¿Tiempo de calidad o sencillamente tiempo con nuestros hijos?

Tiempo de calidad, un concepto abstracto del que oímos hablar constantemente. En todas partes se nos pretende inculcar que debemos pasar tiempo de calidad con las personas que amamos, especialmente con nuestros hijos. Tiempo de calidad que pretenden vendernos como el remedio contra todos los problemas que pueden estar surgiendo en nuestra familia. Un discurso que, bajo mi punto de vista, va dirigido sobre todo para que nuestras conciencias queden tranquilas y no nos sintamos culpables por pasar poco tiempo con nuestros hijos, pero este concepto causa a la vez  malestar en otros padres quienes creen que no están ofreciendo tiempo de calidad a sus pequeños por tener que dedicarse a sus tareas cotidianas mientras cuidan de ellos.

tiempo de calidad

 

En el mundo en el que vivimos, la sociedad en la que nos movemos, donde la gran mayoría de padres y madres trabajan fuera de casa, parece ser que ya no nos queda tiempo para dedicar a nuestros pequeños, vamos rápido, no hay ocasiones para hablar, siempre tenemos prisa y el estrés nos consume la paciencia. Los ladrones de tiempo (entendamos por ladrones twitter, facebook, whatsapps y un largo etcetera de aplicaciones y otros menesteres) junto al estrés al que me refería provocan que en muchas veces perdamos de vista que en cuanto a la educación de nuestros hijos se refiere necesitamos precisamente: tiempo y paciencia. Y tiempo … tenemos, aunque sea poco.

¿Qué significa tiempo de calidad? 


Pero ¿qué significa tiempo de calidad para cada uno de nosotros? Probablemente cada uno de tenderemos una idea concreta y esta puede diferir a la de otra familia pero seguro que encontraremos puntos en común como por ejemplo que el tiempo de calidad con nuestros hijos consiste en escuchar activamente y tener conversaciones genuinas. Sentarnos con ellos y leerles, sentarnos y conversar, dar un paseo o llevarles al parque a jugar, interesarnos por todo lo que hacen.


Sí, claro, fantástica idea. Pero no siempre es posible dedicar estos espacios por lo que tampoco debemos menospreciar ni sentirnos culpables por el simple hecho de estar con nuestros hijos haciendo otras tareas, este tiempo también es de calidad si sabemos transmitir la importancia de hacer cosas juntos en beneficio de la familia. 

Hay quien no tiene más remedio que hacer estas tareas mientras está con sus bebés o niños. Por eso me preocupa que entre todos estemos transmitiendo una idea equivocada de lo que significa pasar tiempo de calidad con nuestros hijos. Tiempo de calidad no es estar permanentemente jugando con ellos, aunque el juego es fundamental. Tiempo de calidad es apreciar el tiempo que compartimos, haciendo lo que sea.


Buscando información para escribir este artículo encontré esta frase que me encantó, ya que venía a decir lo que yo entiendo por tiempo de calidad.

Si tenemos en cuenta que las personas aprendemos por imitación, y los niños todavía más, pues centran sus cinco sentidos en absorber el mundo que les rodea, deberíamos considerar tiempo de calidad todo aquel tiempo que compartamos con los niños. (http://www.bebesymas.com/educacion-infantil/tiempo-de-calidad-o-cantidad-de-tiempo)


Lo que quiero decir es que casi cualquier interacción puede convertirse en un tiempo de calidad si se cumplen las siguientes condiciones:

  1. involucramos al niño 
  2. y le proporcionamos la motivación suficiente para que sea algo que quiera hacer.


Por ejemplo:

  • poner la mesa mientras hablamos de cómo colocar los cubiertos o de lo que hemos preparado para cenar. La conversación puede girar entorno a cualquier otro tema.
  • Ir de compras al súper mientras le explicamos qué es lo que compramos y por qué
  • Hacer las tareas domésticas: limpiar el suelo o quitar el polvo.
  • Preparar la comida o la cena juntos.
  • Y un largo etcétera de actividades cotidianas que nadie debe menospreciar como sentarse en el sofá con ellos y no hacer absolutamente nada más que estar juntos.


¿Quién dice que esto no es tiempo de calidad? ¿Tiempo de calidad es solo aquel que reservamos para hacer cosas especiales y que al final es probable que nuestro hijo ni siquiera aprecie? 

