¿Te has preguntado alguna vez cómo fomentar la inteligencia emocional de nuestro bebé? ¿Qué podemos hacer los padres y en qué momento empezar? Si quieres saber cómo hacerlo te lo explico en este artículo, verás que es mucho más sencillo de lo que crees.

Fomentar la inteligencia emocional

 La inteligencia emocional es el con conjunto de habilidades psicológicas que permiten apreciar y expresar de manera equilibrada nuestras propias emociones, entender las de los demás, y utilizar esta información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

Cómo fomentar la inteligencia emocional de nuestro bebé.

Viendo la definición de inteligencia emocional entendemos porqué es tan importante que besemos, abracemos, sonriamos y miremos a nuestros bebés. Que les atendamos cuando lloran y no les dejemos solos ante el malestar evidente que manifiestan

Los bebés necesitan abrazos, contacto piel con piel, besos y mimos constantes. Este tipo de acciones ayudan a desarrollar un apego seguro con sus cuidadores habituales, normalmente mamá y papá.

Somos nosotros, los padres, los responsables de construir la inteligencia emocional de nuestros hijos y de fomentarla, pasando tiempo con ellos, abrazándolos, acunándolos y brindando todo el amor que necesitan. Bajo mi punto de vista, nada de dejar llorar sin más, esperando a que se calme solo.

Un bebé que llora es un bebé que se comunica

Un bebé que llora necesita ser atendido porque hay una necesidad no cubierta que debe ser considerada y saciada, sea hambre, sueño o necesidad de contacto corporal.

Pero para fomentar la inteligencia emocional de nuestros bebés además de besarles, abrazarles y achucharles, deberíamos jugar, bailar, reír con ellos. Dedicar un momento al día, siempre para sentarnos junto a ellos, hablarles, contarles cuentos, hacerles cosquillas o hacerles caras raras.

Nuestros bebés aprenden esencialmente por observación e imitación así que nos corresponde a nosotros ser sus ejemplos a seguir. Es también en el sí de la familia donde enseñamos a reconocer, manejar y expresar las diferentes emociones que sentimos: alegría, tristeza, rabia, frustración, miedo, …

Para esto es crucial que conectemos con las emociones de nuestros bebés y les ayudemos a reconocerlas.

La inteligencia emocional de nuestros hijos, como vemos, se inicia des del mismo momento de su nacimiento

Además puede estimularse y fortalecerse al proporcionarle experiencias y actividades variadas durante su infancia. Juega, baila, sonríe, acaricia, sal de paseo, … con tu bebé.

Os ofrezco una selección de libros interesantes que tratan esta temática y que quizás desees obtener


(c) Can Stock Photo

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.