Competencias emocionales ¿Cómo estimularlas en los niños?

Jugar, reír, acariciar, cantar o bailar aumenta las competencias emocionales de nuestros hijos. Hemos hablado en distintas ocasiones y en varios artículos de este blog de la importancia del juego para nuestros hijos. También hemos visto los beneficios de las caricias, de los besos o de cantarles nanas a nuestros pequeños. En el artículo de hoy seguimos hablando de lo importante que es para ellos que pasemos un rato compartiendo juegos, de reírnos juntos, bailar o cantar canciones de cualquier tipo o estilo para su desarrollo emocional.

Competencias emocionales
(c) Can Stock Photo / fizkes

Jugar para aumentar las competencias emocionales

Tal y como hemos comentado en otros de los post que podéis leer en este blog, el juego es una oportunidad magnífica para reír junto con nuestros pequeños que no debemos desaprovechar. El juego fomenta también el sentido del humor y, por tanto, nuestras emociones llamadas positivas (aunque no hay emociones buenas o malas, solo que sus efectos son agradables o desagradables), tan necesarias para nuestro bienestar físico y emocional.

Siempre que tengamos ocasión de hacerlo deberíamos intentar jugar con nuestros hijos, sin crear dependencia. Es igual de importante que sepan jugar solos como compartir largos ratos de juego. El juego compartido con nuestros hijos fomenta experiencias emocionales muy positivas que contribuyen a mejorar nuestra relación con ellos y fomenta sus competencias emocionales.


Contenido relacionado: Jugar y aprender


Es precisamente jugando que pueden aprender a

  • aumentar su tolerancia a la frustración.
  • Controlar su impulsividad.
  • Respetar los turnos. 
  • Escuchar con más atención.

Música y conexión emocional

Otro modo de conectar con nuestros hijos y estimular sus competencias emocionales es escuchando música. Escuchar música junto a nuestros hijos, su música o la nuestra, música clásica, tecno o disco, la que sea permite abrir la puerta a nuestras emociones. Algunas melodías nos permitirán tranquilizarnos, reducir nuestro estrés o sencillamente generarnos emociones positivas como la alegría.

Cantar y bailar ayuda a generar bienestar en todos nosotros, grandes y pequeños, por tanto permitamos unos momentos de expresión corporal, de desahogo de energía a través del baile, sin vergüenza, sin críticas, todo vale durante esos momentos.

El contacto físico es primordial

Este tipo de manifestaciones donde el contacto corporal es esencial nos permite demostrarles a nuestros hijos nuestro amor hacia ellos. Un niño falto de contacto físico presenta mayor probabilidad de tener relaciones interpersonales menos satisfactorias y de manifestar conductas antisociales.

Dar muestras de afecto, acariciar o besar a nuestros hijos siempre que tengamos ganas, independientemente de la edad que tengan, ayuda a sentirnos bien y a compartir emociones de carga positiva. No reprimamos estas muestras de cariño ya que no tienen nada de malo, todo lo contrario, nos ayudan a reforzar el vínculo afectivo y por tanto estimular nuestras competencias emocionales.


Contenido relacionado:


Fuente: ¿Cómo educar las emociones? La inteligencia emocional en la infancia y la adolescencia. Cuadernos Faros.

Trending Posts

sobre mi

Soy madre de dos adolescentes y psicóloga infantil colegiada (nº 15709), directora del blog Mamá Psicóloga Infantil desde 2012. En él, comparto consejos prácticos y científicos sobre crianza y desarrollo emocional. Autora de libros enfocados en la dinámica familiar y colaboradora regular en Ràdio Estel, dedico mi tiempo libre al senderismo y fitness, buscando equilibrio personal y bienestar emocional.

Sígueme

No te lo pierdas

Lo más leído

  • All Post
  • Desarrollo y Crecimiento
  • Educación emocional
  • Educación y Desarrollo Infantil
  • Miedos Infantiles
  • Psicología
  • Psicología Infantil
  • Recursos e ideas
  • Recursos Educativos
  • Sin categoría
    •   Back
    • Guía de regalos
    • Actividades para niños
    • Actividades Familiares
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres
    •   Back
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    •   Back
    • Etapas del Desarrollo Infantil
    • Desarrollo emocional y social
    • Desafíos comunes en la crianza y educación
    • Retos Escolares y académicos
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Habilidades Sociales
    • Miedos y temores infantiles
    • Dificultades de aprendizaje
    •   Back
    • Juegos y material educativo
    • Libros y manuales
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • Psicología escolar
    •   Back
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres

Newsletter

Subscribe For More!

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.
Hot

Categorias

Instagram

Edit Template
@Instagram
Lorem Ipsum is simply dumy text of the printing typesetting industry lorem ipsum.

© 2023 Created with Royal Elementor Addons

Descubre cómo transformar tu relación con tu hijo.

Adquiere tu copia de 'Mi hijo me cae mal' y empieza el cambio hoy

mi hijo me cae mal

«Mi hijo me cae mal» nos ofrece respuestas y consuelo desde la psicología a todas esas conductas ante las que no sabemos reaccionar, o ante las que reaccionamos mal, y nos invita a explorarnos a nosotros mismos para evaluar la relación que mantenemos con nuestros hijos en las diferentes etapas de su desarrollo.

David
David
Leer más
Es un libro que todos los padres deberíamos de leer, muy buenas aportaciones sobre la adolescencia.
Maria
Maria
Leer más
Estoy feliz porque AL FIN encontré un libro que desmitifica el rol de mamá y de papá con la perfección que nos ha enseñado la sociedad. Te enseña, desde cuestionamientos diarios, que es lo que te frustra de ser madre y de tu hij@. Es un libro muy bueno para los que atravesamos crisis como padres, también necesitamos entender nuestras propias emociones y de donde sale toda la frustración que a veces no invade cuando somos padres. Lo que no se puede decir, porque somos padres, aquí se expone cañará mente! Yo digo q Eulalia hay que seguir hablando de este tema, porque la maternidad NO SE DEBE SEGUIR IDEALIZANDO! No es imposible, pero tampoco es un camino de rosas, a veces y muchas, te pinchas y sangra! Y eso hay que decirlo y expresarlo! Me gusta me gusta y me gusta este libro! Recomendado
Maybe PC
Maybe PC
Leer más
Llevaré tu libro siempre en mi bolso. He apuntado,señalado, subrayado muchas líneas, párrafos, páginas enteras. Tan siquiera tenerlo cerca de mi hará que no pierda el control en las riñas , comunicación, manejo con mi hija. 🫂 Gracias a ti y a mí hermana por regalarme lo y ver la alta que me hacía.
Anterior
Siguiente