20 Consejos para entender la psicología de nuestro hijo

Como madre o padre, la compresión de tu hijo es algo que comienza desde el día que nace. A partir de aquí irán viniendo problemas y contratiempos que se deben ir solucionando, cómo por ejemplo cólicos, cambios de pañales, roturas de huesos y más tarde la adolescencia. La comprensión en esta etapa nunca es fácil.

Pero orientarle durante todas estas fases o etapas ayudará su desarrollo físico y mental. Le crearás su propia personalidad única y característica que mantendrá durante toda su vida. Tu objetivo es comprenderle y trabajar alrededor de él (y no con él) sin trabarle.

mom-s-love-1572418-639x426

¿Qué es la psicología infantil?

La compresión de la psicología de un niño es fundamental para descifrar los deseos y necesidades de tu hijo.

Como padre, habrá muchos casos en los que tu opinión difiera de la de tu hijo. Esto a menudo puede resultar en una situación incómoda y desagradable.

Para hacerte entender y que él entienda tu postura es necesario establecer una relación sana con ellos. Esto no sólo te hará mejor padre sino que también fortalecerás el vínculo que compartes con él.


Contenido relacionado: La importancia de la psicología infantil


Diferentes contextos de la psicología infantil

Cuándo pensamos en los factores que influyen en el crecimiento de un niño, pensamos en la genética y las características personales. Pero en el desarrollo de una persona hay más escenarios a tener en cuenta. Estos son los principales contextos que debemos tener en cuenta en el desarrollo de nuestro pequeño:

1. Contexto Social

Es la relación que tiene con los adultos y sus compañeros y amigos. Esto tendrá efecto sobre cómo piensa, percibe y se desarrolla. La familia, la escuela y sus amigos son y serán su contexto social.

2. Contexto cultural

El contexto cultural es el nivel de saber en la que vive rodeado el niño y su conjunto de costumbres, valores, ideas y la forma de vida que se lleva.

Todo esto influye en el desarrollo del niño. La cultura también desempeña un papel clave en cómo los niños se comportan con sus padres, la educación que reciben y el tipo de cuidado

3. Contexto socioeconómico

La clase social en la que se encuentre también juega un papel importante en el desarrollo del niño. El nivel socioeconómico (SES) depende de varios factores como la educación. Los niños que se crían en un entorno socioeconómico alto tendrán un mayor alcance a oportunidades, mientras que los niños de menor SES tendrán menos alcance a cosas cómo la nutrición, la educación y la salud. Estos factores tendrán un mayor impacto en la psicología infantil.

Recuerda, si un niño tiene un contexto social y cultural bueno, el socioeconómico no influye tanto cómo los otros dos.

20 Consejos para entender la psicología de nuestro hijo

1. El respeto es la primera clave

Una de las mejores maneras de entender a nuestro pequeño es observar sus actividades. Esto te ayudará a conocer la forma en que él juega, come, dibuja, duerme, se comunica con los demás y similares.

Observa si tu hijo es capaz de adaptarse a nuevos cambios con facilidad o necesita un tiempo para asumirlos.

2. Distingue tu papel como padre y como amigo

Es necesario aclarar tu papel como padre y como amigo, estableciendo unos límites. Tienes que ser un buen amigo para que la interacción con él sea agradable. Pero no dejes de lado tu rol de padre mientras estás teniendo una conversación agradable con él. Esto es importante para que él sepa que hay límites y que los debe respetar. Eso sí, escúchalo siempre.

Puedes seguir leyendo en http://www.momjunction.com/articles/helpful-tips-understand-child-psychology_0074385/


Contenido relacionado: La psicología infantil puede ser tu profesión


Imagen cortesía http://www.freepik.es/

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.