En nuestra intensa tarea como padres suelen que surgir determinadas dificultades. Situaciones que no preveíamos y problemáticas que se nos escapan de nuestras manos. Educar no siempre es tan fácil como pensamos. Los niños pasan por distintas etapas que no siempre conocemos ni sabemos afrontar. O bien aparecen complicaciones inesperadas. En ocasiones como éstas acudir al psicólogo infantil puede ayudarnos a resolver nuestros problemas.

Consideraciones previas

Afortunadamente, tomar este camino y buscar ayuda profesional es algo cada vez más frecuente y menos temido. Sin embargo, tal y como he comentado en otras ocasiones, es absolutamente normal que surjan dudas.

Es totalmente normal y razonable que como padres no sepamos con exactitud si nuestros hijos deben o no acudir a terapia. Es totalmente comprensible que te sientas perdido y no sepas dónde ir. Encontrar el profesional adecuado es quizás el punto que suele costar más. En este enlace podrás encontrar algunos si estás buscando un psicólogo en Madrid.

Pero sea donde sea que residas quiero volver a hacer hincapié en las claves para saber si tu hijo debe acudir al psicólogo y cómo la psicología puede beneficiar a toda la familia y a él en particular tanto a nivel escolar como en su día a día.

Cuándo acudir al psicólogo infantil

Si eres de los que me sigues habitualmente sabrás que siempre animo a los padres a buscar ayuda de un psicólogo cuando veas que tu hijo o hija presente alguna de las siguientes características o veas que su forma de actuar no corresponde a su edad.

  • Retrasos en el desarrollo del habla, del lenguaje o en el control de los esfínteres.
  • Problemas de conducta (ira excesiva, rabietas intensas o frecuentes, desobediencia sistemática, agresividad acompañada de mordiscos, patadas, …)
  • Timidez, retraimiento. 
  • Desinterés por las actividades con las que antes se lo solía pasar bien. 
  • Episodios de tristezallantodepresión.
  • Cambios en el apetito y en el estado de ánimo.
  • Insomnio, pesadillas reiteradas, somnolencia excesiva.
  • Bajo rendimiento escolar.
  • Inatención, hiperactividad, impulsividad.

Por qué acudir al psicólogo infantil

Evidentemente, si tu hija o hijo presenta alguno de los estos «síntomas» o «problemáticas» deberías acudir al psicólogo infantil. Porque sea cual sea la que esté manifestando ésta le está impidiendo funcionar adecuadamente, ya sea a nivel cognitivo, social, emocional, académico y/o familiar.

Cómo va ayudaros acudir al psicólogo infantil

Al acudir al psicólogo infantil estaréis en manos de un profesional experto en el comportamiento y procesos evolutivos (físicos, motores, cognitivos, perceptivos, afectivos y sociales) del niño desde su nacimiento hasta la adolescencia. Es, por tanto, el especialista adecuado para detectar, analizar, evaluar y tratar cualquier situación irregular que presente el desarrollo del niño.

Un profesional, en este caso, que tras hablar con vosotros en una primera visita tratará de determinar el motivo de consulta y valorará el tipo de terapia (individual o colectiva) que sea necesaria en cada caso.

El psicólogo o psicóloga infantil que os atienda es probable que os vaya ofreciendo distintas pautas o orientaciones con las que seguir vuestro día a día. Y ya en las siguientes sesiones, también probablemente os pedirá permiso para administrar ciertas pruebas o test. Estos tiene la finalidad de evaluar a vuestro hijo o hija y establecer un diagnóstico en caso que así lo considere oportuno.

Consideraciones finales

No os voy a decir que todos los casos sean fáciles, sencillos ni rápidos de resolver. No sería honesto por mi parte decir que en pocas sesiones estará todo resuelto. Pero si decides acudir al psicólogo infantil con tu hijo o hija estarás dando el primer paso en el camino adecuado. El que os permitirá vivir con mayor bienestar aunque en ocasiones encontréis dificultades, piedras en el camino o parezca que hay un retroceso.

Ante todo, y ya para finalizar, debéis saber que acudir al psicólogo infantil no es acudir al taller mecánico dónde dejar al niño para que lo «arreglen». Los psicólogos infantiles no arreglamos niños. Los psicólogos infantiles ayudamos a tratar diferentes problemáticas. ¿Cómo? Ofreciendo a los padres y a los pequeños diferentes estrategias para superar, afrontar o mejorar la situación que les ha llevado a la consulta. De modo que, los padres que toman la decisión de llevar a sus hijos a consulta deben involucrarse en la terapia. Acudir a las sesiones y llevar a cabo las pautas que se recomienden para que el tratamiento sea efectivo.

Te invito a compartir este post en tus redes sociales para que pueda llegar a más personas como tú. Padres preocupados en ofrecer la mejor ayuda a sus hijos y resolver las dificultades que están viviendo. Pero antes de irte, permite que te deje con mis últimas entradas en el blog, quizás encuentres algún otro tema que sea de tu interés y decidas quedarte un poco más conmigo.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.