  • Tiempo de calidad es aquel tiempo que pasamos junto a nuestros hijos.
  • Tiempo de calidad es ayudarles a crecer reforzando los vínculos familiares, involucrándoles en nuestro día a día, en nuestro trabajo y vida social. 
  • Tiempo de calidad es desconectarnos de las redes sociales mientras estamos con ellos y estar con ellos física, mental y emocionalmente.
  • Tiempo de calidad es también poner esa lavadora junto a tu peque mientras te ayuda a su manera a introducir la ropa en ella. 
  • Tiempo de calidad es todo aquel tiempo que tú dediques a tus hijos con todo lo que significa la palabra dedicar. 


El sentimiento de culpa por no tener tiempo o no pasar más tiempo de calidad debe alejarse de tu pensamiento. Céntrate en lo que estás haciendo con tus hijos eso es tiempo de calidad aunque estés fregando los platos o preparando un puré.

Trending Posts

sobre mi

Soy madre de dos adolescentes y psicóloga infantil colegiada (nº 15709), directora del blog Mamá Psicóloga Infantil desde 2012. En él, comparto consejos prácticos y científicos sobre crianza y desarrollo emocional. Autora de libros enfocados en la dinámica familiar y colaboradora regular en Ràdio Estel, dedico mi tiempo libre al senderismo y fitness, buscando equilibrio personal y bienestar emocional.

Sígueme

No te lo pierdas

Lo más leído

  • All Post
  • Desarrollo y Crecimiento
  • Educación emocional
  • Educación y Desarrollo Infantil
  • Miedos Infantiles
  • Psicología
  • Psicología Infantil
  • Recursos e ideas
  • Recursos Educativos
  • Sin categoría
    •   Back
    • Guía de regalos
    • Actividades para niños
    • Actividades Familiares
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres
    •   Back
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    •   Back
    • Etapas del Desarrollo Infantil
    • Desarrollo emocional y social
    • Desafíos comunes en la crianza y educación
    • Retos Escolares y académicos
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Habilidades Sociales
    • Miedos y temores infantiles
    • Dificultades de aprendizaje
    •   Back
    • Juegos y material educativo
    • Libros y manuales
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • Psicología escolar
    •   Back
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres

Newsletter

Subscribe For More!

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.
Hot

Categorias

Instagram

Edit Template
@Instagram
Lorem Ipsum is simply dumy text of the printing typesetting industry lorem ipsum.

© 2023 Created with Royal Elementor Addons

Descubre cómo transformar tu relación con tu hijo.

Adquiere tu copia de 'Mi hijo me cae mal' y empieza el cambio hoy

mi hijo me cae mal

«Mi hijo me cae mal» nos ofrece respuestas y consuelo desde la psicología a todas esas conductas ante las que no sabemos reaccionar, o ante las que reaccionamos mal, y nos invita a explorarnos a nosotros mismos para evaluar la relación que mantenemos con nuestros hijos en las diferentes etapas de su desarrollo.

David
David
Leer más
Es un libro que todos los padres deberíamos de leer, muy buenas aportaciones sobre la adolescencia.
Maria
Maria
Leer más
Estoy feliz porque AL FIN encontré un libro que desmitifica el rol de mamá y de papá con la perfección que nos ha enseñado la sociedad. Te enseña, desde cuestionamientos diarios, que es lo que te frustra de ser madre y de tu hij@. Es un libro muy bueno para los que atravesamos crisis como padres, también necesitamos entender nuestras propias emociones y de donde sale toda la frustración que a veces no invade cuando somos padres. Lo que no se puede decir, porque somos padres, aquí se expone cañará mente! Yo digo q Eulalia hay que seguir hablando de este tema, porque la maternidad NO SE DEBE SEGUIR IDEALIZANDO! No es imposible, pero tampoco es un camino de rosas, a veces y muchas, te pinchas y sangra! Y eso hay que decirlo y expresarlo! Me gusta me gusta y me gusta este libro! Recomendado
Maybe PC
Maybe PC
Leer más
Llevaré tu libro siempre en mi bolso. He apuntado,señalado, subrayado muchas líneas, párrafos, páginas enteras. Tan siquiera tenerlo cerca de mi hará que no pierda el control en las riñas , comunicación, manejo con mi hija. 🫂 Gracias a ti y a mí hermana por regalarme lo y ver la alta que me hacía.
Anterior
Siguiente