Testarudo e intolerante a la frustración, el niño de 3 a 6 años.

Testarudo e intolerante a la frustración, un niño que no soporta que le digan que no y que se aferra a lo que tiene en mente sin querer entrar en razón.  ¿Qué podemos hacer si tenemos un hijo con estas características? ¿Tirar la toalla y dejar que se salga siempre con la suya evitando el conflicto o intentar enseñar que no siempre se puede hacer todo lo que uno desea y quiere hacer?


¿Por qué no toleran la frustración?

Parecía que este modo de ser y actuar formaba parte  solo de una etapa que pronto pasaría, la típica etapa de los 2 terribles años. Sin embargo, resulta que nuestro pequeño crece y sigue mostrándose igual de terco, testarudo e incapaz de aceptar un no por respuesta.

Los niños de entre 3 y 6 años siguen siendo testarudos con baja a la frustración de sus deseos. Y claro, no es fácil ser padre o madre de un niño intolerante a la frustración. Ese niño que se enfada cada vez que oye un no por respuesta o que se empecina en llevar a cabo todo aquello que piensa sin aceptar sugerencia.

Es más que evidente que enfrentarse diariamente con este reto educativo acaba siendo un trabajo extenuante que desgasta emocionalmente incluso a la más paciente y tierna de las madres.

De hecho, en una encuesta que he realizado desde este mismo blog cerca de un 50% de las familias que marcaron la baja tolerancia a la frustración como una de sus principales preocupaciones respecto de sus hijos tenían criaturas de edades comprendidas entre los 3 y 6 años. Si quieres puedes leer el post que he escrito sobre ello aquí: Baja tolerancia a la frustración, una de las preocupaciones de las familias.

También es cierto que estas son características muy frecuentes en los niños pequeños que todavía están aprendiendo. Recordemos que para ellos tampoco es fácil. Lo pasan mal porque no entienden por qué no pueden hacer todo quieren y desean ni pueden ponerse aún en el lugar del otro. La empatía está aún desarrollándose y el pensamiento egocéntrico domina esta etapa. Estas características cognitivas, propias de los niños entre los 3 y 6 años, hacen que los niños acepten tan mal la frustración cuando pierden o cuando les marcamos límites claros.

El egocentrismo

El egocentrismo es esa dificultad que tienen los niños para situarse en una perspectiva distinta a la suya, y precisamente es esta dificultad lo que nosotros percibimos y vivimos como testarudez, como un pulso que nos toman cada vez que les decimos que no a algo o ponemos limites  a sus ganas de seguir sus impulsos. Pero aunque eso forme parte de la naturaleza del niño y sea algo normal del desarrollo cognitivo infantil, también es cierto que es necesario que tanto padres como educadores limitemos los caprichos de los niños y les ayudemos a superar esta etapa inicial de la infancia.

Quien educa a un niño tiene el deber de ponerle límites, conteniendo de este modo su índole egocéntrica.

A pesar que esta necesidad de reafirmar su ego mediante  la oposición sistemática a las normas es inherente a la infancia, los padres y educadores debemos evitar que el niño lo viva con desmesura. Es decir, claro que es normal que un niño de esta edad necesite ser mimado y así lo exija, claro que es normal que quiera ser el centro de atención y así lo reclame, claro que es normal que prueben hasta dónde pueden llegar, pero  como padres debemos fijar un límite ya que de lo contrario corremos el riesgo de convertir a nuestros hijos en unos tiranos caprichosos con la excusa de que todavía son pequeños.

photo credit: Lars Plougmann via photopin cc

Trending Posts

sobre mi

Soy madre de dos adolescentes y psicóloga infantil colegiada (nº 15709), directora del blog Mamá Psicóloga Infantil desde 2012. En él, comparto consejos prácticos y científicos sobre crianza y desarrollo emocional. Autora de libros enfocados en la dinámica familiar y colaboradora regular en Ràdio Estel, dedico mi tiempo libre al senderismo y fitness, buscando equilibrio personal y bienestar emocional.

Sígueme

No te lo pierdas

Lo más leído

  • All Post
  • Desarrollo y Crecimiento
  • Educación emocional
  • Educación y Desarrollo Infantil
  • Miedos Infantiles
  • Psicología
  • Psicología Infantil
  • Recursos e ideas
  • Recursos Educativos
  • Sin categoría
    •   Back
    • Guía de regalos
    • Actividades para niños
    • Actividades Familiares
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres
    •   Back
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    •   Back
    • Etapas del Desarrollo Infantil
    • Desarrollo emocional y social
    • Desafíos comunes en la crianza y educación
    • Retos Escolares y académicos
    • Niñez temprana 3-6 años
    • Niñez 7-9 años
    • Infancia 0-2 años
    • Adolescencia 13-18 años
    • Pubertad 9-12 años
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Desarrollo emocional
    • Inteligencia Emocional
    •   Back
    • Habilidades Sociales
    • Miedos y temores infantiles
    • Dificultades de aprendizaje
    •   Back
    • Juegos y material educativo
    • Libros y manuales
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • libros para padres
    • Libros interactivos
    • Libros infantiles
    • Libros juveniles
    • Libros juveniles
    • Libros para profesionales
    •   Back
    • Psicología escolar
    •   Back
    • Regalos para bebés
    • Regalos para niños
    • Regalos para maestros
    • Regalos para madres

Newsletter

Subscribe For More!

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.
Hot

Categorias

Instagram

Edit Template
@Instagram
Lorem Ipsum is simply dumy text of the printing typesetting industry lorem ipsum.

© 2023 Created with Royal Elementor Addons

Descubre cómo transformar tu relación con tu hijo.

Adquiere tu copia de 'Mi hijo me cae mal' y empieza el cambio hoy

mi hijo me cae mal

«Mi hijo me cae mal» nos ofrece respuestas y consuelo desde la psicología a todas esas conductas ante las que no sabemos reaccionar, o ante las que reaccionamos mal, y nos invita a explorarnos a nosotros mismos para evaluar la relación que mantenemos con nuestros hijos en las diferentes etapas de su desarrollo.

David
David
Leer más
Es un libro que todos los padres deberíamos de leer, muy buenas aportaciones sobre la adolescencia.
Maria
Maria
Leer más
Estoy feliz porque AL FIN encontré un libro que desmitifica el rol de mamá y de papá con la perfección que nos ha enseñado la sociedad. Te enseña, desde cuestionamientos diarios, que es lo que te frustra de ser madre y de tu hij@. Es un libro muy bueno para los que atravesamos crisis como padres, también necesitamos entender nuestras propias emociones y de donde sale toda la frustración que a veces no invade cuando somos padres. Lo que no se puede decir, porque somos padres, aquí se expone cañará mente! Yo digo q Eulalia hay que seguir hablando de este tema, porque la maternidad NO SE DEBE SEGUIR IDEALIZANDO! No es imposible, pero tampoco es un camino de rosas, a veces y muchas, te pinchas y sangra! Y eso hay que decirlo y expresarlo! Me gusta me gusta y me gusta este libro! Recomendado
Maybe PC
Maybe PC
Leer más
Llevaré tu libro siempre en mi bolso. He apuntado,señalado, subrayado muchas líneas, párrafos, páginas enteras. Tan siquiera tenerlo cerca de mi hará que no pierda el control en las riñas , comunicación, manejo con mi hija. 🫂 Gracias a ti y a mí hermana por regalarme lo y ver la alta que me hacía.
Anterior
Siguiente