Una trona para comer solo, fomentando la autonomía de nuestro bebé

Una trona es ese tipo cosas que te planteas comprar cuando tu bebé se va haciendo mayor y se acerca el momento de iniciarse con la comida sólida y la cuchara. Un momento muy especial tanto para ti como para tu bebé. De manera que no podía dejar pasar más tiempo sin dedicar un post a las tronas y a su utilidad en el proceso de adquisición de una mayor autonomía en nuestros bebés. Te lo explico todo a continuación.

trona infantil
(c) Can Stock Photo / oksun70

Cuándo empezar a usar una trona

Una de las primeras cuestiones que se nos plantea, como padres de un bebé que no para de crecer, es en qué momento podemos empezar a usar una trona para nuestro pequeño.

En este sentido, la mayoría de fabricantes recomiendan su uso a partir de los seis meses.

Pero esto es solo una edad aproximada, lo importante es que tu bebé ya pueda sentarse sin demasiado esfuerzo. Momento en el que tu pediatra probablemente ya te haya recomendado que empiece a comer otro tipo de alimentos además de la leche materna. Recordemos que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses.

De manera que este es el momento de plantearse el uso de una trona, aunque puedes empezar un poquito más tarde.

Tipos de tronas

De tronas las hay de diferentes tipos y formas, para todos los gustos y economías. Unas que ocupan mucho espacio, otras que se adaptan a las sillas de casa, fijas, plegables, evolutivas …

Pero antes de decantarte por ninguna, mi consejo es que te informes bien para saber cuál es la que mejor te conviene y adapte a vuestras necesidades. Para ello puedes ver estas comparativas de tronas y empezar a decidir. Yo a continuación te quiero explicar por qué usar una trona, sea cuál sea la que acabes comprando.

¿Por qué usar una trona?

Llega un momento en el desarrollo de nuestros bebés en los que necesitan hacer las cosas por sí mismos, y comer solos es una de ellas.

En este sentido, las tronas fomentan su autonomía por ser un elemento en el que podemos sentarles y ponerles delante, con total tranquilidad, su plato, cuchara y vaso. Y así, poco a poco van a ser ellos quienes se animen a usar los diferentes utensilios a pesar de que derramen, manchen y se pongan perdidos. Esto, por muy nerviosa que te pueda poner, es necesario para que ellos puedan aprender.

Siguiendo a María Montessori te invito a no hacer nada que tu hijo ya pueda hacer por sí mismo. O lo que es lo mismo, evites sobreprotegerle dandole de comer cuando él o ella ya tenga capacidad para hacerlo solo, algo que suele ocurrir con el primer hijo más que con los siguientes.


Contenido relacionado: 10 cracterísticas de los padres sobreprotectores


Cómo usar la trona con seguridad

 Si hay algo más que deba añadir en este post es lo siguiente: nunca dejes a tu pequeño en la trona solo, puesto que podría caerse y lastimarse, tal y como nos recuerda la Asociación Española de Pediatría.

De manera que cuando dispongas a tu bebé en su trona:

  • permanece cerca de él y no le pierdas de vista;
  • asegúrate que está atado con el cinturón de seguridad y no puede escurrirse, levantarse o caerse;
  • si le notas inquieto o incómodo no le fuerces, levántale de ahí y ya volverá en otro momento;

Para finalizar

En definitiva la trona infantil es uno de esos accesorios que yo sí recomiendo comprar. Yo las utilicé mucho con mis hijos y no siempre para comer, también para sentarles a la altura de nuestra mesa para poder relacionarme con ellos y jugar con determinados elementos.

Ya por último, recuerda que puedes compartir este post en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás que se están planteando comprar una trona para su peque. Pero antes de irte deja que te sugiera otros artículos que he escrito en esta sección dedicada a los bebés:

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.