Adicción a sustancias tóxicas en la adolescencia

La adicción a sustancias tóxicas como el alcohol, el cannabis, la marihuana, la cocaína u otras drogas legales o ilegales son un grave problema para la salud física y mental de la persona que lo padece y de su entorno familiar. Un problema con graves consecuencias que debe ser tratado por profesionales expertos tan pronto como sea detectado.

Para seguir concienciando y tener más información sobre qué es lo que puede estar sucediéndole a tu hijo adolescente, a un amigo o familiar cercano, hoy hablamos de esta situación. Una realidad que afecta a tantas familias y de la importancia de acudir cuanto antes a un centro de desintoxicación para poner fin a la dependencia y al sufrimiento que causa.

Qué es, qué factores intervienen y la importancia de seguir un tratamiento para dejar las drogas son las cuestiones que abordamos a continuación.

adicción a sustancias tóxicas
Foto de Alexander Krivitskiy en Pexels

Adicción a las sustancias tóxicas ¿Qué es?

Según la Asociación Americana de Psicología (APA) la adicción a sustancias tóxicas se define como:

“Condición en la que el cuerpo debe consumir una determinada sustancia para evitar síntomas de abstinencia de carácter físico y psicológico” 

Una definición similar es la que nos ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS)

“Enfermedad física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. Se caracteriza por un conjunto de signos y síntomas, en los que se involucran factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales” 

Factores de riesgo para desarrollar una adicción a las drogas

Tal y como apunta la definición propuesta por la OMS, no existe una única causa que explique porqué una persona desarrolla una adicción a las drogas y otra no puesto que en su desarrollo podemos diferenciar distintos factores de riesgo que juegan un papel muy importante. Entre ellos:

  1. Individuales: Son todos aquellos que tienen que ver con nuestra forma de ser, sentirnos y comportarnos. Incluimos en este grupo de factores:
  • edad
  • la personalidad, 
  • la
  • los recursos sociales de que dispone, 
  • las actitudes, 
  • los valores
  • la autoestima,
  1. Relacionales: Entendidos como el tipo de interacciones que la persona mantiene con su familia, sus amigos y el contexto escolar.
  2. Sociales:  Son los que tienen que ver con
  • la cultura, las costumbres y tradiciones respecto al consumo
  • La aceptación social.
  • El acceso al consumo 

Cómo saber si mi hijo tiene una adicción a sustancias tóxicas

Detectar un consumo excesivo de sustancias tóxicas (alcohol, hachís, marihuana, …) de forma temprana es clave para poder evitar una futura adicción a dichas drogas. Para poder hacer una buena detección de los síntomas debemos aprender a observar a nuestros hijos y diferenciar los cambios debidos a su edad de aquellos propios del consumo de sustancias.

Para ello te facilito una serie de señales que te ayudarán a detectar un posible abuso de sustancias o incluso una adicción a las mismas.

  • Últimamente le ves retraído, deprimido, cansado y descuidado en su aspecto personal. 
  • Todo le molesta, se comporta de un modo agresivo e irritable con todo el mundo, padres, hermanos, amigos y conocidos.
  • Parece que ha perdido el interés por estar en familia y con los amigos con los que antes disfrutaba.
  • Le ves descontento, infeliz, preocupado, inquieto.
  • Transgrede las normas y los límites constantemente.
  • No cumple con sus responsabilidades en casa.
  • Sus hábitos de alimentación y sueño han cambiado.
  • Es difícil comunicarse con él o ella.
  • Miente con frecuencia.
  • Desaparece dinero u otros objetos de valor del domicilio.

Estas son algunas de las señales de alerta a las que debes prestar especial atención para detectar cuanto antes un probable consumo irresponsable, excesivo o adictivo. Pero esto solo es un listado que bien podría corresponderse con otro tipo de problemática por lo que es preciso consultar con un experto en abuso de sustancias para hacer una buena detección y, en el caso necesario, empezar el tratamiento adecuado.

Qué hacer, dónde acudir

Tal y como se apunta en el anterior párrafo ante cualquier duda o sospecha debemos ponernos en contacto con profesionales expertos en adicciones. Esta es, sin duda alguna, la mejor opción, no solo para la persona que tiene el problema sino también para toda la familia. Normalmente un equipo multidisciplinar (médicos, psicólogos, terapeutas, educadores sociales, …) trabajará también con los familiares para ayudarles a salir de esta situación.

Ellos son quienes evaluarán, diagnosticarán y diseñarán el mejor tratamiento a seguir, que en puede ser ambulatorio o de tipo residencial. En este último caso, se recomendará el ingreso del menor, joven o adulto con una adicción a una o varias sustancias tóxicas para que lleve ahí todo o parte del proceso de desintoxicación.

Resumiendo

El consumo de drogas es un problema grave que afecta a la salud física, mental y emocional de las personas que lo padecen, pero también de sus familiares más cercanos. Existen varios factores implicados y ninguno de ellos por sí solo podría explicar por qué unas personas son más vulnerables que otras para desarrollar conductas adictivas. 

Sabemos bien que la adolescencia es un momento clave en la que los chicos y chicas de esta etapa se inician en el consumo de diferentes sustancias tóxicas por lo que es importante hablar abiertamente de ellas y de las consecuencias negativas que pueden representar. Si bien sabemos que muchos de estos adolescentes igualmente las consumirán creemos que ante cualquier tema de salud la prevención es crucial. 

Por otra parte si crees que tu hijo o hija puede estar teniendo un consumo excesivo y problemático con el alcohol u otras drogas debes consultar cuánto antes con profesionales expertos en este tipo de cuestiones para que te orienten y te informen correctamente sobre cómo actuar. 

Si este post te ha parecido interesante o crees que puede ayudar a otros padres y madres te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a todos ellos.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.