El gran dilema sobre ser madre y la progresión profesional

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Para mamá / Ser padres
  • Tiempo de lectura:7 minuto(s) de lectura

El gran dilema sobre ser madre y seguir progresando profesionalmente es un tema sobre el cual te he hablado en alguna ocasión pero quizás no con la suficiente profundidad con la que quiero hacerlo hoy. Un dilema que yo misma, igual que otras muchas mujeres en nuestro país, tuve que enfrentar.

Y es, precisamente, sobre este tema que hoy quiero reflexionar contigo. Si me acompañas te hablaré de ello en las próximas líneas. Y juntas veremos lo difícil que lo tenemos las mujeres que deseamos ser madres y queremos seguir escalando peldaños en nuestras carreras profesionales.

dilema sobre ser madre

El dilema de ser madre: Tener hijos o no … esa es la cuestión.

Voy a empezar diciendo algo que puede resultar polémico. Y es que no todas las mujeres tienen, ni deben tener, como objetivo principal en la vida ser madres. Muchas de nosotras no nos lo hemos planteado hasta bien pasados los treinta. Y los motivos pueden ser muchos pero uno de ellos está relacionado con el hecho de que nos gusta nuestro trabajo y vemos cómo la decisión de tener hijos puede frenar nuestra carrera profesional. Y aquí empieza el gran dilema sobre ser madre o no. Y es que es natural que te preguntes cómo voy a decidir si quiero tener hijos con un panorama así.

Porque aunque no guste a muchos admitirlo, ser madre es un obstáculo prácticamente insalvable para la progresión profesional de una mujer. Y cuando llega el momento te ves en el gran dilema de escoger entre tener hijos o continuar con tu carrera profesional. Ambas cosas son incompatibles. Al menos de momento. Y en nuestro país. Un país donde la conciliación laboral es una mentira. O así lo considero yo tras analizar y contrastar datos y vivirlo en primera persona. Y el dilema de ser madre se instala en lo más profundo de tu ser, hasta tal punto que algunas mujeres deciden renunciar a ser madres. Algo que no favorece a ninguna sociedad, puesto que su población envejece y los costes. que debemos asumir por ello son elevadísimos

Como ejemplo personal de este dilema sobre ser madre te diré que yo no quise renunciar tener hijos pero sí tuve que renunciar a todo lo demás. Entre muchas otras cosas renuncié a una carrera profesional que empezaba a ser como la que había deseado, unas relaciones sociales con las que disfrutaba, … Y siendo madre, tuve unos hijos muy deseados y amados pero me volví invisible. Incluso para mí. Hasta que decidí reinventarme y continuar mi profesión a través de este blog.

Hoy, años más tarde, sigo luchando día tras día para dejar de ser invisible o, como mínimo, ser vista más allá de la madre de dos hijos que soy. Hijos que se ponen enfermos, que tienen días festivos entre semana, que debes llevar al médico, e ir a reuniones escolares en horarios poco, como lo diría, razonables. Pongamos por ejemplo las 12:30 del mediodía. Y cuando esto ocurre ¿Qué le dices a tu jefe? o digámoslo de otro modo ¿Qué crees que dice tu jefe? … Creo que sobran las palabras porque lo sabes muy bien.

Aún y así, crees que puedes superar el dilema de ser madre y decides que quieres tener un hijo con esa persona a la que tanto amas.

Y a pesar de todo … quiero ser madre

Y es que a pesar de todo esto que tan negro te he pintado es posible que llegue ese momento en la vida en la que, ya sea por ese reloj biológico que se activa o por la razón que sea, deseas ser madre. Y lo deseas con todas tus fuerzas, tal y como me sucedió a mí. Y por supuesto no quieres renunciar a tu carrera profesional. Pero para ello necesitas todo un montaje y un apoyo familiar que no siempre tienes o no es el que deseas para tus hijos. Por ejemplo:

  • Alguien que tras el periodo que te corresponde de baja de maternidad se ocupe de tu bebé si es que no deseas dejarlo en un jardín de infancia con solo 4 meses.
  • Alguna persona que lo lleve al parque a jugar.
  • Alguien que lo a recoja a la salida del cole.
  • Por su puesto no olvidemos que necesitará de alguien que lo cuide cuando se ponga una semana entera enfermo. Porque esto ocurre, y ocurre muy a menudo durante los primeros años de vida.

Sí, pueden ser los abuelos, las tías, algún canguro …o sea como sea, crees que te las apañarás bien para intentar conciliar tu vida profesional con la familiar. Pides una reducción de jornada pensando que con esto va a ser suficiente, pero luego te das cuenta que esto es también un engaño. Y es que bajo mi punto de vista debemos dar mayor visibilidad a las a las consecuencias de ser madre en España y luchar contra la discriminación que sufrimos, ni que sea en cuestiones salariales.

La penalización salarial de ser madre

Al dilema de ser madre le tienes que sumar estos datos que te voy a contar. Nadie a estas alturas puede negar que ser madre tiene una penalización salarial.

Vamos a ser claros, porque no quiero ir con medias tintas. Si renuncias a todo para ser madre tu sueldo va a ser cero. Porque nadie te pagará para que tu cuides de tus hijos y los cries de modo que lleguen a ser adultos responsables e independientes que sean la mano de obra que sustente el país en un futuro. Esto nadie lo valora. Es como si fuera algo que viniera con nuestro género. Eres mujer y debes tener hijos y cuidar de la casa. Eso sí, con un sueldo igual a cero. Es decir, vas a ser dependiente y probablemente pobre.

Esto por un lado.

Por otro lado, puedes decidir ser madre y seguir trabajando. ¡Claro está! En este caso también debes saber que cobrarás menos. Según los estudios realizados las madres trabajadoras con hijos de menos de 3 años tienen una penalización salarial de hasta un 7,2%. Algo que llegó a ser hasta de un 25% durante los años de la crisis más profunda. De modo que podrás ser económicamente más independiente pero igualmente más pobre que el padre de tus hijos. Que por el hecho de ser hombre, aunque sea padre, no verá reducido su sueldo.

Indignante, cuanto menos!

En resumen

Es urgente que se tomen medidas a nivel estatal para poner fin a estas dificultades a las que debemos hacer frente las mujeres que deseamos ser madres y seguir progresando profesionalmente. El gran dilema sobre ser madre no es una cuestion que solo nos afecte a nivel individual, es una decisión que tiene costes sociales elevadísimos. El principal es la baja tasa de natalidad de nuestro país donde las mujeres, además, tenemos hijos cada vez más tarde.

Y tú … ¿ha tenido que enfrentarte a este dilema de ser madre o progresar profesionalmente?

Y para finalizar

Si este post te ha parecido interesante no olvides compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a otras personas interesadas en este tema.

Te dejo con mis últimos 5 artículos publicados por si alguno de ellos te llama la atención y deseas leerlo.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.