Hamacas para bebé, una ayuda para el confinamiento

Las hamacas para bebé son y están siendo una gran ayuda para muchos padres y madres durante el confinamiento. Un lugar donde el bebé descansa y se mece tranquilo hasta que, probablemente, se acaba durmiendo. En el post de hoy hablamos de ellas y de cómo usarlas correctamente para que no tu pequeño no corra ningún riesgo.

hamacas para bebé
(c) Can Stock Photo / famveldman

Consideraciones previas

Como bien sabes en Mamá Psicóloga Infantil hablamos de diferentes productos de puericultura y de su utilidad en la crianza de nuestros hijos. De hecho tienes una sección dedicada a los bebés en las que podrás leer reseñas de muchos de ellos. He hablado de sillas de paseo, tronas, cunas e incluso de colchones. También de sacaleches, chupetes y biberones.

Y hoy me fijo en las hamacas para bebé por estar siendo un producto de gran utilidad estos días en los que los peques no pueden salir de paseo. De manera que si sigues conmigo juntas veremos qué son, desde cuándo podemos usarlas, por qué utilizarlas, cómo hacerlo sin peligro y qué beneficios puede tener sobre el bebé.

Qué es una hamaca para bebé

Una hamaca para bebé, como ya sabrás, no es más que una silla acolchadita ligeramente inclinada hacia atrás que se balancea ligeramente para mecer a tu peque.

Las hay de muchos tipos como todos los productos de bebé que hay en el mercado. Las encontramos con vibración o sin ella, con música o sin ninguna, con o sin elementos incorporados con los que puede jugar … De manera que su precio también varía desde las más a las menos económicas.

En definitiva, tienes una multitud de opciones de hamacas para bebés donde elegir y así encontrar la que más se ajuste a tus necesidades, sean las que sean.

Desde cuándo y hasta cuándo usarla

Para contestar a esta pregunta con precisión debería hablarte de cada una de las marcas y modelos, pero por lo general podemos usarla desde las primeras semanas hasta los 6-7 meses. Momento en el cual tu pequeño ya podrá sentarse por si solo y este elemento ya no será adecuado para su progreso.

Por qué usar una hamaca para bebé

Si bien es cierto que no hay lugar como en los brazos de mamá, también es cierto que no podemos estar cargando todo el día con nuestro bebé en brazos. Ni siquiera con una bandolera.

En algún momento del día, para atender otras tareas o necesidades, tendremos que acomodar a nuestro hijo en su cuna o capazo. Pero para que pueda estar cómodo y observar el mundo que lo rodea con más claridad una hamaca para bebé es el lugar mucho más idóneo.

Desde la postura que puede adoptar en una hamaquita su visión es totalmente distinta y más estimulante. No es lo mismo estar totalmente tumbado y ver un techo que estar ligeramente reclinado y tener la oportunidad ver a las personas que se mueven a su alrededor. Pero te hablaré de esto más adelante cuando hablemos sobre los beneficios de las hamacas para bebés.

Cómo usar una hamaca para bebé con seguridad

A pesar de las críticas que a veces han recibido, las hamacas para bebé son totalmente seguras si se usan correctamente. Lo que debes tener siempre en presente son dos cosas:

  1. es no dejar a tu bebé solo mientras está en ella
  2. ni usarlas para que duerma largos periodos de tiempo.

Beneficios de las hamaca para bebé

Ya por último quiero hablarte de los beneficios que puede suponer el uso de una hamaca para bebé. Entre ellos quiero destacar 3:

  1. Le permite observar el mundo desde otra perspectiva muy distinta a la que tiene cuando está tumbado. A medida que crecen los bebés necesitan mayores estímulos, siempre con mesura, para poder ir desarrollando nuevas habilidades de observación, manipulación y aprendizaje.
  2. Posibilita que se entretenga durante breves periodos de tiempo en el que no es necesario que nosotros estemos interaccionando todo el tiempo con él. Muchas de las marcas especializadas en este tipo de productos para bebé incorpora en sus hamacas juguetes de llamativos colores. Otras integran sonidos, luces y canciones, para que a medida que el bebé va creciendo pueda irlos tocando y apretando para divertirse mientras nosotros realizamos otras actividades. Juguetes, luces y colores estimulan el sentido del tacto, el visual y el táctil de nuestros pequeños. Estímulos que favorecen su desarrollo cognitivo.
  3. El suave balanceo que ofrece una hamaca para bebé permite que se relaje y realice pequeñas siestas con comodidad.

La gran ventaja para los papás y mamás es que podemos dejar a nuestros pequeños en un lugar seguro mientras nosotros realizamos otras actividades como: teletrabajar, cocinar, ordenar, ….

Contenido relacionado: Si los bebés hablaran. Su asombroso mundo emocional. Reseña.

Para concluir

Recuerda compartir esta información en tus redes sociales para que pueda llegar a otros papás y mamás.

Aquí tienes los últimos post que he escrito en la sección dedicada a los bebés y que creo que pueden ser de tu interés

Y ya por último, no te olvides de suscribirte a mi boletín de noticias para recibir todo cuanto voy publicando y contenido exclusivo que creo para mis suscriptores.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.