Para padres y madres que buscan respuestas.

Aprenent a llegir

Un cuento sobre la superación de las dificultades lectoras

0 78

Aprenent a llegir es un cuento para niños y niñas de entre 4 y 8 años, escrito e ilustrado por Lisa Papp y editado por Tramuntana editorial. Un libro que hoy reseñamos gracias al acuerdo que mantengo con Boolino donde también podrás encontrarlo en su versión en castellano si esta es tu opción preferida.

Aprenent a Llegir/ Aprendiendo a leer.

Lisa, la protagonista, es una niña que no le gusta leer. No le gusta leer nada de nada. No le gusta porque no sabe hacerlo con fluidez. Se equivoca, se tropieza con las palabras, y cada vez siente menos ganas de leer por miedo a equivocarse de nuevo. Lisa  está desmotivada y triste, porque no consigue avanzar.

Lisa, nuestra pequeña protagonista, es una niña que se avergüenza de leer en voz alta porque sus compañeros se ríen de ella cuando no consigue leer correctamente. Lisa anhela obtener esa estrella que su profesora otorga a los demás niños tras las lecturas diarias, pero ella solo obtiene una pegatina que dice “Sigue intentándolo”. Las estrellas solo son para los buenos lectores y ella … ella aún no lo es. Pero puede legar a serlo si se esfuerza, si encuentra a alguien con la suficiente paciencia como para permitir que se equivoque y rectifique, alguien que no la ponga tan nerviosa que la bloquee con sus risas. Y ese alguien es Bonnie, una perra grande y paciente que la escucha sin importarle sus pausas, sus tropiezos y sus errores. Una compañera que ayuda día a día a Lisa a superar sus dificultades lectoras, motivándola y fomentando su autoestima.

¡Lo quiero!

Una historia sobre la superación de las dificultades, sobre la perseverancia pero también sobre la paciencia. Un álbum bellamente ilustrado que ayudará mucho a nuestros pequeños lectores pero que a los mayores nos da una gran lección: debemos ser más pacientes, tolerantes y confiar más en nuestros pequeños. Una lección que debemos transmitir a nuestros hijos para que aprendan a ser respetuosos con sus compañeros, con todos y cada uno de ellos, sean como sean y tengan el tipo de dificultad que tengan.

No nos reímos de las dificultades de los demás. Nosotros tampoco somos buenos en todo. Nadie es perfecto. Todos nos merecemos el mismo respeto.

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel