• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Bebés
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Los primeros días de un recién nacido se viven con mucha emoción. Es una auténtica novedad si es el primer hijo que una familia trae a la vida. En esos casos, es conveniente informarse de qué ropa para el bebé es la más adecuada. De este modo nos ahorramos muchos quebraderos de cabeza y compras innecesarias, pero sobre todo, el objetivo es empezar el cuidado de nuestro recién nacido con buen pie, asegurándonos vestirle con prendas confortables.

En el post de hoy intento asesorarte en esta tarea con recomendaciones que espero te ayuden.

Foto de Bebé creado por bristekjegor – www.freepik.es

Sea cual sea el momento del nacimiento, los tejidos naturales siempre son lo mejor 

Casi siempre, lo natural es la solución para todos nuestros problemas. En el caso de los bebés, los tejidos naturales como el algodón, la seda y demás aseguran su comodidad. Asimismo, los recién nacidos suelen tener una piel bastante delicada y suave, por lo que es vital que el tejido no genere malestar.

Si tienes que elegir entre una gran variedad de materiales, el algodón es el que más te recomendamos. Da igual que época del año sea, siempre viene bien. Únicamente será necesario adaptarse a la temporada. Si hace frío, un conjunto mucho más acolchado y de mangas largas es lo ideal. Por su parte, si hace calor, una selección de prendas de manga corta y finas bastarán.

Selección de pendras necesarias para los primeros meses de vida  

Aun así, la ropa bebé tiene que adaptarse a una serie de condiciones. Hay que tener en cuenta que los recién nacidos son muy delicados sus primeros meses de vida. Por ello, tendrás que asegurarte de comprar un poco de todo.

Lo mejor es que te hagas una selección de ropa multifuncional. Desde calcetines, guantes y gorritos hasta incluso un saco o mantita. Lo importante es que el bebé vaya siempre bien abrigado, sin que pase calor en exceso. Como ya te hemos mencionado, el mejor tejido que puedes comprar es el algodón. 

Además de abrigar verdaderamente bien, es muy versátil. No obstante, no te vuelvas loca/o comprando prendas para el recién nacido. Compra solo lo que sea imprescindible. Ten en cuenta que están en desarrollo y, por tanto, no tardarán mucho en que la ropa bebé se les quede pequeña. 

Adaptarse al modelo de crecimiento de tu bebé  

Aunque en los primeros días de vida, es recomendable hacerse con las prendas que te hemos mencionado, con el tiempo tendrás que adaptarte. No siempre valdrá el mismo recurso. A medida que estos pequeños crecen surgen nuevas necesidades y dejan de ser importantes otras.

Llegado el momento, el algodón pasará a un segundo plano, permitiendo explorar otra clase de tejidos. La lana o la seda son igual de buenas que este otro. Tanto es así que es muy típico que en los pueblos las abuelas hagan conjuntos de lana para sus nietos. Por su parte, estas prendas son mucho más artesanales y bonitas, un plus para que tu bebe luzca hermoso. En cambio, la seda es un tejido más suave que puede ayudar a que no se haga rozaduras ni arañazos.

Elijas lana, seda u algodón, recuerda siempre paliar las necesidades de tu pequeño. Hecho eso todo es válido. 

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.