Decirle a un niño que es malo es perjudicial

Sí, decirle a un niño que es malo es perjudicial y totalmente desaconsejable.

El tema de hoy es uno de esos temas básicos que todo padre, madre o educador en general, debería tener en cuenta para poder ofrecer la mejor educación a sus hijos o alumnos.

Estos días estoy leyendo a Nora Rodríguez, pedagoga y escritora, autora de varios libros reseñados en este mismo blog. En el último de ellos «100 preguntas y respuestas para ser mejores padres» aparece la siguiente cuestión «¿Es bueno decir a un niño que es malo?» La respuesta parece bastante obvia, claro que no es bueno.

En el libro, Nora Rodríguez nos ofrece su visión sobre esta cuestión, que yo comparto totalmente. Evidentemente, llamar o decirle a un niño que es malo no es bueno en absoluto. Te lo explico con detalle a continuación pero antes quiero que sepas que comprendo que en un momento de desesperación hayas dicho cosas que desearías no haber dicho nunca. Sé que es probable que en más de una ocasión hayas dicho algo similar en un momento de enfado. Sé que después te has sentido mal y seguro que le has pedido disculpas a tu hijo. Lo sé y además te comprendo pero … hay cosas que deberíamos aprender a callar por el bien de nuestros hijos y el nuestro propio. Y una de estas cosas que hay que aprender a callar es decirle a un niño que es malo.

¿Qué pasa al decirle a un niño que es malo?

Cuando le decimos a un niño que es malo ocurren varias cosas, entre ellas, las siguientes:

  • dañamos su autoconcepto,
  • lesionamos su autoestima,
  • y promovemos la profecía de autocumplimiento. La teoría de la Profecía Autocumplida explica que cuando tenemos una creencia firme respecto a alguien, acaba cumpliéndose. Así pues el niño acaba siendo malo porque eso es lo que los demás esperan de él.

Un niño pequeño depende totalmente de las valoraciones de los demás para formarse una idea sobre lo que es él como persona. Los comentarios que realizamos como padres sobre nuestros hijos impactan directamente en  en el modo que tienen de percibirse a sí mismos y por tanto en la manera en la que se valoran (positiva o negativamente)  pero también en su comportamiento,

Sabemos que el autoconcepto y la autoestima se empiezan a desarrollar a lo largo de los primeros años de vida y va evolucionando a lo largo de la vida, mejorando o empeorando en función de las experiencias que vivamos.

Así si les decimos a nuestros hijos frases del estilo «¡Qué buen trabajo!», «¡Qué bien dibujas!»,»Me gusta mucho como cantas!», «Sé que te has esforzado mucho», «Me gusta mucho que colabores poniendo la mesa», «Ayudas mucho a tu hermano, te felicito», … crecerá con mayores probabilidades de tener un buen autoconcepto, una buena imagen de sí mismo, y es más probable que siga comportándose del modo en el que este tipo de comentarios vuelvan a producirse.

Por el contrario, una comunicación o lenguaje negativo del tipo «¡Qué malo eres!», «¡Eres un desastre!» o «Nunca podemos confiar en tí porque eres …», acaba generando una profunda en herida en la valoración que hace nuestro hijo sobre sí mismo. Su autoestima se ve devaluada y su comportamiento acaba empeorando. Lejos de lograr lo que con buena intención pretendemos, cambiar su modo de hacer las cosas, producimos el efecto contrario.

Cambiar el modo como nos comunicamos con nuestros hijos es una de las muchas formas de mejorar su comportamiento y la relación que mantenemos con ellos. Dejemos de llamar malos a los niños, no hay niño mala si no comportamiento inadecuado.

Trending Posts

sobre mi

Soy madre de dos adolescentes y psicóloga infantil colegiada (nº 15709), directora del blog Mamá Psicóloga Infantil desde 2012. En él, comparto consejos prácticos y científicos sobre crianza y desarrollo emocional. Autora de libros enfocados en la dinámica familiar y colaboradora regular en Ràdio Estel, dedico mi tiempo libre al senderismo y fitness, buscando equilibrio personal y bienestar emocional.

Sígueme

No te lo pierdas

Lo más leído

  • All Post
  • Desarrollo y Crecimiento
  • Educación emocional
  • Educación y Desarrollo Infantil
  • Miedos Infantiles
  • Psicología
  • Psicología Infantil
  • Recursos e ideas
  • Recursos Educativos
  • Sin categoría
    •   Back
    • Guía de regalos
    • Actividades para niños
    • Actividades Familiares
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres
    •   Back
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    •   Back
    • Etapas del Desarrollo Infantil
    • Desarrollo emocional y social
    • Desafíos comunes en la crianza y educación
    • Retos Escolares y académicos
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Habilidades Sociales
    • Miedos y temores infantiles
    • Dificultades de aprendizaje
    •   Back
    • Juegos y material educativo
    • Libros y manuales
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • Psicología escolar
    •   Back
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres

Newsletter

Subscribe For More!

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.
Hot

Categorias

Instagram

Edit Template
@Instagram
Lorem Ipsum is simply dumy text of the printing typesetting industry lorem ipsum.

© 2023 Created with Royal Elementor Addons

Descubre cómo transformar tu relación con tu hijo.

Adquiere tu copia de 'Mi hijo me cae mal' y empieza el cambio hoy

mi hijo me cae mal

«Mi hijo me cae mal» nos ofrece respuestas y consuelo desde la psicología a todas esas conductas ante las que no sabemos reaccionar, o ante las que reaccionamos mal, y nos invita a explorarnos a nosotros mismos para evaluar la relación que mantenemos con nuestros hijos en las diferentes etapas de su desarrollo.

David
David
Leer más
Es un libro que todos los padres deberíamos de leer, muy buenas aportaciones sobre la adolescencia.
Maria
Maria
Leer más
Estoy feliz porque AL FIN encontré un libro que desmitifica el rol de mamá y de papá con la perfección que nos ha enseñado la sociedad. Te enseña, desde cuestionamientos diarios, que es lo que te frustra de ser madre y de tu hij@. Es un libro muy bueno para los que atravesamos crisis como padres, también necesitamos entender nuestras propias emociones y de donde sale toda la frustración que a veces no invade cuando somos padres. Lo que no se puede decir, porque somos padres, aquí se expone cañará mente! Yo digo q Eulalia hay que seguir hablando de este tema, porque la maternidad NO SE DEBE SEGUIR IDEALIZANDO! No es imposible, pero tampoco es un camino de rosas, a veces y muchas, te pinchas y sangra! Y eso hay que decirlo y expresarlo! Me gusta me gusta y me gusta este libro! Recomendado
Maybe PC
Maybe PC
Leer más
Llevaré tu libro siempre en mi bolso. He apuntado,señalado, subrayado muchas líneas, párrafos, páginas enteras. Tan siquiera tenerlo cerca de mi hará que no pierda el control en las riñas , comunicación, manejo con mi hija. 🫂 Gracias a ti y a mí hermana por regalarme lo y ver la alta que me hacía.
Anterior
Siguiente