Masturbación infantil: tan natural como normal.

3

¿Es posible que un niño o una niña pequeña se masturbe? La respuesta es sí. 


A pesar de que a muchos padres les cuesta entender o les aterroriza pensar que sus bebés se tocan los genitales para obtener placer,la masturbación infantil es algo tan natural como normal, y debe entenderse como una conducta de autoexploración, de descubrimiento del propio cuerpo y de las sensaciones que le producen.
Niña sentada en la cama

No te pierdas
1 De 481

La exploración genital por parte de los niños, como acto de reconocimiento de su propio cuerpo puede empezar a partir de los 18-20 meses. El niño o niña sencillamente está explorando su cuerpo y las sensaciones de placer, bienestar y relajación que le originan. Debemos entender, en primer lugar, que el sentido de placer sexual es distinto al del adulto, por lo que estas conductas o juegos corporales no van acompañadas por una imaginación sexual, es más bien un acto meramente instintivo.

Es normal que a partir del momento en el que retiramos el pañal observemos como nuestros hijos empiezan a explorar su zona genital, descubriendo casualmente las sensaciones de bienestar a las que me refería en el párrafo anterior. Y es igual de frecuente que a partir de este descubrimiento recurran a ellas para aliviar tensiones o sencillamente aburrimiento o soledad.

 

¿Qué debo hacer si mi hijo pequeño se masturba? 

Aún recuerdo la cara de una educadora infantil cuando me comentó que una niña de su clase se masturbaba, que no sabía qué hacer y que los padres estaban en la misma situación.

Pues bien, nuestra actitud como padres en situaciones como estas, en las que nos vamos a encontrar probablemente muchos, debe ser siempre una actitud relajada y natural. 

Nada de castigar, sermonear o «¡esto no se hace!». 

Evitemos regañar o castigar a nuestros hijos por masturbarse ya que estaríamos asociando su sexualidad como algo malo, prohibido, dañino o peligroso. Y con ello causaríamos un sentimiento de culpa por practicar este hábito que puede repercutir en su sexualidad adulta.
La mejor intervención, es explicarle que esto forma parte de su intimidad y que no debe hacerlo en público, ni en clase ni en casa delante de los demás cuando estamos en el comedor tranquilamente mirando la tele. Debe hacerlo en un lugar privado.
Con niños pequeños de 2 o 3 años podemos sencillamente distraer su atención hacia otra actividad que les motive para que dejen de realizar esta conducta, que como comentaba muchas veces realizan para evadirse del aburrimiento o liberar tensiones.

Como padres debemos tener en cuenta que:

  • – la masturbación infantil es parte del desarrollo normal de nuestro hijo;
  • – la masturbación es tan natural como normal;
  • – la masturbación infantil no es exclusiva de los niños: niños y niñas se tocan los genitales y sienten curiosidad por ellos.

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más