Cómo hablar sobre el coronavirus con tus hijos

Aunque ya llevemos más de 5 semanas de confinamiento en España hoy te propongo algunas ideas sobre cómo hablar sobre el coronavirus con tus hijos. Seguro que ya has hablado mucho sobre ello y lo habrás hecho muy bien. Pero nunca está de más volver a recordar algunas cosas, de modo que sigue conmigo hasta el final para saber qué hacer en determinadas situaciones.

hablar sobre el coronavirus

Consideraciones previas

Con los casos de coronavirus que continúan aumentando en todo el mundo, es casi imposible proteger a los niños de las noticias que los pueden poner ansiosos. Aunque el COVID-19 no suele causar enfermedades graves en los niños, eso no impide que ellos no se preocupen por las implicaciones de lidiar con una nueva enfermedad aterradora. Los niños pueden estar expuestos a información errónea sobre el coronavirus, ya sea por sus compañeros o en las redes sociales, lo que hace que el COVID-19 parezca más grave de lo que realmente es. Los niños también pueden absorber la ansiedad que experimentan los adultos a su alrededor.

Al hablar sobre el COVID-19 con tu hijo, puedes calmar sus temores y desacreditar mitos dañinos sobre la enfermedad. También puedes darle estrategias a tu hijo para enfrentar el brote de una manera útil y, en última instancia, empoderadora. Así que, en este artículo que traemos, gracias a nuestros amigos de 2×3, te daremos algunos consejos para hablar con tus hijos sobre el coronavirus.

Contenido relacionado: Educar en la calma en tiempos de confinamiento

¿Por qué deberías hablar sobre el coronavirus (COVID-19) con tu hijo?

Los expertos generalmente recomiendan que los padres eliminemos, o al menos limitemos estrictamente, la exposición de los niños a las noticias. Sin embargo, cuando un tema se vuelve tan frecuente como la epidemia del coronavirus, generalmente es mejor enfrentar el problema directamente. Ya que es casi seguro que tu hijo lo encuentre mientras habla con sus compañeros, maestros o en internet. 

Darle a tu hijo información precisa y tranquilizadora le permitirá contrarrestar los chismes cuando los escuche. De este modo limitamos la propagación de rumores dañinos. También le dará a tu hijo la oportunidad de hacer cualquier pregunta que tenga, para que no termine guardando sus preocupaciones para sí mismo.

Hablar abiertamente sobre el coronavirus en tu hogar también le mostrará a tu hijo que el tema no es tabú ni causa de pánico. Fomentar el diálogo sobre problemas serios como el COVID-19 es importante, porque el secreto tiene una forma de magnificar los temores de los niños.

Cuando los niños escuchan a sus padres hablar sobre un tema en voz baja, o perciben la energía temerosa de los adultos que los rodean, tienden a asumir que el tema en cuestión es tan aterrador que debe permanecer oculto. Sacar un tema a la luz pública, por otro lado, envía el mensaje de que el problema se puede manejar si su familia trabaja en equipo.

Contenido relacionado: Cómo hablar a los niños de la muerte

hablar sobre el coronavirus

4 cosas que debes saber antes de hablar sobre el coronavirus con tu hijo

Es posible que no quieras mencionar el COVID-19 porque te preocupa implantar una idea aterradora en la mente de tu hijo, pero esto puede evitarse adoptando el enfoque correcto. Antes de hablar con tu hijo sobre el nuevo coronavirus, considera los cuatro puntos a continuación:

1. Si tu hijo tiene un problema de salud mental existente, habla primero con un especialista

Aunque la mayoría de los niños pueden manejar la discusión sobre COVID-19 (siempre y cuando se les brinde suficiente tranquilidad). Los niños con ansiedad, depresión o antecedentes de trauma pueden encontrar el tema desencadenante.

Si tu hijo actualmente recibe atención por una afección de salud mental, habla con tu médico o psicólogo sobre la mejor manera de manejar sus miedos. Es posible que tu hijo experimente un aumento de los síntomas, relacionado con la cobertura mediática del COVID-19, por lo que es importante que tú y el médico estéis atentos. Si tu hijo parece tener dificultades, comunícate con el médico para obtener orientación adicional.

