Para padres y madres que buscan respuestas.

Mi hijo no quiere dibujar ¿por qué?

0 5.026

Mi hijo no quiere dibujar, dice que no sabe y que no le gusta hacerlo porque todos los dibujos le salen mal y feos. De un tiempo a esta parte mi hijo mayor, de 7 años, se niega a coger una hoja de papel y hacer lo que tanto le gustaba hacer antes: dibujar. ¿Por qué dice no quiere dibujar y cómo motivarle de nuevo? Si a tu hijo le ocurre lo mismo, en este artículo te cuento qué hacer.

 

La importancia del dibujo infantil. ¿Por ID-100361503qué debe dibujar tu hijo?

En otros artículo hemos hablado sobre la evolución del dibujo infantil, de cómo progresan nuestros hijos y cómo pasan del simple garabato a un dibujo bien elaborado. Hemos hablado de la importancia que tiene para su desarrollo cognitivo y también de cómo interpretar algunos de sus dibujos (siempre siendo muy prudentes con las conclusiones que podamos extraer).

Los niños deben dibujar por múltiples motivos, pero fundamentalmente para pasárselo bien, para distraerse, desestresarse, relajarse, evadirse, para expresarse y comunicarse.

El dibujo infantil es una poderosa herramienta de comunicación que tienen los niños para explicar lo que sienten, piensan e imaginan. Es la expresión libre de sus diferentes estados de ánimo, una forma de proyectar su personalidad pero también su modo de expresar la creatividad y la espontaneidad propias de su edad, así que cuando mi hijo no quiere dibujar se niega a si mismo todo esto.

¿Por qué mi hijo no quiere dibujar?

Me pregunto por qué que mi hijo no quiere dibujar, cómo es que de repente se niega a hacerlo y se resiste todo lo que puede. Tiene 7 años y siempre se le ha estimulado para que dibuje libremente pero recientemente ha empezado ha decir que no le gusta dibujar, que no sabe y que sus dibujos son feos.

Es posible que a ti te esté ocurriendo lo mismo y es por ello que he de decidido escribir este artículo, para poder darte las claves para volver  a animar a nuestro hijo a dibujar. Si es así, te animo a seguir leyendo porque nosotros, los padres, podemos hacer mucho para animarles y abrirles de nuevo el apetito por el dibujo.

Cosas que los padres debemos evitar.

Reflexionando sobre los motivos por los cuales mi hijo no quiere dibujar, me temo que quizás en alguna ocasión he cometido alguno de los errores que a continuación te describo y que debemos evitar cuando nuestros hijos nos muestran sus dibujos como por ejemplo:

  • – corregir,
  • – arrugar la nariz,
  • – descalificar,
  • – buscar la perfección,
  • – decirles cómo deben hacerlo mejor,
  • – comparar sus dibujos con los de otros niños u hermanos,
  • – …

Este tipo de comentarios producen un efecto negativo en nuestros hijos, mermando su autoestima y lesionado la confianza en si mismos. Cuando un niño nos muestra un dibujo busca en nosotros la aprobación y necesitan, más que una crítica, un elogio que les anime a continuar y perseverar.

Qué hacer para motivar al niño que no quiere dibujar.

Es posible que tu hijo, al igual que el mío, no sea el mejor dibujante de su clase ni vaya a ganarse la vida dibujando, seguro que otros dibujan mucho mejor que él pero los dibujos de nuestros hijos son únicos y por tanto maravillosos en sí mismos. Puede que no sean los dibujos más bonitos ni los más perfectos pero son la expresión de sus sentimientos, de su mundo interior, de la visión que tiene del mundo … en definitiva, son una parte de él mismo. Por eso hay que ir con cuidado con lo que decimos y cómo se lo decimos porque cuando criticamos un dibujo le estamos criticando a él.

Tampoco digo que debamos elogiar por elogiar, porque el elogio solo es efectivo cuando es sincero y real, vale con frases del estilo:

  • – “continua así”,
  • – “muy bien, estás mejorando”,
  • – “veo que te has esforzado mucho esta vez”
  • ….

Los concursos de dibujo del cole, una presión extra.

Otro tema que genera presión al niño que no quiere dibujar son los concursos de dibujo del cole, aquí es donde el niño que está convencido de que no sabe dibujar se niega en rotundo a participar. Comprensible, ¿para qué participar si no tiene posibilidades de ganar, verdad?

La función que nos toca ejercer como padres es hacer ver a nuestro hijo que todas las cualidades que tiene como persona y que no todas somos habilidosas en lo mismo. Hay quien sabe cantar, tocar un instrumento o dibujar, mientras que otras personas destacan en áreas menos artísticas como por ejemplo saben escuchar, tejer o escalar. Todos somos buenos en algo, solo necesitamos descubrir en qué.

Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad por trepar árboles vivirá toda su vida pensando que es un inútil.- Albert Einstein.

 

 

imagen cortesía http://www.freedigitalphotos.net/

 

 

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel