Para padres y madres que buscan respuestas.

¡Mamá tengo miedo! Miedos infantiles.

16 241

Los miedos infantiles son un tema que a muchos padres nos preocupa. Nos planteamos “¿El miedo que siente mi hijo es normal o … es tan grave que necesitaremos la ayuda de un profesional de la psicología?”  En este artículo veremos como muchos de los miedos infantiles, los que sienten nuestros hijos, son totalmente normales cómo van variando a lo largo de su desarrollo.



“¡Mamá … lobos!”  grita mi hijo M (de 3 años y medio) mientras viene corriendo a cogerme fuertemente. Su cara refleja terror de verdad, no está jugando, ni lo hace para llamarme la atención.


Lleva una temporada así, con miedo a la oscuridad, a ir al baño porque debe cruzar todo el pasillo oscuro, a quedarse sólo, …


Y es que es normal que los niños tengan miedo. Este tipo miedo, en sí mismo es normal, es una respuesta de nuestro organismo, indispensable para nuestra supervivencia ya que nos empuja a evitar todo aquello que nos pueda parecer peligroso.

¿A qué tienen miedo los niños? Miedos infantiles y su evolución.

A lo largo de su desarrollo, los niños experimentan miedos muy variados, pasajeros y de poca intensidad, propios de la edad e irán desapareciendo paulatinamente.

Sólo un pequeño porcentaje de los miedos infantiles pueden continuar hasta la edad adulta, convirtiéndose en un problema, son las fobias. 

Pero hoy me centraré sólo en los miedos infantiles más comunes y frecuentes.

Miedos comunes y frecuentes durante la infancia y adolescencia.

Niños de 0-2 años



De los 3-5 años
En esta etapa empieza a disminuir el miedo a los extraños. Continúan todos los anteriores y aumenta el miedo a:



De los 6-8 años.
Empieza a disminuir el miedo a los ruidos fuertes y a las personas disfrazadas.
Siguen manteniéndose los demás y aumentan los miedos a:

  • los seres imaginarios (brujas, fantasmas, extraterrestres, …)
  • tormentas,
  • soledad,
  • escuela.

De los 9-12 años.
En esta etapa disminuye el miedo a la separación, oscuridad, seres imaginarios, soledad.
Se mantiene aún el miedo a los animales, daño físico, tormentas y aumenta el miedo a:

  •  la escuela (exámenes, malas notas),
  •  a su aspecto físico,
  •  a las relaciones sociales,
  •  a la muerte.



De los 12-18 años.
Disminuye el miedo a las tormentas.
Siguen manteniéndose los miedos a los animales y al daño físico.
Y aumenta el miedo:

  • la escuela (exámenes, malas notas),
  • a su aspecto físico,
  • a las relaciones sociales,
  • a la muerte.

Fuente: Miedos y temores en la infancia. Francisco Xavier Méndez.


Como vemos, los temores disminuyen con la edad, aunque en la preadolescencia (9-11 años) hay un ligero rebrote. Los miedos también van cambiando, con el paso de los años la naturaleza de los miedos infantiles evoluciona de miedos físicos a miedos sociales.

¿Por qué tienen miedo?

Entre los principales motivos se encuentran el contexto personal, social y familiar. Dicho de otra forma, los adultos somos los principales causantes del miedo infantil. Veamos:

  1. Hay padres que utilizan el miedo para conseguir que el niño obedezca, y empiezan a nombrar al “hombre del saco”, al “lobo”, …
  2. En otras ocasiones es el maestro quien utiliza estas tácticas.
  3. El hijo de padres miedosos  … tiene muchas probabilidades de ser miedoso.
  4. Los temores de unos padres excesivamente angustiados se transmiten fácilmente. Por ejemplo, el miedo a los truenos, ningún niño sentirá miedo a los truenos si previamente no ha  observado cómo nos asustan ( a nosotros mismos o a algún adulto de referencia). Y así ocurre con todo lo demás.

¿Cómo podemos prevenir y tratar los miedos infantiles?

  • Ofreciendo a nuestros hijos seguridad.
  • No debemos asustarlo como estrategia coercitiva, es decir, para que nos obedezca. Esta es una de las primeras precauciones que debemos tomar, evitar recurrir a personajes fantásticos y terroríficos para lograr la obediencia de los niños. Ellos tienen una fantasía enorme que les hace confundir la ficción con la realidad. El “lobo”, la “bruja”, los “monstruos”, entran en la mente de nuestros hijos fuerte y rápidamente, aún sin que nosotros lo pretendamos. Este tipo de estrategia es nociva y para nada recomendable.
  • Es fundamental preguntarse por las causas de sus miedos, normalmente se trata de que el niño se siente inseguro, por tanto nuestra labor esencial como padres es proporcionarles seguridad. Seguridad ante un perro que se acerca por la calle, seguridad ante los truenos, seguridad en la oscuridad de un pasillo … es decir, que nos observe manteniendo la calma ante ese tipo de suceso que le atemoriza.
  • Decirle al niño que sus miedos son tonterías no el ayudará, hemos de intentar comprenderles pero sin subreprotejerlos. Escuchémosles, dejemos que nos expliquen a qué tienen miedo y … intentemos darles una explicación que puedan entender.
  • No ridiculizar llamándole miedica, miedoso o adjetivos similares.

