Para padres y madres que buscan respuestas.

Por qué debo llevar a mi hijo al psicólogo infantil

0 172

Si hace unos días escribía sobre cuándo debemos llevar a nuestros hijos al psicólogo hoy voy a responder a la pregunta por qué, es decir por qué debemos llevar a nuestros hijos al psicólogo infantil. Las respuestas son muchas pero aquí apuntaré algunas de las principales, las que yo creo imprescindibles o fundamentales.

¿Por qué debo llevar a mi hijo al psicólogo?

 

¿Por qué debo llevar a mi hijo al psicólogo infantil?

A pesar de que creamos o queramos creer que la infancia es una etapa sin dificultades, sin estrés, ansiedad, depresión o cualquier otra problemática que genere malestar en los niños, la verdad es bien distinta.

 

  • En muchas ocasiones los niños deben acudir a terapia para resolver o aprender a resolver aquello que les paraliza, angustia, entristece, enfurece en exceso o impide relacionarse con los demás sin dificultad.

 

  • El principal motivo por el cual debemos llevar a nuestro hijo al psicólogo infantil es precisamente porque queremos ayudarle a superar estas situaciones. Situaciones que por si solas no se resuelven y que vemos claramente, o no tanto, que nuestras estrategias personales como padres y educadores son insuficientes.

 

  • En otras ocasiones el problema no reside tanto en el niño como en el tipo de relación que se ha establecido en la familia, como por ejemplo niños con falta de límites claros o un exceso de los mismos. Familias excesivamente rígidas y exigentes, sobreprotectoras o incluso negligentes. En estas ocasiones el psicólogo infantil con orientación más sistémica, es decir, aquel que entiende a la familia como un sistema, como un engranaje en el que todas las piezas deben encajar bien para funcionar, orientará a estas familias para que reconduzcan la relación paterno/materno-filial hacia una relación más beneficiosa para todos los miembros evitando que se conviertan en disfuncionales.

 

  • En otros casos debemos llevar a nuestros hijos al psicólogo infantil por recomendación o derivación del centro escolar. Las escuelas funcionan muy bien como detectoras no solo de problemas o dificultades del aprendizaje, sino también de otras dificultades como pueden ser problemas de conducta, de control de los impulsos o de ansiedad excesiva, entre otros. Cuando la escuela detecta alguna de estas problemáticas es importante que los padres pongamos atención a los consejos que nos dan y sigamos sus recomendaciones. Consultar a un psicólogo infantil puede ser una de ellas.
Foto cortesía www.photl.com
A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel