Para padres y madres que buscan respuestas.

Cuentos clásicos para leer y contar

0 39

En ningún hogar deberían faltar los libros de cuentos, y menos los clásicos de siempre. A nosotros nos gustan especialmente y nunca nos cansamos de leerlos o reinventarlos. En esta ocasión estamos inmersos en una versión de “Cuentos clásicos para leer y contar” que nos ofrece la Editorial Anaya

Una versión con 10 cuentos de toda la vida. Aquellos que ya nos contaron nuestros padres y que tanto nos gusta contar hoy a nuestros hijos. Historias de hoy y de siempre que siguen cautivando a pequeños y adultos.

Si hay algo que les gusta a los niños son los cuentos, del tipo que sea y a la hora que sea. Les gusta que nos sentemos junto a ellos, al lado de su cama un poco antes de dormir, o  en cualquier otro momento colocados en nuestro regazo y escuchar atentamente.

No importa el modo ni el lugar, porque a los niños lo que les gusta es que les contemos cuentos. Que les contemos una y otra vez ese cuento favorito. La Caperucita Roja o Los tres cerditos. Pulgarcito o La Bella Durmiente. El Gato con Botas o La Cenicienta…. Lo sabes bien, ellos lo piden una y otra vez y, habrás observado que, durante sus primeros años les gustan por igual los cuentos de animales que los de dragones o princesas, los cuentos de hadas,  o los de duendes y brujas malvadas. Porque lo que les gusta es escuchar y sentir cómo vamos hilvanando esa historia con diferentes personajes al mismo  tiempo que tejemos un clima perfecto para estimular su imaginación. Un clima que en el fondo lo que hace es unirnos de un modo especial a ellos.

Cuentos clásicos para leer y contar

En esta recopilación de cuentos grandes ilustradores dan vida a los personajes clásicos.  En este volumen encontrarás 10 historias conocidas por todos que perduran a través del tiempo de autores como los hermanos Grimm, Hans Christian Andersen o Charles Perrault.

  1. Los músicos de Bremmen.
  2. Caperucita Roja.
  3. La princesa y el guisante.
  4. Blancanieves.
  5. La Cenicienta.
  6. El Gato con botas.
  7. El lobo y los siete cabritillos.
  8. El flautista de Hamelín.
  9. La Sirenita.
  10. La historia de los tres cerditos.

Contar cuentos a nuestros hijos, nietos, sobrinos o alumnos es un acto de amor, un acto de transmisión de valores, de emociones, de conceptos abstractos y otros de más concretos. Contar cuentos o historias, propias o heredadas, cuentos clásicos o modernos, vivencias personales o inventadas es un acto generador de ilusiones que pone en marcha la imaginación tanto de quien los relata como de quien los escucha.

Esta Navidad o en el próximo cumpleaños regálale a tu hijo un libro de cuentos y léeselos cuando aún cuando no sepa leer, estimúlale desde bien pequeño. La lectura compartida os ayudará a establecer un vínculo especial  creando el ambiente adecuado para compartir otro tipo de experiencias y hablar sobre el día a día. La lectura compartida ayuda además a aumentar el vocabulario, enriqueciendo y expandiendo el lenguaje de los más pequeños.

Puedes adquirir aquí tu ejemplar

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel