Para padres y madres que buscan respuestas.

Erradiquemos el síndrome del niño hiperregalado.

Una iniciativa de la Fundación Vicente Ferrer

0 187

Se acerca la Navidad y en la mayoría de hogares se repetirá una imagen a la que nos estamos acostumbrando más de lo que debiéramos: niñas y niños recibiendo más regalos de los que necesitan y rasgando el papel de un regalo tras otro sin prestarle atención a su contenido. Niños y niñas que otro año más recibirán otro montón de cosas que no necesitan y que quedarán olvidadas en un estante.

Si tu, como yo, crees que tus hijos tienen demasiados juguetes y que debemos hacer algo para cambiar este modo de entender la Navidad te propongo que te unas a esta acción solidaria iniciada por la Fundación Vicente Ferrer que ayudará a tus hijos a entender valores tan importantes como la solidaridad y el compromiso social.

Evitar el Síndrome del niño hiperregalado

En diversas ocasiones he hablado sobre la importancia de mantener un consumo responsable en Navidad o en otras fechas para que nuestros hijos aprendan el valor de las cosas y para que entiendan que en la vida uno no puede obtener todo cuanto desea. Tengo la absoluta convicción que nuestros hijos no necesitan más cosas para sentirse queridos, no necesitan más cosas para ser felices, lo que realmente necesitan es atención y tiempo con sus padres para compartir lo que ya tienen. Así lo expreso en una entrevista que me realizaron para un artículo que hablaba de sobre esta temática y que puedes leer íntegro aquí.

Los niños hiperregalados son precisamente esos niños que tienen un exceso de todo porque su entorno se ha acostumbrado a suplir el tiempo que no pasan con ellos con objetos materiales. Es decir, padres o abuelos que pasan poco tiempo con sus hijos o nietos aprovechan cualquier ocasión para comprar y regalar cualquier capricho que manifieste (o no) el menor. De este modo, los adultos intentan apaivagar la sensación de malestar que les causa esa falta de atención que sienten que no han ofrecido al no haber estado en algunos momentos determinados o por estar fuera de casa trabajando durante largas jornadas. .

El niño, se acostumbra de este modo a recibir constantemente algo material como muestra de amor y cariño. Algo que a medio y largo plazo genera consecuencias muy negativas que enumeramos a continuación:

  • baja tolerancia a la frustración;
  • poca imaginación;
  • aburrimiento;
  • incapacidad para valorar lo que tienen o lo que cuestan las cosas;
  • se tornan caprichosos y egoístas;

La mejor forma de evitar que nuestros hijos acaben sufriendo este Síndrome tan típico de la sociedad consumista que estamos creando es reduciendo el número de regalos que les hacemos durante todo el año pero sobre todo por Navidad.

En esta ocasión te propongo que te sumes a esta iniciativa solidaria y que uno de los regalos que les hagas sea precisamente uno de los mejores que les puedes hacer: enseñarles el valor de la solidaridad y el compromiso social. Un regalo que les hará crecer como personas ayudándoles a ser adultos responsables y comprometidos con el mundo que les rodea.

El Hiperregalo, el mejor regalo para estas Navidades

Si tu hij@ ya tiene de todo, regálale más. Apadrina y consigue El Hiperregalo. Un regalo con el que materializamos el vínculo emocional y los valores que se transmiten al apadrinar. Apadrinando un/a niñ@ en la India le das el mejor regalo de su vida: un futuro digno. Mientras que a tu hij@ le regalas el valor de la solidaridad y del compromiso social, además de una caja con todo lo necesario para que escriba su primera carta y ambos creen un lazo emocional fuerte y duradero que les ayudará en su desarrollo personal y emocional.

Contenido del Hiperregalo: Una carta para escribir al apadrinado. Un lápiz.

Sobre la Fundación Vicente Ferrer

La Fundación Vicente Ferrer es una reconocida ONG de desarrollo comprometida desde hace casi 50 años con la transformación de una de las zonas más pobres y vulnerables de la India, de los estados de Andhra Pradesh y Telangana. EL APADRINAMIENTO siempre ha supuesto la forma de colaboración más eficiente, ayudando a miles de familias, dándoles acceso a vivienda, educación y salud. La aportación mensual de 21€, no sólo la recibe el/la niñ@ apadrinad@, sino que se destina al fondo común para que revierta en el beneficio de toda la comunidad, consiguiendo un cambio estructural y permanente que rompa el ciclo de la pobreza.

 

Tus comentarios nos ayudan a aprender y a crecer

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel