Hoy hablamos sobre las camas tipi Montessori y de cómo éstas pueden ayudar a tu peque a desarrollar su autonomía y seguridad en sí mismo. Y es que este tipo de camas, a parte de ser realmente bellas estéticamente, son ideales para que los más pequeños aprendan a desenvolverse de forma más libre e independiente, favoreciendo su autonomía. Lo vemos a lo largo de esta entrada en la que también te hablaré sobre la metodología Montessori, que más que un método pedagógico es toda una filosofía de vida, en la que los niños lideran su aprendizaje al lado de adultos respetuosos y conscientes de sus ritmos.

camas tipi Montessori
(c) Can Stock Photo / Bialasiewicz

El lugar de descanso según el Método Montessori

En primer lugar, antes de ver los beneficios de las camas tipi Montessori, deseo explicarte cómo se plantea desde esta pedagogía el lugar de descanso. Según este método ha de ser un lugar bello y sencillo. Ha de ser una estancia que transmita calma, tranquilidad y serenidad.

Para conseguirlo decoraremos con muebles y ropa de cama en tonos neutros. Los muebles que deberán estar a la altura de los niños para que éstos puedan escoger la ropa y colgarla sin esfuerzo cuando llegue el momento. En cuanto a la cama buscaremos que sea un cama accesible para el bebé, sin barrotes, algo fundamental para que pueda entrar y salir cómodamente cuando quiera. Es decir, crearemos un dormitorio funcional y accesible, donde todo el mobiliario esté adaptado a la altura de los niños.

Este ambiente promueve que puedan moverse libremente, que exploren su entorno y aprendan a su ritmo, de forma autónoma .

Camas a ras de suelo en lugar de cunas con barrotes

Una de las características del método Montessori es prescindir totalmente de las cunas con barrotes, un elemento que limita el desarrollo de la autonomía y la confianza en sí mismo.

María Montessori pensaba las cunas con barrotes eran contraproducentes, así creyó que era mejor disponer camas a ras de suelo o lo más bajitas posible. De este modo cuando los bebés se despiertan y ya saben gatear o caminar pueden levantarse y explorar a su antojo, libremente. Siguiendo este método puedes disponer de cualquier colchón colocado sobre el suelo directamente o bien optar por las camas tipi Montessori.

Cómo son las camas tipi Montessori

Las camas tipi Montessori son un tipo de cama que te permitirá seguir con las directrices de la pedagogía Montessori a la vez que decorar el dormitorio de los niños de un modo especial. Su diseño está inspiradi en las tiendas indias en forma cónica y en las que el colchón se coloca a ras de suelo.

5 beneficios de las camas tipi Montessori para los niños

  1. Fomentan la autonomía, la independencia y la responsabilidad. Este tipo de cunas permite que los pequeños puedan moverse libremente, sin la ayuda de un adulto, cuando deseen. Así cuando están cansados pueden irse ellos mismos a dormir la siesta y cuando se despierten podrán venirnos a buscar sin necesidad de llorar o gritar. Algo tan simple y sencillo que tiene muchas implicaciones a nivel emocional y conductual.
  1. Potencia el desarrollo de la confianza en sí mismo y una adecuada autoestima. Crecer en un entorno en el que los adultos confían en las posibilidades de sus hijos es un entorno favorable para que niños y niñas crezcan confiando en sí mismos. Ingrediente esencial para la construcción de una autoestima sana. Recordemos que la autoestima está implicada en todo lo que hacemos y dejamos de hacer, a nivel social, personal, académico y laboral.
  1. Invita a desarrollar la imaginación. Una cama con este tipo de diseño es perfecta para despertar la imaginación de cualquier niño o niña.
  1. Mejora el descanso tanto de los niños como de sus padres.
  1. Elimina fases de transición y adaptación de cuna a cama grande. Un proceso que a veces no resulta sencillo para los más pequeños, de modo que si les acostumbramos desde un primer momento a dormir en su propia cama segura no tendrán que enfrentarse a una adaptación innecesaria.

En resumen, las camas tipi Montessori son ideales para el desarrollo de tu pequeño.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.