«¿Viste como vestía Víctor?» es un álbum ilustrado sobre la aceptación de las diferencias tanto propias como ajenas. Un álbum ilustrado publicado por Kairós editorial más necesario que nunca. Escrito por Samuel Langley-Swain (escritor y editor inglés especializado en libros que fomentan la inclusión y la salud emocional de los niños). Ilustrado por Ryan Sonderegger. Disfrutamos de su lectura en español gracias a la traducción de Ana Pániker y yo tengo el placer de poder hablar de él en esta sección que tanto me gusta dedicada a los libros infantiles.

A continuación, tras dejarte con los datos técnicos y una breve reseña editorial, te explico qué encontrarás en «¿Viste cómo vestía Víctor?», porqué te recomiendo su lectura y algunas ideas para que puedas realizar con tus hijos o alumnos tras leer esta historia llena de valores explicada en verso.

¿Viste cómo se vestía Víctor?

Breve sinopsis editorial y datos técnicos

¿Sabías que no debes fiarte nunca de un grupo de comadrejas?

Todas las comadrejas en Comadrilandia debían seguir las reglas y ser como las demás. Nunca había mucho de qué hablar. Así que imagina su confusión cuando se encuentran con Víctor, ¡una comadreja chiflada, obsesionada con su vestimenta! Todas se confabulan contra Víctor y sus prendas y le urgen a cambiar.

Esta es una inteligente, conmovedora y divertida historia sobre la aceptación y sobre cómo abrir la mente y enriquecerla cuando cambiamos de punto de vista. 

  • Autor: Samuel Langley-Swain
  • Ilustrador: Ryan Sonderegger
  • Traducción: Ana Pániker 
  • Colección: Infantil
  • Libro impreso
  • ISBN: 9788499888088
  • Páginas: 32
  • Tamaño: 24,5 X 24,5


¿Qué encontrarás en «¿Viste cómo vestía Víctor?»

En «¿Viste cómo vestía Víctor?» encontrarás una bonita historia que te ayudará a educar a tus hijos o alumnos sobre la importancia de aceptarse a uno mismo pero sobre todo también a aceptar a los demás. Encontrarás un relato lleno de valores entre los que destacan:

  • La tolerancia.
  • El respeto.
  • La amistad.
  • El perdón.

Valores fundamentales que permiten que podamos vivir en una sociedad menos violenta, más amable, generosa y justa.



«¿Viste como vestía Víctor?» es también una poderosa herramienta de educación emocional, en la que se habla de tristeza, ira, enfado, resignación … y una cuestión fundamental para la inteligencia emocional: la autoestima. Esta última, entendida como una competencia socioemocional clave, es necesaria para desarrollar una adecuada estabilidad emocional y alcanzar un mejor bienestar psicológico. Porque sin duda alguna, alguien que no tiene un buen concepto de sí mismo ni se valora ni se quiere puede alcanzar el ese bienestar emocional y psíquico otrora llamado felicidad.

Como sabemos, la autoestima se construye a lo largo de toda la vida y hace referencia a la valoración que realizamos de nosotros mismos a través de diversos estímulos y señales, entre las que influyen en gran medida todo aquello que dicen los demás sobre nosotros y sobre lo que hacemos.

Aunque tu forma de ser o de vestir no le guste a las otras personas, esto no significa que debas cambiar para gustarles. Si no les haces daño a ellos ni a ti mismo no hay razón para cambiar.

Pol, 9 años

¿Por qué te recomiendo su lectura?

Te recomiendo leer con tu hijo o con tus alumnos «¿Viste cómo se vestía Víctor?» porque con demasiada frecuencia nos encontramos niños y niñas que son rechazados por ser como son. Da igual si es por su físico, su capacidad intelectual, su procedencia u orientación sexual. Porque al fin y al cabo son niños y niñas discriminados por su forma de hacer las cosas, por su forma de sentir, por su forma de ver y estar en el mundo. Niños y niños que se les aparta, se les acosa y que son motivo de burlas y mofas.

Y esto, que algunos ven como cosas de niños cuando hablamos de acoso escolar es una cuestión suficientemente importante como para que nos replanteemos qué estamos trasmitiendo a nuestros hijos. Como sociedad nos debería hacer pensar mucho, ya que como muy bien sabemos y no dejamos de repetir, nuestros hijos aprenden más por lo que nos ven hacer a su alrededor que por aquello que les decimos. De manera que rechazan lo que nosotros rechazamos y tienen miedo de todo aquello a lo que les hemos enseñado a temer.

Enseñar a tolerar las diferencias, a respetar a los demás sean como sean, vengan de donde vengan, sientan como sientan es una de las tareas que como padres y madres tenemos encomendadas, puesto que debemos educar a nuestros hijos e hijas para que aprendan a convivir entre ellos de forma tranquila, pacífica y respetuosa.

Además e recomiendo este álbum ilustrado para transmitir a tus hijos o alumnos la importancia de la empatía, esa capacidad de ponerse en el lugar del otro tan necesaria para la vida social.

Otros temas para la reflexión

Además de todos los valores y emociones que hemos destacado en «¿Viste como vestía Víctor?» aparecen otros temas sobre los que vale la pena reflexionar. Si bien es un cuento infantil podríamos leerlo con preadolescentes en secundaria para tratar cuestiones como:

  • La sobreadaptación y los problemas que se derivan de los esfuerzos que algunas personas hacen para ser aceptados por el grupo, sentirse queridos y no quedar marginados.
  • La homofofia.
  • La transfobia.
  • La xenofobia.

Hablamos tras la lectura de «¿Viste cómo vestía Víctor?»…

Tras leer este bonito relato podemos proponer algunas preguntas a los peques como por ejemplo:

  • ¿Cómo se siente el protagonista de la historia? ¿Se siente así siempre?
  • ¿Alguna vez te has sentido o te han tratado de este modo?
  • ¿Por crees que le trataban así?
  • ¿Alguna vez te has sentido diferente?
  • ¿Tú que le dirías al protagonista?
  • ¿Es importante ser como los demás? ¿Es malo ser diferente?

¡Seguro que a ti se te ocurrirán muchas más!

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.