Claves para el confinamiento con niños

Mucho se habla y ya se ha escrito sobre pautas, consejos fundamentales o claves para el confinamiento, de cómo llevarlo del mejor modo posible y cómo hacerlo cuando tienes hijos pequeños. Hay tantos que en ocasiones no sabes exactamente qué debes acabar haciendo o a quién hacer caso. Pero lo cierto es que hay 3 consejos fundamentales que creo que todos, niños y mayores, necesitamos llevar a cabo.

Pautas clave para el confinamiento con niños
(c) Can Stock Photo / macniak

Consideraciones iniciales

Antes de continuar quiero decirte que lo estás haciendo bien. Que estás haciendo todo lo posible para que todo salga bien.

Porque sé, como madre de dos niños que soy, que no es nada fácil tenerlos encerrados entre cuatro paredes, sin poder salir de casa, sin poderles dar la oportunidad de correr y saltar y disfrutar del aire libre.

Porque sé también cuánto cuesta teletrabajar y cuidar de los niños al mismo tiempo y precisamente de ello te hablé en «Teletrabajar y cuidar de los hijos ¿en serio es posible en tiempos de confinamiento?«, un post que te recomiendo leer si eres una de esas madres o padres teletrabajadores. Un post a raíz del cual me entrevistaron para El País y del que salió un excelente artículo que puedes leer aquí.

Pero hechas estas consideraciones iniciales veamos qué podemos hacer para seguir resistiendo de la mejor forma posible este confinamiento.

Claves para sobrellevar el confinamiento con niños y adolescentes.

Sabiendo que estos días están siendo difíciles para muchos quiero subrayar solo 3 pautas clave que nos van a ayudar a sobrellevar mejor esta situación de confinamiento con niños y adolescentes.

3 claves para el confinamiento muy generales porque no pueden ser de otro modo. Las realidades familiares son tan distintas que no es justo ni realista ofrecer consejos que no puedan adaptarse a cada una de ellas.

1. Planifica horarios realistas y flexibles junto a tus hijos

Los horarios nos ayudan a poder llevar a cabo las diferentes tareas que cada uno de nosotros debemos realizar. Nos dan una referencia temporal a la vez que estructuran y organizan nuestro día. Tanto adultos como niños los necesitamos para ordenar cuándo hacemos qué.

Visto de este modo estarás de acuerdo conmigo que los horarios son muy necesarios. Ahora bien, debido a la situación excepcional en la que nos encontramos muchas cosas han de flexibilizarse, como por ejemplo los horarios de los niños, porque en casa es muy difícil conseguir que los más pequeños sigan un horario escolar igual que el que siguen en el cole.

¿Horas para el estudio, la lectura y la realización de tareas escolares? Rotundamente sí. Pero con flexibilidad. Dediquemos una franja horaria realista para estas cuestiones sin exigirles más de lo que pueden.

Debemos tener en cuenta que tanto nuestra atención y concentración como la de nuestros hijos se están viendo bastante afectadas por el confinamiento. De manera que no pretendamos que estén horas y horas realizando fichas. Hay muchas formas de aprender y ahora es un buen momento para llevarlas a cabo.

Otros modos de aprender:

Como ejemplos para tu inspiración te dejo estas dos ideas, a partir de ellas serás capaz de sacar tus propia actividades. Es el momento para dejar que nuestra creatividad lleve las riendas.

  • Propón la realización de un proyecto sobre un tema que sea de su interés. Y que vaya recopilando información sobre él. Tu ayuda será más o menos necesaria en función de la edad que tenga.
  • La cocina es un lugar maravilloso donde aprender. Te invito a leer este post que escribí hace ya algún tiempo sobre todo lo que los niños pueden aprender en la cocina: Niños en la cocina. Cocinar es aprender.

A parte de pensar en la parte académica a la hora de confeccionar horarios insisto en que una de las claves para el confinamiento es dejar espacios para el ocio y para no hacer nada dentro de esta planificación.


Contenido relacionado: Educar en la calma en tiempos de confinamiento


2. Sigue con los buenos hábitos y no olvides las rutinas

Otra de las claves para el confinamiento que considero esenciales es la de continuar con los buenos hábitos de alimentación, higiene y sueño. Fundamentales para el bienestar de cualquiera, niños incluidos.

De manera que:

  • Vestiros. Nada de estar todo el día en pijama.
  • Mantened la constancia con las duchas y baños.
  • Seguid con una alimentación variada, equilibrada y sana.
  • No olvidéis la higiene dental.
  • Y haced deporte, si es antes de las tareas escolares mucho mejor, puesto que la actividad física mejora la atención y la concentración y nos ayuda a estar de buen humor.

Y por supuesto conservad las rutinas esenciales como:

  • Horas de levantarse y acostarse.
  • Horarios de desayuno, almuerzos, meriendas y cenas.

Como de este tema ya te he hablado en muchas ocasiones no quisiera extenderme en él, de manera que te recomiendo el siguiente post relacionado para que leas lo importantes que son los hábitos y rutinas para los niños.


Contenido relacionado: Hábitos y rutinas: beneficios en bebés y niños


3. Crea momentos para hablar

Ya para finalizar, pero no por ello la menos importante, la última de las claves para el confinamiento que te propongo es que estés alerta y no olvides crear momentos para compartir emociones, sensaciones y pensamientos con tus hijos.

Comunícate con ellos. Crea momentos para hablar, sin fiscalizar, no es necesario bombardear a preguntas. Mi recomendación es que busques un momento al día o, como mínimo, una o dos veces por semana para hacer una pequeña asamblea familiar y hablar.

Explicar a los niños cómo nos estamos sintiendo cada uno de nosotros en esta situación, intentando no ser alarmistas ni muy pesimistas, les ayudará a expresar sus emociones. A la vez que les permitirá entender que lo que les ocurre no es nada malo en caso de estar tristes, enfadados o asustados. Todo lo contrario. Que es normal y natural sentirse así y que además hay alguien que recoge su malestar y se preocupa por ellos.

Estar todo el tiempo entreteniéndoles para alejarles de sus emociones menos agradables no favorece su desarrollo emocional, puesto que los niños necesitan hacer este aprendizaje. Necesitan poder desarrollar su capacidad de hacer frente a las situaciones difíciles y desagradables de la vida.

Enmascarar con una felicidad artificial unos momentos duros no permite que puedan desplegar una habilidad fundamental: la resiliencia.


Contenido relacionado: 10 consejos para desarrollar la resiliencia en niños y adolescentes


Para concluir

Ahora sí, ya para concluir, espero que estas 3 claves para el confinamiento no sean muy difíciles de implementar en tu familia. Aunque sé que estos momentos son muy difíciles para muchos, sobre todo para aquellos que están perdiendo sus puestos de trabajo o tienen familiares enfermos de diversa gravedad.

A todos vosotros gracias por leerme y seguir buscando información que os ayude a reflexionar. Es un placer y todo un honor poder seguir escribiendo con este objetivo. Me siento muy agradecida por ello y ahora, más que nunca, es momento de agradecer y de compartir. Gracias.

Si crees que este post puede ayudar a alguien no olvides compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a muchas más personas.