Mañana de Reyes: Ilusión desbordada y decepciones inesperadas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Navidad
  • Tiempo de lectura:5 minuto(s) de lectura

 Hoy, como no puede ser de otro modo hablamos de la mañana de Reyes, el momento mágico en los que muchos niños al despertar encontrarán los paquetes que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente les han dejado en sus casas.

Mañana de Reyes

Ayer fue un día de cabalgatas, de nervios, de ilusión desbordada. La noche de Reyes es algo muy esperado para muchos niños quienes celebran cada año esta noche tan especial del día 5 de enero. Dedicamos un post especialmente a este momento titulado Noche de Reyes: emoción, nervios, impaciencia pero sobre todo ilusión.

Mañana de Reyes, ilusiones y nervios

Muchos niños se habrán acostado nerviosos, ansiosos por saber si esta mañana los Reyes Magos les habrán dejado algo en el salón de sus casas, en los balcones o en las chimeneas. Muchos se habrán despertado pronto, más pronto que de costumbre para ir en busca de los preciosos regalos que esperan desde hace muchos días y la emoción y la alegría se apoderará de ellos al ver los paquetes envueltos en brillante papel de regalo.

Para los padres y abuelos es todo un espectáculo ver cómo nuestros pequeños se entusiasman con todo, pero también es cierto que en ocasiones reciben tantas cosas que se abruman y no saben con qué jugar, qué escoger de entre todas las opciones que se abren frente a ellos. Ante estas situaciones podemos intervenir guardando algunos de los paquetes dejando espacio para aquellos con los que se han lanzado primero, a medida que la emoción va disminuyendo podremos ir sacando, de uno en uno los otros regalos para que jueguen con calma relativa, dada las circunstancias.


Contenido relacionado: ¿Qué y cuánto regalar a nuestros hijos por Navidad?


Mañana de Reyes, mañana de ilusiones, alegrías y decepciones.

Como cada año hoy la historia se repite en miles de hogares. Los niños se despiertan emocionados esperando encontrar paquetes y más paquetes que contengan los regalos que les pidieron a los Reyes Magos en sus intereminables cartas llenas de deseos.

Mañana de Reyes, 6 de enero, hoy los niños se levantan pronto para descubrir qué es lo que los Reyes Magos han traído para ellos. Es una mañana llena de alegría, de ilusiones pero también de alguna decepción.

Esta mañana es una mañana especial, llena de alegría, de risas, de exclamaciones de sorpresa, de ilusiones y en algún caso alguna decepción, que también es buena.

Yo soy de la opinión que los Reyes Magos no deben cumplir con todos y cada uno de los deseos de los niños. Creo firmemente que es bueno que olviden alguna cosa por el camino. También es cierto que solo se es niño una vez en la vida y que son muy pocos los años en los que uno cree en la magia de estas fechas.

No obstante, coincido con la mayoría de expertos, psicólogos y educadores. No es conveniente que los niños se acostumbren a tener todo cuanto piden o desean. Es bueno que entiendan el valor de lo que poseen y que aprecien cada uno de los regalos, que siempre son más de los que pueden asimilar.

Es importante que toda la familia se ponga de acuerdo para no tener regalos repetidos ni  excedernos en el numero de ellos. Aunque esto último no siempre es fácil de conseguir en todos los casos. Sea como sea, hoy vuelve a ser un gran día para muchos niños y muchos padres. No olvidemos dos cosa importantes para el próximo año:

  • los juguetes deben adaptarse al nivel de edad de nuestros hijos. Si no tenemos en cuenta este dato tan importante, los regalos que con tanta ilusión han dejado los Reyes pueden caer en el olvido más estrepitoso.

Sobre este punto te recomiendo la lectura de: Juguetes olvidados, juguetes fracasados.


  • Desterremos las ideas sexistas de muñecas para niñas pelotas para niños. Muchos de nuestros hijos disfrutarán jugando con una cocinita y muchas niñas querrán una pelota o coches para jugar. Así que permitamos que desarrollen el juego simbólico sin caer en estos errores tan comunes y frecuentes.

El juego es lo que importa y no la cantidad de regalos que reciben. Recordemos que el mejor regalo que se les puede ofrecer es el tiempo que compartimos con ellos. Evitemos acallar nuestra mala conciencia por dedicarles poco tiempo con regalos y más regalos porque este es un error en el que caemos un año tras otro.


Contenido relacionado: Se acabó la Navidad. Volvemos a la normalidad


 photo credit: tobias.fuchs via photopin cc

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.