Jugar es, o debería, ser la principal actividad de la infancia. Jugar permite a los niños aprender a ser, a estar y a sentir. Hoy hablamos de nuevo sobre la importancia del juego poniendo el foco en cómo afectan los juegos en grupo a la psicología de nuestros hijos. Y es que hay muchas formas de jugar, y el juego libre, espontáneo y en grupo es un modo que necesitamos potenciar (sino proteger) ya que cada vez quedan menos espacios en los que nuestros hijos puedan hacerlo con libertad, tal y como ya hemos tratado en otras ocasiones en este blog.

juegos en grupo

(c) Can Stock Photo / zurijeta

La importancia de los juegos en grupo

Los juegos de grupo son parte de nuestra esencia como seres humanos. Somos seres sociales que necesitamos compartir, aprender de los demás, poner en práctica nuestras destrezas motrices y habilidades comunicativas. Necesitamos reír, abrazarnos, colaborar, … en definitiva jugar con otras personas, disfrutar y aprender de ellas y con ellas.

Niños y niñas cuando juegan a juegos en grupo (también, y sobre todo, en el juego espontáneo surgido entre ellos mismos y sin adulto que les dirija) observamos como:

  • Crean reglas y normas con las que  aprenden a convivir, a tolerar, a respetar, a negociar, …
  • Liberan tensiones e imitan roles.
  • Imaginan y crean.
  • Inventan mundos, personajes e historias.
  • Establecen lazos afectivos y relaciones de amistad.
  • Su autoestima y autoconcepto se refuerza, aumentando su sentimiento de bienestar (felicidad).

Cómo potenciar los juegos en grupo

Antaño, cuando los coches no lo dominaban todo y las ciudades conservaban espacios amables con los niños, cuando aún se podían dejar a los hijos en la plaza sin miedo, … los juegos en grupo surgían sin más. Fulanito iba a buscar a menganita a casa para ir a la jugar y estos dos iban en busca de un tercero o una cuarta …

Hoy, los juegos en grupo suelen aparecer en algunos parques, pero sobre todo en los patios de las escuelas, en las fiestas de cumpleaños con o sin animaciones infantiles, y en pocos lugares más.

Se ha perdido en buena parte el juego en las plazas. Y a no ser que vivas fuera de las grandes ciudades y tengas un entorno favorable que permita que tus hijos corran y salten por donde quieran el juego en grupo suele ser, cada vez más, virtual y dentro de espacios cerrados (y, obviamente, la pandemia por coronavirus nos lo ha puesto más difícil aún si cabe).

Dicho esto, y viendo la importancia del juego en grupo para el óptimo desarrollo de nuestros hijos, es necesario potenciarlo. Es importante animar a nuestros hijos e hijas a salir de casa, a ir al parque, a quedar con otros amigos para jugar un rato tras el cole o los fines de semana, invitar de vez en cuando a los tres o cuatro mejores amigos a merendar y jugar. Apuntarles a actividades en grupo lúdicas, que igual que otras actividades extraescolares de contenido más instrumental, son igualmente necesarias e importantes.

Padres y madres debemos procurar que nuestros hijos e hijas jueguen con otros niños y desplieguen todo su potencial.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.