No te enfades tanto mamá.

8
Ayer mi hijo mayor me hizo pensar sobre mi modo de estar y hacer las cosas con ellos. Me preguntó que por qué siempre estaba enfadada y yo me quede mirándolo a los ojos y le dije «no lo se cariño, quizás es que estoy muy cansada, pero no estoy enfadada contigo ahora, ¿tu me ves enfadada?». No contestó, solo me miró y sonrió. Le dí un fuerte abrazo y le pedí perdón.


Mi hijo de solo 5 años me ve permanentemente enfadada y eso no es bueno, no creí que estuviera de este modo con ellos …pero este comentario me ha hecho reflexionar. Debo cambiar mi modo de relacionarme con ellos o lo que les estoy transmitiendo es algo que yo no quiero.

Como madres (y cuando digo madres incluyo padres también) es importante que tratemos de mostrarnos más positivas y no estar pemanentemente enfadadas. Es verdad que el trabajo, el cansancio y el día a día nos van consumiendo, pero nuestros hijos necesitan vernos bien. Es probable que algunas de sus conductas pongan a prueba nuestra paciencia pero no todo lo que hacen lo hacen mal. Si somos realistas veremos que en general su conducta no es tan mala como creemos en algunos momentos de ofuscación.


No todo lo que hacen nuestros hijos resulta desagradable, no todo lo que hacen lo hacen para molestar ni hacer mal. Son solo niños, deben aprender y para eso estamos nosotros, para ayudarles. Trabajaremos esos comportamientos que nos generan frustración e incluso nos irritan, pero mientras tanto nuestros hijos también deben saber que les queremos, que nos importan y que nos hacen felices. No olvidemos demostrarles todo esto a diario porque ellos lo necesitan de igual modo que necesitan límites claros y firmes para desarrollarse correctamente como personas.


Si siempre nos ven enfadados es probable que crean que es culpa suya o que este es el modelo que deben seguir. Pensad y recordad que los niños aprenden por imitación y nosotros somos un modelo a seguir. Olvida el cansancio, los problemas con el trabajo e incluso olvida eso que te ha hecho enfadar hace un momento, una vez pasado, pasado está. Cuando estés con tus hijos recuerda que un comentario positivo vale mucho más que cualquier crítica


No desprecies nunca la efectividad de los elogios, especialmente en los niños. Los pequeños, sea cual sea su edad o etapa, quieren desesperadamente la aprobación de sus padres(aunque hay que admitir que a veces es difícil de detectar).




Foto cortesía www.freepik.com

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más