siempre que nos preocupe algo del comportamiento de nuestro hijo o cuando sospechemos que sus reacciones emocionales, conductuales o sociales (rabietas, llantos, tristeza, timidez, retraimiento…) no se ajustan a lo que consideramos normal para la edad y madurez de nuestro pequeño.

psicólogos infantiles
Acudir a psicólogos infantiles no debería verse como algo negativo, todo lo contrario

La asistencia psicológica en niños es realmente importante

A veces no somos conscientes de la importancia que tiene acudir a profesionales de psicología como TutetiContigo que cuentan con el mejor psicólogo infantil en Málaga. Es una gran herramienta que podemos utilizar para ayudar a nuestros hijos con determinados problemas concretos.

Es hora de darle la importancia que de verdad tiene la psicología y que tanto bien puede hacerle a los pequeños de la casa. La psicología emplea diferentes técnicas y métodos para poder ayudar a los niños en función de las problemáticas concretas. que sufren. Sobre todo en relación a las emociones y a su comportamiento en concreto.

Normalmente, si encontramos algunas señales de comportamientos no habituales podemos acudir a TutetiContigo con el fin de que el psicólogo infantil haga una valoración previa. En esta podrá determinar de una manera general, qué es lo que le ocurre a nuestro hijo y cómo se le puede ayudar de la mejor forma posible.

Todo esto va a evitar en el futuro problemas mayores, a veces una visita a tiempo es la mejor solución. Ciertas cuestiones o problemas tratados debidamente y en el momento oportuno van a tener mejor pronóstico que si las dejamos pasar y dejar que empeoren. De hecho, es posible que necesitemos incluso de la ayuda de un psicólogo especializado en depresión.

Ahora bien, no debemos tener miedo a esto. Los psicólogos profesionales están ahí para ayudarnos a superar las distintas problemáticas a as que nos estemos enfrentando. En cuanto a la psicología infantil se refiere ,los padres no siempre sabemos cómo tratar adecuadamente lo que les ocurre a nuestros hijos. Por ello es conveniente que sean los profesionales quienes les ayuden.

Juguetes artesanales para ayudar a nuestros hijos

El juego es una de las técnicas de intervención que se utiliza en las sesiones de terapia infantil. De hecho es un elemento clave para lograr que los niños puedan avanzar en aquellas áreas problemáticas que presentan. Los elementos lúdicos permiten que proyecten emociones a la vez que aprenden diferentes habilidades y capacidades con las que van a poder ir superando las dificultades que puedan presentar.

Una gran herramienta son las casitas de muñecas. Sus accesorios y elementos permiten poder disfrutar montándolas, aprendiendo sobre la marcha, así como realizando todo tipo de manualidades y representaciones. Con ellas podemos trabajar la coordinación, la psicomotricidad fina, la tolerancia a la frustración, la perseverancia, …

No sólo esto, sino que también pueden llegar a ser de gran utilidad en lo que se refiere a crear un vínculo entre padres e hijos. De tal manera que ambas partes aprendan juntas, a trabajar en equipo, a depender el uno del otro. Esto es muy beneficioso en diferentes aspectos, sobre todo en lo que se refiere a niños con problemas de concentración o aprendizaje.

Como hemos dicho, el juego tiene una gran importancia en todos los niños, por eso existen modelos de intervención terapéutica basados en el juego. De tal forma que se pueda ayudar a cada niño, de una manera única y diferente, afrontando sus problemas desde una perspectiva relajada, para que él se sienta cómodo y dispuesto a colaborar en su propio tratamiento.

Una casa de muñecas para montar puede ayudarnos dentro de un contexto en el que nuestro hijo se sienta seguro y a salvo, para que con nosotros y el profesional de psicología, se puedan afrontar las dificultades que tengan en cuanto a aprendizaje, emociones, control, etcétera.

Todo esto va a hacer que haya una implicación directa de la familia, ya que es la mejor acción que podemos realizar por nuestros hijos. Estar siempre a su lado, presentes en sus sesiones, para lograr así todos los objetivos necesarios para un avance mucho más positivo. Dicho de otro modo, es realmente positivo que nuestro hijo vea que estamos a su lado y que nos preocupamos por su avance, además, así no se sentirá solo cuando tenga que acudir a sus sesiones con el psicólogo infantil.


Si este post te ha resultado interesante o crees que puede ser útil a otras personas te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a ellas. pero antes de irte permíteme que te sugiera otros artículos que he escrito en la sección dedicada a la Psicología Infantil:

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.