Para padres y madres que buscan respuestas.

Pequeños grandes momentos de felicidad

0 26

“Pequeños grandes momentos de felicidad” es uno de esos libros para niños que me gusta recomendar no solo por la calidad de sus ilustraciones si no por el gran valor educativo que tiene en todas y cada una de sus páginas. En una sociedad tan abocada al consumismo donde los niños aprenden erróneamente a valorar más lo material que lo esencial, “Pequeños grandes momentos de felicidad” nos permitirá volver la mirada a aquello que realmente nos hace felices de verdad: un abrazo, un beso, un amigo, un libro, jugar, reír, compartir, …

Pequeños grandes momentos de felicidad

Pequeños grandes momentos de felicidad

¿Qué mejor regalo podríamos realizar a nuestros hijos que un libro, y más si es un libro, tan bonito como éste? Un álbum ilustrado a todo color, de tapa dura, con delicadas y cuidadas imágenes que evocan ternura y amor acompañadas de un breves textos que nos ayudará a reflexionar junto a nuestros hijos sobre cómo encontrar esos pequeños grandes momentos de felicidad de la vida cotidiana.

Mabe autora del libro, profesora, psicóloga y escritora de libros infantiles, nos propone junto a Teresa Ramos, ilustradora, hacer un alto en el camino y pensar junto a nuestros hijos sobre esos momentos sencillos pero tan  importantes para nuestro crecimiento emocional.

Es preciso que valoremos esos pequeños instantes como el tomar una taza de chocolate caliente o abrazar a un amigo porque son, precisamente, esos pequeños grandes momentos de felicidad los que nos llenan y nos hacen personas.

Un libro de la editorial Anaya muy recomendable e útil para educar en valores alejando a los más pequeños del materialismo y consumismo al que nos aboca la sociedad en la que estamos inmersos

Actividades complementarias a la lectura

Como siempre, os propongo ir más allá de la simple lectura de este tipo de libros con vuestros hijos, nietos o alumnos. Es importante, cuando tenemos un libro de estas características, ir un poco más allá y hacer pensar a nuestros pequeños.

Lo ideal es trabajar el libro antes de empezarlo, por ejemplo preguntándoles qué situaciones les hacen felices, que hagan una lista o que dibujen alguna de esas cosas. En ocasiones este tipo de tarea no es fácil para los más pequeños y es preciso que empecemos los adultos poniendo algún ejemplo. Si no quieren escribir estará bien en ir hablando sobre esos momentos de gran felicidad diaria que deberíamos valorar más.

Una vez realizada esta pequeña actividad pasamos a la lectura pausada y tranquila, disfrutando de cada una de las páginas, donde la autora e ilustradora van enumerando diferentes situaciones cotidianas que son motivo de felicidad o sentimientos de plenitud que nos harán reflexionar sobre la verdadera importancia de las cosas.

Para finalizar, una vez terminada la última página podemos volver a preguntar a nuestros hijos o alumnos si alguna de las cosas que han leído les hacen felices a ellos, y si es así cuál de ellas es la que les gusta más o cuál les gustaría que sucediera.

“Pequeños grandes momentos de felicidad” es una fantástica herramienta para la educación emocional de nuestros niños de hoy. Si te apetece puedes adquirirlo aquí mismo.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel