Tratar adicciones en adolescentes

adicciones en adolescentes

Qué necesario es hablar de adicciones en adolescentes porque, sin duda alguna, una de las principales preocupaciones de cualquier madre (padre) es que sus hijos, al llegar a la adolescencia, se vean envueltos en algún problema importante. Entre esos problemas se encuentran tanto el consumo abusivo, o no, de sustancias o bien que acabe cayendo en cualquier otro tipo de adicción de las llamadas no químicas. 

Precisamente es de esto de lo que habla el post de hoy, de cómo tratar las adicciones en adolescentes y cuando acudir a alguno de los centros de desintoxicación para adolescentes que existen en nuestro país. Porque nos guste admitirlo o no, nuestros adolescentes siguen teniendo conductas de riesgo entre las que se encuentran:

  • Beber alcohol en exceso
  • Fumar (tabaco, marihuana, hachis,…)
  • Consumir cocaina, speed, 
  • Jugar y postar 
adicciones adolescentes

(c) Can Stock Photo / diego_cervo

Y a pesar de que este tema ha sido abordado en otras ocasiones en Mamá Psicóloga Infantil es necesario seguir hablando de esta cuestión, una y otra vez, porque debemos seguir informando y creando conciencia de los peligros que entraña el consumo de determinadas sustancias y cuándo  algunas conductas acaban siendo igual de dañinas.  Y qué hacer cuando estas han tomado el control de las vidas de nuestros hijos u otros seres queridos.

Pero primero de todo veamos un poco por encima los tipos de adicciones en adolescentes en las que cualquiera de nuestros hijos pueden caer.

Tipos de adicciones en adolescentes

Las diferentes adicciones en las que un adolescente o cualquier persona joven o adulta puede caer se pueden dividir en dos grandes grupos:

  1. Adicciones químicas o  a sustancias:
    • legales : tabaco, alcohol o fármacos.
    • ilegales: cocaína, marihuana, speed, …
  2. Adicciones no químicas o sin sustancias:
  1. psicológicas (internet, móil, …)
  2. sociales
  3. comportamentales (juego, compras, sexo, …)

Motivos por los que consumen drogas los adolescentes

La adolescencia es una etapa muy bonita, con muchos cambios, en todos los sentidos (físicos, psicológicos, emocionales, personales, familiares, sociales, …) Una época de transformación en la que nuestros hijos tratan de descubrir quienes son, qué les gusta, dónde está su lugar en el mundo y así formar su propia identidad despegándose y diferenciándose de nosotros, sus padres. Así en esta búsqueda prueban, experimentan y a veces arriesgan. En algunos casos, dejándose llevar por el momento, la situación y/o por ganas de pertenecer a ese grupo de amigos es posible que decidan beber más de la cuenta, empezar a fumar porros, pasarse horas frente a la consola jugando al juego de moda o mirando las redes sociales, video tras video sin encontrar en momento de ponerle fin.

Así, podemos decir que los adolescentes pueden caer en alguna adicción tanto de sustancias químicas como comportamentales por tres razones principales:

  1. Lograr experiencias placenteras. 
  2. Aliviar el estrés. 
  3. Lograr la aceptación.

Sea cual sea el el motivo y el tipo de sustancia o comportamiento no deja de ser modo erróneo y perjudicial de resolver un conflicto, por lo que debemos ayudar a nuestros hijos a encontrar formas positivas de satisfacer sus necesidades. Es decir que: 

  • aprendan a divertirse, 
  • a tolerar el estrés 
  • a quererse a sí mismos (es decir, a tener una sana y buena autoestima) para resistir a la presión del grupo y establecer relaciones positivas con él mismo y con los demás.

Cómo reconocer una adicción en nuestros hijos adolescentes

A continuación te proporciono un listado de conductas que pueden ayudarte a reconocer si tu hijo tiene algún tipo de adicción.

  • Si  observamos una necesidad obsesiva e irrefrenable de consumir una sustancia o realizar una actividad.
  • Vemos que está perdiendo el control y ha fracasado en alguna ocasión al intentar controlar o detener el consumo.
  • Ya no siente interés por realizar actividades que le resultaban gratificantes.
  • Cumplir con los compromisos escolares, sociales, familiares o laborales cada vez es más difícil o imposible.
  • Se alejan de familiares y amigos. Cada vez está más distante y aislado de ellos.
  • Su comportamiento y humor ha cambiado a peor.

Si ha reconocido alguna o varias de estas conductas en tu hijo no dudes en consultar y buscar apoyo profesional. Cuanto antes lo hagas antes podréis encontrar solución a este problema.

Comparte esta entrada

Post relacionados

¡Qué aburrimiento!

¡Qué aburrimiento! De Henrike Wilson y ediciones Lóguez es uno de esos álbumes ilustrados que nos permitirá explicar a nuestros

Read More
mejorar mi concentración y mi memoria

¿Cómo puedo mejorar mi concentración y mi memoria?

La guía definitiva para potenciar tu concentración y memoria. Descubre cómo enfrentar distracciones, combatir la fatiga y optimizar tu entorno para maximizar el rendimiento cognitivo. Desde hábitos de sueño saludables hasta técnicas de relajación, este artículo te ofrece estrategias prácticas respaldadas por la ciencia para mejorar tu enfoque y retención de información. ¡Transforma tu vida con pequeños cambios diarios y desata todo tu potencial mental!

Read More