Libros recomendados:

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

16 Comentarios
  1. […] este objetivo en mente primero vamos a ver cómo evitar estos miedos infantiles porque evitando cierto tipo de cosas como ver películas de miedo o tener un estilo  educativo […]

  2. […] fresca y divertida. El dibujo infantil expresa la personalidad de nuestros hijos, los afectos, los miedos y el modo que tiene nuestro hijo de relacionarse con el mundo. Los psicólogos infantiles utilizamos […]

  3. […] pueblo del pre Pirineo Catalán, en una época en la que se podía salir a la calle a jugar sin miedo, en una época donde los niños nos juntábamos en pandillas para jugar al escondite, saltar a la […]

  4. […] juego les facilita la expresión de sentimientos. Al jugar los niños exteriorizan sus miedos, sus angustias y preocupaciones. El juego les permite elaborar sus sentimientos. Mediante el juego […]

  5. […] celos entre hermanos son universales y naturales, surgen como respuesta al miedo a perder la atención y/o el amor de mama o papá que experimenta el niño con la llegada de un […]

  6. […] saber un poco más y profundizar en este tema recomiendo la lectura del los artículos “¡Mamá tengo miedo!. Los miedos en la infancia!” y “Pesadillas y terrores nocturnos” publicados en este mismo blog.Hablamos de […]

  7. […] ¡Mamá tengo miedo! Miedos infantiles. […]

  8. […] Todos los niños tienen, han tenido o tendrán miedo. Miedo a quedarse solos, a la oscuridad, a los monstruos, a los ruidos, las tormentas, a los extraños, al cole, … Cualquiera de estos miedos puede aparecer en alguna etapa de su vida y es normal que así sea, lo malo es cuando el miedo paraliza e impide realizar las tareas cotidianas con normalidad. Es en estos casos cuando debemos intervenir y buscar ayuda si es necesario, pero antes de llegar a este punto como padres podemos adoptar una serie de medidas o estrategias para prevenir y tratar los miedos infantiles. […]

  9. […] sus miedos y temores. Uno de los errores que podemos cometer es ignorar los miedos que sienten nuestros pequeños cuando entran en sus camas, la oscuridad de la habitación, los […]

  10. […] mis hijos, hablar de cómo se sienten ellos o los personajes, podemos hablar de la tristeza, del miedo, de la frustración y mientras lo hacemos van apareciendo sucesos que les han ocurrido ese día […]

  11. […] en otros artículos he escrito sobre el miedo, en la entrada ¡Mamá tengo miedo! hablaba sobre los miedos más comunes en la infancia y cómo evolucionan a medida que el niño va […]

  12. […] celos entre hermanos son universales y naturales, surgen como respuesta al miedo a perder la atención y/o el amor de mama o papá que experimenta el niño con la […]

  13. […] hombre del saco si no …”. Este tipo de frases lo único que promueven es que aumente el miedo en nuestros hijos, que sí se portarán bien ese ratito, pero luego continuarán  actuando mal […]

  14. […] del armario,… y cuando esto ocurre es normal que nos preguntemos ¿cómo reaccionar ante los miedos infantiles, los que siente  mi hijo? ¿Estoy haciéndolo bien actuando del modo que actúo? ¿Cuál es el […]

  15. Sara Tarrés Corominas dice

    El caso de tu hijo parece estar relacionado con un posible problema de ansiedad de separación que ha ido generalizando a otras situaciones. Se siente ansioso ante las situaciones sociales y probablemente piense que le vaya a ocurrir algo malo al separarse de vosotros. Es muy difícil orientarte sin conocernos en persona lo que lo mejor es que habléis de ello con vuestro pediatra para que os pueda ayudar a buscar una solución a esta situación, que por lo que veo angustia mucho tanto a tu hijo como a ti.

    Saludos,

  16. Unknown dice

    Hola mi hijo de 8 años llora bastante y se angustia en los actos de la escuela y lugares con mucha gente. Yo le pregunte muchas veces cual es el motivo o que es lo que siente, porque llora, y el no sabe responderme, dice que no sabe lo que le pasa. Los años anteriores lo hacia al entrar al colegio pero ya no lo hace mas. Yo le explique muchas veces que no nos vamos a ir a ningun lado o lo vamos a dejar. Le digo que nos busque cuando se encuentra en esa situacion, trato de que me vea para que no le pase, pero tampoco se si es lo correcto ya que a la escuela a la que el asiste los grados se turnan para actuar y solo van los padres de los chicos que actuan por falta de espacio. Y tampoco quiero que el necesite vernos para estar tranquilo, quiero que se sienta seguro. Somos cuatro en la familia y tengo una niña de 3 años. Si me podras orientar te lo agradezco mucho. Desde ya muchas gracias.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel