Para padres y madres que buscan respuestas.

Un colchón para cada edad

0 29

Dormir es la conducta que más realizamos a lo largo de nuestra vida por eso es tan importante dedicar atención al colchón en el que descansaremos todas las noches. No solo el nuestro, si no también el de nuestros hijos, porque de que duerman bien, y en el colchón adecuado, dependerá su crecimiento, rendimiento y buen humor.  Justamente por estos motivos hoy dedicamos este post a conocer el mejor colchón para cada edad.

colchón

De un buen colchón depende una buena salud física y mental

Porque de nuestro buen descanso depende no solo sentirnos bien al despertar, también nuestra salud física y mental. Dormir bien durante toda la noche, y durante todas las horas que se recomiendan por edad, favorece los procesos fisiológicos imprescindibles para nuestra supervivencia, como la regeneración celular y el crecimiento o la correcta conexión neuronal y la fijación de los aprendizajes en la memoria.  Sin pasar por alto lo importante que es dormir sobre un colchón adecuado para evitar malformaciones de columna. 

Ya con estos primeros motivos deberías tener suficiente para no tomar a la ligera el hecho de escoger bien  el primer colchón para tus hijos, ya que los niños pequeños deben dormir muchas más horas (como muy bien sabrás) que los adultos.

El colchón debería ser  una de las inversiones más importantes a realizar cuando amueblamos la habitación de nuestros hijos (y la propia). Tener una habitación bonita pero en la que no descansan bien no es para nada recomendable por los motivos que hemos citado anteriormente y que te recuerdo a continuación: insomnio, irritabilidad, dolores musculares, malformación de la columna, mayor vulnerabilidad ante el estrés, problemas de atención y de memoria, …

Por tanto, es necesario invertir algún tiempo y dinero en encontrar el mejor colchón para nuestros hijos. Para ayudarte en esta ardua tarea vamos a ver una serie de factores a tener en cuenta.

Un colchón para cada edad

Bien sabrás que los niños crecen rápido, y que durante los primeros años tendrás que pasar a tu bebé del pequeño moisés a la cuna y de ésta última a una cama. Pero la cosa no queda aquí porque al llegar a la adolescencia tu hijo tendrá nuevo cuerpo que requerirá de un nuevo colchón. Sea como sea, recuerda que es necesario que el colchón que escojas debe adaptarse a la edad y peso de tu hijo.

De 0 a 2 años

En esta etapa los niños pasan la mayor parte de su tiempo durmiendo por lo que la elección de un buen colchón es vital.

Se recomienda elegir un colchón:

  • firme pero adaptable,
  • con materiales muy higiénicos, 100% libre de tóxicos e hipoalergénico, 
  • que pueda desenfundarse para poder limpiarlo con mayor facilidad.
  • Y por supuesto, escoge uno que sea 100% transpirable y antiasfixia.

De 2 a 9 años: 

Los peques ya duermen algo menos pero aún necesitan dormir entre 9 y 12 horas.

El colchón que deberíamos buscar es uno que permita una buena adaptación de su cuerpo y que le permita moverse con libertad sin que lo note mientras duerme.

Otra característica con la que debería contar es que tenga una buena transpiración porque los niños sudan mucho, suelen haber escapes nocturnos, se enferman y vomitan, … por lo que es importante tener en cuenta este punto para poder mantenerlo en unas adecuadas condiciones de higiene .

De 9 años adelante

Llega la preadolescencia y poco después la tan “temida” adolescencia con todos sus cambios físicos y emocionales.

Los chicos y chicas a esta edad siguen necesitando dormir sus buenas 8-9 horas, en algunos casos hasta 10.

El mejor para adolescentes  será aquel colchón que mejor se adapte a las características físicas de tu hijo, el cual habrá ganado peso  y talla en los últimos años y no dejará de hacerlo hasta los 20-21 aproximadamente.

Necesitará un colchón firme y cómodo que permita ajustarse a sus nuevas características físicas y necesidades de descanso.

A modo de conclusión 

Recuerda que todos los colchones aptos para niños, adolescente y mayores un buen colchón tiene una vida de diez años. Antes de comprar ese colchón para tu hijo o hija bien recuerda tener en cuenta todas sus necesidades y no olvidar los factores de los que te he hablado en este post y que seguidamente te recuerdo :

  • sudoraciones,
  • velocidad de crecimiento,
  • peso,
  • altura,
  • escapes nocturnos, etc.

Si este post te ha resultado útil compártelo en tus redes sociales para que otros padres puedan beneficiarse de esta información.

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel