• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Sin categoría
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

A los niños les encanta jugar con plastelina, moldearla, hacer churros, aplastarla, trocearla, mezclarla, pisarla, en definitiva divertirse. Si os fijáis bien y pensáis detenidamente en ello, veréis como moldear plastelina tiene muchísimos más beneficios de los que pensamos.

niño-plastilina

 

Probablemente ya se nos han ocurrido unos cuantos, como el de fomentar la creatividad, la psicomotricidad fina de dedos y manos pero os aseguro que jugar y moldear plastelina tiene muchos otros beneficios para nuestros pequeños. Ya en Mamá Psicóloga Infantil le dediqué uno de mis primeros artículos, así que en Mamá te eduka no podía dejar de hablar de ello debido a que la plastelina es uno de los materiales que utilizaremos para fomentar el aprendizaje, pero no solo eso.

Beneficios de moldear plastelina.

  • Permite el aprendizaje de formas, colores y tamaños.
  • Fomenta la persistencia en el trabajo.
  • Desarrolla Razonamiento y la resolución de problemas.
  • Capacidad de comparar y contrastar.
  • Cooperación.
  • Creatividad.
  • Desarrollo del lenguaje.
  • Experimentar causa y efecto.
  • Aprender sobre las medidas.
  • Percepción espacial.
  • Entender conceptos como forma y tamaño.

Además de todo esto, la plastelina proporciona una experiencia multisensorial. Para los que no estéis familirizados con la metodología montesori os comento que uno de los principales objetivos del entorno Montessori en la primera infancia es el desarrollo y refinamiento de los sentidos mediante los materiales y actividades del área Sensorial, ya que los sentidos son el medio a través del cual se produce el aprendizaje.

 

Foto cortesía www.photl.com

 

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.