Para padres y madres que buscan respuestas.

Mi primer libro de animales

Un precioso libro lleno de animales agrupados de forma divertida

0 142

Mi primer libro de animales” es un precioso libro de la editorial Anaya lleno de todo tipo de animales bellamente ilustrados que te recomiendo si tienes un peque en casa y deseas estimular su vocabulario y amor por la naturaleza. Se trata de un álbum en cartoné que nos ha cautivado desde el mismo momento que lo tuvimos entre las manos por diferentes motivos que te explicaré a continuación.

“Mi primer libro de animales”, el álbum

Lo primero que me llamó la atención de “Mi primer libro de animales” fueron sus dibujos de líneas sencillas y colores llamativos junto con los grandes ojos de las suricatas, el largo cuello de la jirafa y la ternura con la que los demás animales nos miran desde la portada invitándonos a abrir el libro y sumergirnos en él para descubrir sus secretos.

La autora, Nastja Holtfreter reconocida diseñadora e ilustradora alemana, ha organizado magníficamente los más de 100 animales que nos ofrece en esta especie de primer diccionario para niños. Agrupados por tamaños, colores o medio natural en el que habitan, nuestr@s hij@s o alumn@s  podrán reconocer y  familiarizarse rápidamente las características más significativas de cada uno de los animales.

Cómo leer “Mi primer libro de animales”

Mi primer libro de animales” es un libro de imágenes y vocabulario. Justamente ese tipo de libro que nos permite realizar muchas más actividades de las que podríamos imaginar en un primer instante. Contrariamente a lo que algunos padres o madres creen, tener entre las manos un álbum ilustrado con dibujos y palabras como éste da mucho más juego que el de la simple lectura de vocablos. A través de una buena lectura acompañada de actividades divertidas favoreceremos nuevos aprendizajes.

Jugando además aprenderá a
  • realizar descripciones de animales, y
  • clasificar y formar grupos de animales por sus características.

 

1. Nos familiarizamos con los animales.

La primera vez que tengamos entre las manos “Mi primer libro de animales” debemos ofrecerle al niñ@ la oportunidad de observar todas las páginas. Que las toque, que se pare en aquellas que más le llamen la atención, que mire, observe y piense. El objetivo es que se familiarice con los animales, que disfrute con las imágenes y con sus colores.

Una vez lo ha visto todo, realizaremos una segunda lectura. En esta ocasión, lo leeremos tal y como la autora nos lo ha planteado, es decir observando la forma en la que los ha agrupado o clasificado. Por ejemplo, tenemos animales que van por el aire y otros por el mar, unos que hacen mucho ruido y otros que apenas se les oye, animales que les gusta el frío y otros que prefieren el calor, grandes y pequeños, …

Si es un niñ@ que todavía no sabe leer leeremos nosotros pero en caso que él o ella ya sepa es importante que vaya leyendo en voz alta para mejorar sus habilidades lectoras.

2. Animales favoritos.

A lo largo de esta segunda lectura le pedimos que nos diga qué animal le gusta más de cada una de las páginas, que lo señale o lo nombre. Que nos diga qué es lo que más le gusta y por qué. De este modo estamos potenciando sus habilidades de expresión oral. Esto es especialmente importante con niños a partir de 4-5 años.

3. Onomatopeyas de animales, jugar con los sonidos es muy divertido.

Otra de las actividades que podemos realizar, sobre todo con los más pequeños (0-3/4 años), es jugar a las onomatopeyas. Recuerda que este tipo de actividad es perfecta para estimular el lenguaje oral de los niñ@s a la vez que fortalece la musculatura orofacial.

El juego con onomatopeyas

  • ayuda que nuestro hijo reconozca que cada animal emite un sonido diferente;
  • facilita el reconocimiento de las onomatopeyas de cada animal;
  • fomenta la identificación y la articulación de diferentes fonemas;
  • ejercita la discriminación auditiva;
  • incrementa su vocabulario;

4. Busca y encuentra.

En este caso vamos a buscar estimular la observación y la atención proponiendo un juego sencillo de buscar y encontrar. Se trata de que nuestr@ hij@ o alumn@ encuentre un animal que le nombraremos (niños pequeños) o describiremos (niños más mayores). Por ejemplo,

  • encuentra el cangrejo rojo (niños pequeños);
  • es un animal marino, de color rojo y con dos grandes pinzas (niños mayores).

6. Veo-Veo

“Mi primer libro de animales” es también un excelente libro para jugar al clásico veo-veo con el que trabajaremos la capacidad de observación y el lenguaje expresivo como comprensivo. Aquí se trata de que por turnos, niño- adulto, niño-niño (según quien participe en la actividad) adivine el animal o planta que está pensando el jugador que propone la adivinanza.

7. Me muevo como ….

Para el desarrollo psicomotriz podemos proponer esta actividad se trata de pedir al niño que imite los movimientos de alguno de los animales que aparecen en el libro:

  1. mover los brazos como si fueran las alas de una gaviota;
  2. trotar como un caballo,
  3. saltar como un canguro,
  4. o arrastrarse como un caracol.

Este tipo de actividades les proporciona un mayor conocimiento y coordinación de su cuerpo a la vez que imaginan ser animales salvajes.

8. Dibuja, crea, moldea …

Como actividad plástica las propuestas pueden ser muchas como invitarles a dibujar y pintar mariposas, caracoles o orugas, …. pero también podemos ir más allá y ofrecerles plastelina para que modelen algunos de los animales que han visto en el libro.

Este tipo de actividades fomenta entre otras muchas cosas la creatividad y las destrezas manipulativas.

Si te ha gustado este post puedes compartirlo en tus redes sociales y ayudar a otros padres a encontrar ideas que les puedan inspirar.

 

 

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel