La obligación de jugar.

1 51

Los niños tienen la obligación de jugar. Sí, es una obligación que jueguen porque tengan la edad que tengan nuestros hijos, la verdad, es que necesitan jugar para aprender. El juego cumple una función absolutamente primordial en el desarrollo físico, emocional y relacional de todo niño o niña.

niños jugando en el parque felices

El juego es una actividad para la que el niño siempre está dispuesto, de hecho hay días en lo que parece que esté todo el día jugando. Los niños ven una oportunidad de juego en todo y, esto que a la vez es bueno para ellos a nosotros, los adultos, nos crispa un poco porque solemos pensar que no tenemos tiempo para “tonterías”. Si paramos un momento y observamos a nuestros hijos, nos daremos cuenta que lo que para nosotros son “tonterías” para ellos es puro aprendizaje. Veámoslo.

Los niños tienen la obligación de jugar porque:

  • desarrollan su psicomotricidad gruesa y fina,
  • incrementan sus habilidades verbales y relacionales,
  • progresan cognitivamente haciéndoles más competentes,
  • establecen relaciones de amistad,
  • aprenden a perder, frustrarse y superarse,

En definitiva los niños necesitan jugar tanto como dormir o comer, es una función básica y primordial para su desarrollo, por tanto debemos verlo como una necesidad o una obligación de jugar . Dejemos de decir frases del estilo “deja de jugar y empieza a hacer algo útil” porque en realidad ya lo está haciendo. En caso que por jugar deje de hacer otras cosas como los deberes será cuestión de que organicemos mejor el tiempo, pero nuestro hijo debe jugar cada día.

¡Ojo con los niños que no quieren jugar! Cuidado con los niños que no quieren dedicar tiempo al juego y que solo quieren leer, estudiar o ver la tele. Hay que estimularles para que salgan y correteen por el parque, que desarrollen su juego simbólico y que se expandan.

Los niños tienen la obligación de jugar y los padres la obligación de dar al juego la importancia real que tiene. Si nuestros hijos nos piden que juguemos con ellos, hagámoslo, ellos nos requieren en sus juegos porque es un modo de decirnos que les gusta compartir tiempo y actividades con nosotros. Aunque es cierto que los niños también necesitan jugar solos, recordemos que a través del juego los padres podemos ejercer una importante labor educativa, educando en valores y en el control de las emociones y enriqueciendo el vocabulario de nuestros hijos.

Si, los niños tienen la obligación de jugar, se trata de un derecho de la infancia y de un deber de los adultos el  permitirles el tiempo, el lugar y el espacio para hacerlo. No lo olvidemos.

 

Foto http://www.shutterstock.com/

 

 

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).

He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.

Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantildesde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Latest posts by Sara Tarrés (see all)

You might also like More from author

1 Comment

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel