Sé que Papá Noel eres tú, mamá

0

«Sé que Papá Noel eres tú, mamá, ya lo sé» me ha dicho sin dramatismo mi hijo mayor esta mañana. Como todas las madres he intentado mantener mi cara de póker. Sin cambiar el gesto he buscado el modo de no mentir sin tener que desvelar la verdad, puesto que tengo otro peque que todavía cree en esa Magia Navideña que rodea estos días. Sin embargo, y aunque nos pese, debemos prepararnos para este momento. Porque los niños crecen y llega el momento en el que te dicen sin ningún pudor «sé que Papá Noel eres tú» y cuando lo hagan debemos estar a la altura de las circunstancias y saber responder. De esto precisamente trata este post. Hoy justamente día 24 y a estas horas previas a su llegada.

sé que Papá Noel eres tú
No te pierdas
1 De 474

Qué hacer ante la afirmación «Sé que Papá Noel eres tú»

Llegó el día. Ese día en el que tras años de preparar con ilusión las cartas y los calcetines a Papá Noel tu hijo despierta de su inocencia infantil y te espeta «Sé que Papá Noel eres tú, por eso te pido que por favor me compres …» Ojos com platos, corazón en la garganta y sin palabras en la boca no puedes hacer gran cosa más que aceptar que tu hijo se ha hecho mayor y que, sin rencor, acepta la verdad del mismo modo que lo hiciste tú en su día.

Si queremos que sigan creyendo un tiempo más, porque hay hermanos pequeños por poner un ejemplo, podemos hacer como si esto no fuera con nosotros y continuar con lo que estamos haciendo. Pero este secreto no podrá ocultarse mucho tiempo más. De modo que al final tendremos que explicarles el verdadero valor que hay tras esta tradición. Porque en realidad el significado de esta costumbre no es el consumismo voraz en el que ha derivado.

Trata de pensar en la persona a la que quieres (familia o amigos) y ofrecerle, en forma de detalle, un poco de ti.

«He pensado en ti y te ofrezco esto porque he creído que te gustaría»

Porque cuando le regalas algo a alguien:

  • le regalas el tiempo que has pensado en él o ella.
  • El tiempo que has pasado averiguando aquello que le gustaría.
  • El tiempo que has dedicado en conocerle y el tiempo que has invertido en encontrar exactamente aquello que le ofreces.

Eso es lo que hay detrás de cada regalo. Y eso no tiene nada que ver con la abundancia ni el despilfarro. Tiene que ver con el amor y la empatía. Por lo que no tengas miedo si tu hijo un día te encasqueta una frase de este tipo.

Si tienes en consideración esto creo que serás capaz de explicarle mejor a tu hijo porque papá y mamá han continuado con esta tradición. Y precisamente por estos motivos podremos continuarla en los próximos años. Sin embargo hay que tener en cuenta unas reflexiones finales que te invito a leer.

Reflexiones finales

Sabiendo como sabemos que cada familia es un mundo y que cada uno de nosotros tenemos un modo muy distinto de celebrar estas fiestas no debemos olvidar que para los niños estos días son muy importantes. Y lo son, entre otras muchas cosas, porque entre todos les hemos creado la ilusión de la existencia de Papá Noel, Santa Claus y otras figuras navideñas que les agasajan con regalos.

Quienes me seguís o conocéis sabéis que yo soy de la opinión que los niños de hoy en día y los que viven en esta sociedad occidental opulenta y materialista están tan hiperregalados que no aprecian el valor de prácticamente nada. Y lo digo por mis hijos pero también por los tuyos y por los hijos del vecino del cuarto. Y lo digo porque es una realidad de la que me gustaría alejarme para poder ofrecer a mis hijos una sociedad distinta. En la que el tener nada tenga que ver con el ser. ¿Y tú? ¿Cuánto regalos ofrecerás a tus hijos estas Navidades? ¿Sigues las reglas del los 4 regalos?

Otros artículos interesantes para ti
1 De 10
  1. Algo que ponerse (ropa)
  2. Algo que leer (libro o cómic)
  3. Algo que ilusione (juguete deseado)
  4. Algo que necesite.

Antes de irte, comparte este post si te ha parecido interesante para que pueda llegar a más personas como tú.

Y ya para terminar, permíteme que te desee Feliz Navidad. Mis mejores deseos para ti y tu familia.


Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más