Sospecho que mi hijo está sufriendo bullying ¿Qué debo hacer?

Como cualquier madre muchas ocasiones me he preguntado, y sobre todo preocupado, por si mi hijo está sufriendo bullying en su centro escolar. Es posible que tu, igual que yo, también te hayas preguntado esto mismo. Si estás aquí leyendo este artículo probablemente sea por que la preocupación es importante y buscas respuestas que puedan resolver tus dudas. Este es el objetivo de este post. Ofrecerte algunas orientaciones sobre qué hacer cuando

mi hijo está sufriendo bullying
(c) Can Stock Photo / mandygodbehear

Cambios de conducta que ponen sobre aviso

Has notado un cambio en el comportamiento de tu hijo, está diferente, quizás ha perdido peso o incluso ha llegado a casa con algún rasguño. Puede ser que los síntomas no sea tan evidentes, solo un cambio en su apetito, en sus patrones de sueño, dolores de cabeza o estómago continuados, su rendimiento escolar a disminuido …

¿Qué es lo qué le ocurre? 

Pueden ocurrir muchas cosas para que nuestro hijo tenga un cambio repentino en su modo de actuar pero una de ellas, sea debida a que esté siendo acosado por algún matón de su colegio y ante esta situación ¿qué podemos hacer los padres?

En este artículo te recomiendo algunas de las cosas que deberíamos hacer los padres cuando estamos en estas circunstancias. No es un tema menor, es un tema muy grave que hay que saber tratar y atajar lo antes posible.

Post relacionados que recomiendo leer:

Sospecho que mi hijo está sufriendo bullying

Primeros pasos

  • Ante todo los padres debemos de escuchar a nuestro hijo. Escucharle incluso cuando no nos está hablando. Pero cuando nos intenta explicar su situación debemos dejarle hablar sin interrumpirle, hasta que haya terminado. 
  • No debemos quitarle importancia a lo que nos está contando. Decirle esto son cosas de niños, no le ayudará en absoluto.
  • Debemos darle la importancia que realmente tiene y es mucha. El acoso escolar no es una cosa de niños. Se trata de algo muy serio que debe ser tratado como tal.
  • Es importante que le transmitamos que su problema es una situación que implica a toda la familia, que no está solo.

¿Qué debo hacer si realmente mi hijo está sufriendo bullying o acoso escolar?

  • Debemos intentar que nos vaya explicando lo que ha ocurrido, cuando empezó, como, dónde, quienes, que le han hecho, si lo ha explicado a algún profesor, etc. y tomáis nota.
  • Es importante que intentemos averiguar los hechos.
  • Podemos llevar un diario con nuestro hijo, en el que anotar las incidencias cada día.
  • Si es necesario, lo llevaremos al pediatra para que le realice un revisión y le pondremos en antecedentes.
  • Si las agresiones han llegado a ser físicas, y aparece en casa con algún rasguño, moratón, ha tenido alguna crisis de ansiedad o se niega a ir al cole hay que llevarlo al pediatra de forma urgente para que le hagan un parte médico. No dejes pasar ni un solo día más. 
  • A pesar de que creamos que lo mejor es intentar solucionar el problema hablando con los padres del o de los agresores, lo mejor es hacerlo mediante el centro o la Inspección Educativa.
  • Solicitaremos una entrevista con el tutor/a de nuestro hijo, a ser posible por escrito para que quede constancia. En esta entrevista preguntaremos si ha notado algún cambio extraño en las relaciones con sus compañeros y le comentaremos lo que sospechamos. Solicitaremos además su colaboración.
  • Solicitar una reunión con la dirección del centro.
  • Solicitar una reunión con el psicólogo del centro.
  • Es preferible que por vuestra parte vuestro hijo reciba ayuda de un profesional externo al Centro.

¿Y si el centro no colabora?

Cuando tu hijo está sufriendo bullying el centro escolar tiene la obligación de colaborar en caso contrario, aquí te dejo algunas ideas que puedes llevar a cabo

  • En caso que centro escolar no colabore, niegue los hechos o se muestre incapaz de enfrentarse a la situación, el siguiente paso es, denuncia educativa, presentando escrito relacionando todos los hechos y adjuntando partes médicos etc. Original y copia y pasarlo por registro, dirigido al Inspector Educativo del Centro y al Delegado Educativo de la Zona, personarse y hablar con el Inspector de Educación.
  • Si la situación es grave, las agresiones son graves, la seguridad del menor no está garantizada por el Centro ni por el Departamento de Educación, presentar denuncia ante la Policía o ante Fiscalía de Menores.El Fiscal de Menores será vuestro abogado defensor.
  • Si tenemos pensado cambiar de colegio a nuestro hijo, debemos  tener en cuenta , que cambiar a la víctima de colegio, no siempre surte efecto, ya que circunstancias personales , no garantizan que no se vuelvan a dar incidentes semejantes en el nuevo colegio. Además podría ser más que probable un efecto de contaminación por parte de integrantes del entorno de los acosadores, en un nuevo centro escolar dentro de la misma población o zona.

Qué dicen los datos sobre el acoso escolar

Si tu hijo está sufriendo bullying no está solo en esta lucha, ni tu como madre o padre. Datos recientes de un estudio realizado en una encuesta a más de 1000 padres de niños y niñas de diferentes edades informan que:

Al menos un 60% de los padres de hijos entre 14 y 18 años encuestados reportan que sus hijos han sido acosados en la escuela alguna vez.

Aquí tienes la imagen de los datos en una infografía que representa de una manera muy clara lo que les está sucediendo a nuestros hijos e hijas. Datos que ya por sí mismos deberían levantar todas las alarmas de centros escolares y gobiernos para lanzar políticas más efectivas contra el acoso escolar. Un problema que nos incube a todos y que empieza en el seno de la familia de las personas que acosan, hostigan y mortifican a sus compañeros de clase por distintos motivos.

Fuente: https://www.comparitech.com/blog/vpn-privacy/boundless-bullies/

Algunos recursos en internet

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.