¿Mi hijo es adicto a internet?

Hoy nos preguntamos cómo saber si nuestro hijo es adicto a internet y qué podemos hacer en caso de que sospechemos que está enganchado a las redes sociales, a los videojuegos o las nuevas tecnologías en general. Un tipo de adicción cada vez más frecuente que requiere ser tratada por profesionales expertos en este tipo de dependencias.

De manera que si crees que tu hijo puede haber desarrollado una adicción de este estilo sigue leyendo este post hasta el final puesto que te hablaré sobre toda una serie de señales que te deberían poner sobre aviso y qué hacer en caso de que tu hijo sea adicto a internet, los smartphones, los videojuegos u otras tecnologías de este estilo.

Consideraciones previas

La aparición de Internet y posteriormente el nacimiento de las redes sociales fue todo una revolución que cambió por completo gran parte de nuestras vidas. Y es que la posibilidad de tener acceso a cualquier tipo de información de forma inmediata y de poder comunicarnos con cualquier persona del mundo son algunos de sus grandes beneficios, sin embargo el uso desmesurado puede acabar convirtiéndose en un problema serio. Y es de esto último de lo que hablamos a continuación.

¿Qué es la adicción a internet?

Podemos definir la adicción a internet cuando se hace un uso compulsivo de la red que genera dependencia psicológica. Una dependencia que como cualquier otra acaba provocando problemas de salud, académicos o sociales en el niño o adolescente.

Para tratar este tipo de adicciones es necesario acudir a un centro de adicciones especializado, donde un profesional experto es el encargado de evaluar la problemática y recomendar el tipo de tratamiento a seguir.

¿Cómo sé si mi hijo es adicto a internet?

Debido a que los adultos nos pasamos gran parte del tiempo conectados a internet, ya sea contestando whatsapps, correos electrónicos, consultando facebook, twitter u otras redes sociales es difícil que sepamos reconocer cuando el uso de la red está rebasando los límites y convirtiéndose en una adicción.

Sin embargo, algunas señales como las que seguidamente te indico deberían ponerte sobre aviso y empezar a sospechar que tu hijo es adicto a internet o puede estar desarrollando este tipo de conducta adictiva..

  1. No tiene control sobre el uso de los dispositivos que utiliza para conectarse. Es decir, no dejaría de usarlos por sí mismo.
  2. Ha perdido el interés por todo lo demás. Ha dejado de realizar actividades que antes le gustaban y con las que disfrutaba, como por ejemplo leer, hacer deporte, ir al parque, …
  3. Solo piensa en conectarse. Usa los dispositivos que tiene a mano para conectarse en cualquier momento y lugar.
  4. Su conducta interfiere con la relación familiar. Por ejemplo porque desatiende tareas domésticas encomendadas o no responde cuando se le habla.
  5. Aparecen conflictos y peleas. Por ejemplo cuando se le invita, pide u ordena que se desconecte.
  6. Se siente mal, frustrado, irritable o de muy mal humor si no puede conectarse.
  7. Pasa mucho tiempo conectado. Pasa la mayor parte de sus horas libres navegando por internet.
  8. Miente para conectarse. Busca cualquier excusa para hacer uso de la red.
  9. Recurre a la tecnología cuando se siente mal.
  10. Las notas escolares empeoran.

¿Qué puedo hacer si creo que mi hijo es adicto a internet?

Si sospechas que tu hijo es adicto a internet debes pedir ayuda profesional tan pronto como te sea posible puesto que, aunque no te lo parezca por no ser una adicción a ninguna sustancia, este tipo de comportamiento adictivo necesita tratamiento especializado.

Pero además, teniendo en cuenta que mi apuesta siempre es la prevención, te recomiendo que:

  • intentes que tus hijos no se conecten de manera desmesurada,
  • procures proporcionarles diferentes actividades de ocio que les alejen de las pantallas,
  • llevad juntos algún tipo de control del tiempo de conexión,
  • háblales de la existencia de la adicción a internet,
  • fomenta el diálogo para que puedan pedirte ayuda siempre que la necesiten,

Para finalizar

Si consideras que este post puede ayudar a otros padres compártelo en tus redes sociales para que pueda llegar a ellos. Pero antes de irte te dejo con mis últimos artículos escritos en esta sección dedicada a la psicología:

Leave a Reply