Paste your Bing Webmaster Tools verification code here
Para padres y madres que buscan respuestas.

Pintar mandalas, una actividad relajante

0 280

A mis hijos les gusta pintar mandalas, y a mi también. Nos gusta a todos porque pintar mandalas es una actividad entretenida y relajante que podemos poner en práctica en familia. Si quieres que tus hijos se inicien en este tipo de tareas ponte a pintar con ellos, verás lo rápido que te imitan y se esfuerzan por colorear cada vez mejor.

pintar mandalas

 

¿Por qué pintar mandalas es una actividad relajante?

Tal y como explicaba en otro artículo publicado en Mamá Psicóloga Infantil uno de los muchos beneficios de pintar mandalas es precisamente la capacidad relajante que tiene colorear estos círculos llenos de formas geométricas, florales, navideñas o lo que quiera que contengan. Cuando nos sentamos a pintar mandalas iniciamos un ritual que yo realizo de la siguiente forma:

  1. Preparo el lugar: una buena mesa bien despejada, televisión apagada, un poco de música de fondo, una barrita de incienso encendida (en mi caso de jazmín o lavanda) y …. ¡todo listo para el siguiente paso!
  2. Lapiceros de colores sobre la mesa, todos ellos siguiendo un orden según su color: todos los rojos juntos, los verdes, amarillos, azules, … Nos aseguramos que estén bien afilados, no olvidemos el sacapuntas, siempre a mano.
  3. Escogemos el mandala. Los podemos conseguir en algunas webs o adquiriendo libros específicos. Escogeremos el que mejor se adapte a nuestras necesidades en función de la edad y gustos de nuestros hijos.
  4. El último paso es elegir el primer color con el que empezar a trabajar.

 

¡Listo!

El ritual ha empezado y nosotros hemos conseguido concentrarnos en la actividad de pintar mandalas. Cuando pintamos centramos toda nuestra atención en lo que estamos haciendo para tener un dominio completo de nuestra mano y no salirnos de los bordes. Dejamos de pensar en otro tipo de cosas y preocupaciones diarias del trabajo o de la casa.Los niños se focalizan en la tarea y durante un tiempo permanecen atentos en el aquí y ahora, centrados en una actividad placentera.

 

Pintar mandalas se utiliza también como terapia ocupacional en personas mayores porque, si a los niños les ayuda a desarrollar  funciones cognitivas tan importantes como:

  • la atención,
  • la concentración,
  • la percepción,
  • la coordinación visomotora
  • ..

a las personas mayores les ayuda a mantenerlas activas. Además estimula:

  • la capacidad de elegir,
  • la expresión artística,
  • la creatividad,

Aporta bienestar y fomenta la relajación.

 

Te dejo una selección de libros de mandalas infantiles para que podáis disfrutar de esta actividad

También puedes pintar mandalas tú, mamá o papá, abuela o abuelo. Acompaña a tus peques pintando estos mandalas para adultos

imagen cortesía http://www.freepik.es/

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel