Teletrabajar y cuidar de los hijos ¿en serio es posible en tiempos de confinamiento?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Ser padres
  • Tiempo de lectura:6 minuto(s) de lectura

Teletrabajar y cuidar de los hijos ¿Es posible en tiempos de confinamiento? Esta es la pregunta que te lanzo hoy tras días de organización, planificación o reasignación de tareas que nos ayuden a mantener cierto orden y estructura. O lo que es lo mismo, que nos ayuden a adaptarnos a un nuevo modo de vivir.

Sé que algunos a la cuestión plateada contestaréis que sí, otros que depende de muchos factores y otros, como yo misma, diremos que no es posible en absoluto. A continuación desarrollo las razones por las que creo que no es viable teletrabajar con los horarios y exigencias de las empresas y cuidar de tus hijos como necesitan en estos momentos.

teletrabajar y cuidar de los hijos
(c) Can Stock Photo / IuriiSokolov

Para poder explicar por qué considero que teletrabajar y cuidar de los hijos no es viable quiero empezar ofreciendo la definición de lo que se entiende por cuidar.

Qué significa cuidar

Las definiciones que encontramos sobre este término nos dicen que cuidar significa

Ocuparse de una persona, animal o cosa que requiere de algún tipo de atención o asistencia, estando pendiente de sus necesidades y proporcionándole lo necesario para que esté bien o esté en buen estado.

O

Procurar, a una cosa o persona, la vigilancia o las atenciones necesarias para evitarle algún mal o peligro.

Teletrabajar y cuidar de los niños, una utopía en tiempos de coronavirus

Ante la definición propuesta estaremos de acuerdo que no hay ningún niño menor de, por poner una edad, 10 años que pueda o deba estar sin cuidados de un adulto 8 horas, ni 4, ni 2. Y con ello no quiero decir que debamos estar todo el día encima suyo, por supuesto que no. Pero sí debemos supervisar y atender necesidades variadas, entre las que se encuentran también las emocionales.

De manera que teletrabajar y cuidar de los hijos con un horario de oficina no me parece que sea viable. Y mucho menos cuando te tienes que reunir varias horas por videoconferencia o atender llamadas sin parar, presentar informes de resultados o sea lo que sea lo que te dediques y no hay otro adulto en casa.

Es evidente que los niños pueden y deben estar tiempo jugando solos o haciendo tareas sin que interfiramos en lo que hacen. De ello te hablé en «Madres entrometidas … cuando jugar ya no es divertido«. Sin embargo y por más que insistamos en que los niños deben aprender jugar solos, las circunstancias excepcionales que estamos viviendo requieren que la atención que les brindemos sea mucho mayor que antes.

Recordemos que no estamos de vacaciones, estamos confinados, sin saber qué ocurrirá ni cómo ni cuándo acabará todo esto. Algo que a los niños también les afecta y preocupa aunque el modo de expresarlo sea distinto al nuestro.

No todo es cuestión de organizarse

(c) Can Stock Photo / Choreograph

A lo largo de estos días de confinamiento he visto y leído multitud de artículos que nos explican cómo organizarnos, la importancia de los horarios y otras muchas cosas más. Pero insisto, no todo es cuestión de organizarse. Si teletrabajas como si estuvieras en tu oficina y tienes hijos a los que cuidar no puedes organizar sus rabietas, sus miedos, sus peleas entre hermanos, ni sus necesidades de atención. Esta es la realidad. No hay otra. De manera que planificarse y organizarse está muy bien pero no todo se puede agendar.


No te pierdas:


Teletrabajar es posible, sí. Pero no en tiempos de confinamiento.

Teletrabajar es posible, claro que sí. Yo trabajo desde casa desde hace años sin ninguna dificultad pero obviamente no podemos pretender hacer lo mismo ahora, cuando la realidad es totalmente diferente. Cuando debes cuidar de tus hijos, prepararles las actividades escolares que te mandan desde su centro, leer con ellos, hacer que se muevan, jueguen, prepararles la comida y encauzar emociones desbordadas. No le puedes decir a tu hijo, ahora no puedo atender tu llanto que estoy en medio de una reunión, llora dentro de una hora que es cuando podré.

Teletrabajar y cuidar de tus hijos no es posible si no hay nadie más que tú que pueda atenderlos. Porque en muchos casos cuando ambos progenitores están ocupados teletrabajando, o cuando no hay otro adulto en casa, se desatienden las necesidades emocionales de los niños. Y éstos se encuentran ante la paradoja de estar viviendo una situación en la que pasan todo el tiempo con sus padres pero sin poder compartir con ellos actividades, juegos o conversaciones. Y sí, es verdad los niños han de poder jugar a su libre albedrío, hacer sus deberes solos y tener tiempo para aburrirse. Soy la primera en defender todo esto. Pero la situación es excepcional y debemos tratarla como tal.


Contenido relacionado: Mi hijo se aburre ¿Para qué sirve el aburrimiento?


Quien mucho abarca poco aprieta ¿Teletrabajar y cuidar de los hijos a misma vez?

Termino con este refrán tan popular que significa:

.. quien pretende realizar muchas cosas al mismo tiempo, no será capaz de hacer bien ninguna. 

Y lo hago porque lo que quiero visibilizar es que no podemos seguir dando a entender o pensando que podemos con todo al mismo tiempo y creer que lo estamos haciendo bien. El autoengaño está bien por un tiempo pero acaba pasando facturas importantes.

Admitamos que sencillamente hacemos lo que podemos en esta situación. Y teletrabajar y cuidar de los hijos son dos actividades poco compatibles, tengan la edad que tengan nuestros niños. Podemos teletrabajar sí, pero flexibilizando horarios. Cambiando las horas en las que lo haces o trabajando menos tiempo.

Mi objetivo al escribir este post es visibilizar la gran frustración de muchos padres y madres que en estos momentos tan duros deben compaginar el cuidado de sus hijos con un teletrabajo exigente e inflexible. No es para nada mi intención juzgar, ni valorar tu papel como padre o madre. Solo quiero poner encima de la mesa lo difícil que es teletrabajar y cuidar de los hijos en este momento tan delicado que estamos viviendo.

Obviamente cada familia es distinta, cada niño diferente y las situaciones laborales, económicas y personales de cada uno de nosotros nada tienen que ver las unas con las otras. Para algunos será más fácil mientras que para otros será totalmente imposible. Pero sea como sea teletrabajar y cuidar de los hijos al mismo tiempo añade un plus de ansiedad que para nada favorece a los más pequeños.

Ya para finalizar te invito a leer Educar en la calma en tiempos de confinamiento

Estoy convencida que superaremos todo esto pero también espero que nos sirva para poner en cuestión algunos temas, entre ellos éste, el cuidado de los hijos.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.