Contenido relacionado: Por qué debo llevar a mi hijo al psicólogo infantil

Los signos comunes de mayor ansiedad en los niños incluyen:

  • ansiedad por separación (es decir, tu hijo se asusta si sale de la casa o de la habitación),
  • problemas de comportamiento
  • y quejas físicas, como dolores de cabeza y estómago frecuentes.

Tu hijo también puede portarse mal para evaluar tu nivel de apego, porque busca la seguridad de que lo amas demasiado como para dejarlo (los niños pequeños pueden equiparar el miedo a la muerte de los padres con el miedo al abandono)

Contenido relacionado: Portarse mal para llamar la atención, no es un mal menor

2. Haz que el mensaje sea tranquilizador

Cuando menciones el COVID-19, mantén el tono informativo pero informal. En lugar de abrir la conversación con una declaración vaga como “necesitamos hablar” es mejor decir algo con calma como “es posible que hayas escuchado que hay un nuevo virus que se llama coronavirus. Por lo general, no enferma a los niños, pero me gustaría que practiquemos lavarnos las manos regularmente por un tiempo. También quiero que sepas que hay muchos médicos y científicos trabajando en tratamientos para mantenernos a todos saludables”

Si tu hijo tiene preguntas sobre la enfermedad, utiliza datos y estrategias prácticas para tranquilizarlo. Si te pregunta cómo se propaga la enfermedad, por ejemplo, debes decirle que las mejores formas de prevenir la transmisión son lavarse las manos regularmente y quedarse en casa si estás enfermo.

Por encima de todo, es importante mantener tu comportamiento tranquilo y confiado. Los niños se alimentan de nuestras emociones, por lo que tu hijo “escuchará” tus sentimientos más fuerte que tus palabras. Para limitar tu propia ansiedad sobre el COVID-19, reduzca tu exposición total a los medios a la cantidad que necesitas para estar al tanto de los desarrollos actuales. Verifica fuentes de buena reputación, como la Organización Mundial de la Salud, no más de una o dos veces al día, y evita artículos en cadena sobre el virus.

Incluso después de hablar sobre el COVID-19 con tus hijos, no permitas que vean las noticias y no discutas tus temores sobre el virus con otros adultos cuando estén cerca. Para que tu mensaje de seguridad sea efectivo, deberás mantenerlo consistente; no permitas que las historias de miedo o las conversaciones escuchadas contradigan lo que le has dicho a tu hijo.

hablar sobre el coronavirus

3. Usa lenguaje apropiado para su edad

Si tus hijos son menores de cuatro años, modifica la discusión para que sea totalmente apropiada para su edad. No intimides a tu hijo usando frases complejas o dándole demasiada información, lo que puede hacer que el tema parezca abrumador.

Puedes decir algo simple, como: “algunas personas se enferman en este momento, por lo que debemos lavarnos las manos con más frecuencia”.

Luego, practica técnicas adecuadas para lavarse las manos mientras cantas una canción de su agrado. Colocar una imagen que muestre a alguien lavándose las manos cerca de cada fregadero de la casa también puede ayudar a recordarle a tu hijo que mantenga el hábito.

Contenido relacionado: Tabla de incentivos, lavarse las manos

4. No regañes a tu hijo cuando se toque la cara

Incluso para adultos, evitar el contacto de la mano a la cara es extremadamente difícil. Una persona promedio se toca la cara al menos 23 veces por hora, en gran parte sin siquiera darse cuenta. Los niños, que aún no han desarrollado completamente las habilidades de control de impulsos, generalmente no pueden suprimir la necesidad de tocar sus caras.

Regañar continuamente a tu hijo cuando lo ves frotándose los ojos o la nariz solo aumentará su ansiedad sobre enfermarse, sin tener ningún beneficio real. Enfócate en promover el lavado frecuente de manos para que las manos de tu hijo estén lo más libres de gérmenes posible cuando se toca la cara.

Para concluir

Enfrentar amenazas emergentes como COVID-19 puede ser desafiante y aterrador para niños y adultos por igual. Si necesitas ayuda para controlar la ansiedad relacionada con el nuevo coronavirus, habla con un terapeuta familiar sobre las mejores maneras de mantenerte calmado (y a tus hijos) durante el brote de coronavirus.

Si esta información te ha resultado útil te invito a compartirla en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papá y mamás preocupados sobre cómo hablar con los niños sobre el coronavirus.

A continuación te dejo con los últimos post que he escrito en la sección de Ser padres por si alguno de ellos puede ser de tu interés.

Tags: