5 consejos para cuidarse después del parto

0
cuidarse después del parto

Convertirse en madre trae consigo importantes cambios, tanto físicos como psicológicos. Muchas mujeres entran en el modo “mamá” de manera casi automática, olvidando que continúan ejerciendo en su rol de individuo, dentro de una sociedad demandante. Para muchas, superar la etapa del puerperio puede convertirse en todo un reto, llegando a necesitar del apoyo del padre y de todo su entorno familiar.

Convertirse en una mujer feliz, en plena conciencia de su universo, genera una madre feliz capaz de desempeñarse en todas sus potencialidades. El cuidado general abre el camino hacia esa felicidad.

No te pierdas
1 De 12

A continuación discutiremos 5 importantes consejos para lograrlo:

1. Empieza una rutina de ejercicios 

Recuperar el buen estado físico es parte importante del cuidado postnatal. El desarrollo de una rutina apropiada debe ir de la mano del médico, respetando las condiciones de cada mujer:

  • Empieza caminando: lleva el coche del bebé, para romper la monotonía de los primeros meses.
  • Incorpora ejercicios para fortalecer el suelo pélvico; muchos de ellos tonifican también las piernas y los glúteos.
  • Practica las sentadillas y agrega flexiones, para fortalecer el tronco superior y los brazos.

Recuerda que puedes ejercitarte con el bebé, de manera de no sentirte mal al dedicar esos minutos en tu beneficio particular. 

2. Aprende un nuevo idioma 

Mantener la agilidad mental, mientras te encuentras en casa ocupando tu rol de mamá, se beneficia si decides aprender un idioma nuevo.

Están científicamente demostrados los beneficios de poder desarrollarse en otro idioma. Las personas pueden tener una mejor flexibilidad cognitiva e incrementar su agilidad mental. Además, aumenta la creatividad, incrementa la autoconfianza, la toma de decisiones y retarda la aparición de demencia en el adulto mayor.

Hay varias maneras para aprender una lengua: apuntarse a un curso, hablar con los nativos, o utilizar los recursos de la red, que sin duda constituye la manera más rápida y cómoda. Existen muchas plataformas, como por ejemplo Babbel, que proponen lecciones breves para que puedas encajarlas fácilmente en tu rutina diaria y no pierdas mucho tiempo. Aunque la suscripción tiene un precio (pequeño), realmente vale la pena, y la primera lección de Babbel es gratis.

3. Sigue una dieta saludable

Como parte del rol de madre, desde las primeras horas del parto, nos convertimos en proveedoras de la alimentación del bebé. Entender esta responsabilidad nos pone en el camino de adoptar una dieta que nos permita generar suficiente leche, a la vez de recuperar la condición física.

Recomendaciones: incorpora alimentos bajos en grasa y ricos en fibra, ingiere mucha fruta y verduras; bebe entre 8 a 9 vasos de agua en el día.

4. Atenta con el cuidado de tu piel

Mantener hábitos saludables en el cuidado diario se hace particularmente importante durante el periodo en el que atravesamos el embarazo. Son importantes los cambios hormonales, propios de la etapa, el crecimiento natural del vientre y las alteraciones en la piel y el cabello. Es normal la aparición de estrías y manchas, a las cuales tenemos que atender con premura si se quieren evitar consecuencias permanentes sobre la piel:

  • Emplea pantalla solar, si decides empezar una rutina diaria en exteriores.
  • Consume abundante agua y ejercítate para eliminar la flacidez del área del abdomen.
  • Aplica cremas emolientes, apropiadas para el tratamiento de las estrías.
  • Emplea crema humectante diariamente.

5. Mantén una vida social activa y reactiva las amistades

Superar con gracia el periodo puerperio puede llegar a representar todo un reto. En el camino por recuperar tu condición física y mental, entiende que necesitas incorporarte nuevamente a tu rutina social y activar tu círculo de amistades.

Al aceptar los cambios, empezarás a ampliar el círculo alrededor de los nuevos amigos en los sitios de juegos y parques. Estas nuevas amistades a la larga tenderán a ser relaciones más duraderas. Mantener la discreción, entendiendo que nuestros hijos encabezan la lista de preferencia, ayudará a mantener siempre vivas las amistades.

Organízate, siempre hay tiempo para ti. Recuerda que tu felicidad se refleja en el bienestar del niño.


Recuerda compartir este post entre tus redes sociales para que pueda llegar a más personas que lo necesitan. Pero antes e irte te dejo con mis últimos artículos, es posible que desees seguir leyendo lo que he escrito para ti.

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más