Cómo educar en positivo.

0

Educar en positivo y desde el buen trato significa educar a nuestros hijos sin tener que recurrir a gritos, castigos, azotes, cachetes o amenazas que sabemos que les acaban causando dolor, tristeza, miedo, soledad, culpabilidad y baja autoestima, tal y como explico también en mi artículo «Gritos y bofetones, razones para evitar su uso«. Además está demostrado que son ineficaces en la educación ya que no enseñan la conducta adecuada sino a resolver los conflictos a través de la violencia verbal, física o mediante la coacción de las amenazas o chantajes.

Sé, como madre que soy que educar en positivo no siempre es fácil, porque exige de nosotros grandes dosis de paciencia, dedicación y esfuerzo, ingredientes que en ocasiones escasean, pero el resultado final compensa con creces todo el trabajo invertido.

comprender  a nuestros hijos

 

¿Quién te quiere a ti? Es una guía para padres y madres para promover la parentalidad positiva y el buen tratoMi mamá psicóloga infantil quiere recormendaros esta guía sobre la promoción de la educación en positivo y el buen trato, realizada por la ONG Save the Children con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. En esta guía podemos encontrar pautas y herramientas que nos pueden ayudar en nuestra tarea más importante y apasionante, la de educar a nuestros hijos. 

Esta guía nos recuerda que los niños deben crecer en un entorno familiar que les proporcione seguridad, amor y comprensión, ya que esta es la mejor manera de asegurarles su desarrollo físico, emocional y social normal y pleno .

 

La paternidad positiva se basa en tres condiciones : conocer, proteger y dialogar:

  • Conocer y entender a los niños y las niñas : cómo se sienten, piensan y reaccionan según su etapa de desarrollo.
  • Ofrecer seguridad y estabilidad : los niños y niñas deben confiar en sus padres y madres, sentirse protegidos y guiados.
  • Optar por la resolución de los problemas de manera positiva : sin recurrir a castigos físicos y humillantes.

Es cierto que en muchas ocasiones, los adultos vemos comportamientos en los niños que no entendemos y podemos vernos desbordados por no saber actuar correctamente, por eso es tan importante intentar entender y conocer las características principales de cada etapa del desarrollo de nuestros hijos. Solo de este modo seremos capaces de poder atender sus necesidades y responder ante ellas de un modo adecuado. La mejor forma de poder ayudar a nuestros pequeños es interesarnos por cómo son, qué necesitan y por qué se comportan del modo que lo hacen. Sus necesidades van cambiando conforme ellos avanzan física, cognitiva, emocional y socialmente por lo que debemos ser capaces de ir adaptándonos a dichos cambios

Es importante tener presente que cada niño es único y diferente a los demás y tiene su propio proceso evolutivo y desarrollo (algunos empiezan a hablar antes que otros o pueden empezar a caminar sin haber gateado antes, por ejemplo). Las características que se exponen en la guía responden a patrones generales de desarrollo evolutivo que pueden aparecer antes o después, dentro de unos márgenes temporales determinados.

Por otro lado debemos estar atentos a retrasos –que podrían estar indicando algún tipo de déficit sensorial o físico que provoque problemas madurativos– con el fin de consultar con especialistas lo antes posible.

Educar en positivo es posible y con esta guía tienes la forma de conseguirlo. Enlace a la guía http://www.savethechildren.es/docs/Ficheros/523/SC_PARENTALIDAD_Guia_QUIEN_TE_QUIERE_A_TI_vOK.pdf

Foto cortesía de www.freedigitalphotos.net

 

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más