• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Familia
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La rinoplastia se ha coronado como una de las intervenciones de cirugía estética más demandadas, tanto por la perfección de sus resultados como por la sencillez del proceso de recuperación que, además, finaliza sin cicatrices.  En muchas ocasiones, la línea que separa la cirugía estética de la cirugía reparadora es muy delgada y, a día de hoy, los objetivos de una rinoplastia pueden ir más allá de la mera corrección estética y abarcan también los casos en los que esta intervención esté indicada para solucionar diferentes tipos de problemas respiratorios.

rinoplastia
(c) Can Stock Photo / Gerain0812

¿Cuáles son los problemas respiratorios que puede resolver una rinoplastia?

Si profundizamos en las complicaciones respiratorias que pueden ser corregidas mediante una intervención quirúrgica como es la rinoplastia, nos sorprenderemos de la cantidad de problemas tanto leves como más complejos que la cirugía nasal puede solventar. Ya sea mediante una cirugía abierta o cerrada los profesionales en cirugía serán capaces de ayudarnos si estamos afectados de cualquiera de los siguientes supuestos:

En primer lugar, encontramos que las complicaciones más comunes como pueden ser las ocasionadas por un tabique nasal desviado pueden ser solucionadas gracias a una operación reparadora. Esta intervención, conocida también como rinoplastia funcional consiste en la colocación del tabique de nuevo en el centro a través de una serie de cortes y movimientos del tabique hasta que es insertado en la posición correcta. De esta manera, es posible reducir los síntomas ocasionados por un tabique desviado como la obstrucción o el sangrado de las fosas, que dificultan la respiración. Asimismo, esta intervención eliminará problemas como el ronquido crónico.

En segundo lugar, la cirugía nasal permite reparar lesiones sobrevenidas tras un accidente mediante la reconstrucción total o parcial de la nariz del paciente. Los problemas respiratorios derivados de estas lesiones, de otra manera, y en muchas ocasiones, serían difícilmente atacables.

Por último, debemos saber que es posible combinar una cirugía con fines reparadores con una cirugía con fines estéticos, es decir, ambas se pueden realizar al mismo tiempo. No obstante, será el profesional quien deberá estudiar nuestro caso personalmente y aconsejar, para cada caso, el proceso que considere más indicado.

¿Dónde debo realizar una rinoplastia reparadora?

La mayoría de clínicas de cirugía estética están capacitadas y realizan rinoplastias a diario, sean cuales sean los objetivos de estas. Sin embargo, al poner nuestra salud en manos de profesionales debemos procurar hacerlo en un ambiente de confianza que nos garantice la máxima seguridad y los mejores resultados. Entre las garantías que debe ofrecernos el centro de cirugía estética deberían figurar:

  • La realización de una rigurosa y completa evaluación preoperatoria, que estudie al detalle el origen de los problemas respiratorios y, dado el caso, la posibilidad de una modificación estética pactada.  
  • Un proceso operatorio seguro y estudiado con antelación, que garantice los resultados esperados y solucione los problemas respiratorios.
  • Un correcto trato postoperatorio que incluya la realización y la supervisión de las curas que sean necesarias.
  • Un seguimiento eficaz del proceso de cicatrización.

En cuanto a los requisitos que se le exigen al paciente que quiere someterse a una rinoplastia encontramos sencillamente el buen estado de salud físico y psicológico del mismo. Normalmente, la cirugía nasal es un procedimiento poco invasivo que no tiene por qué conllevar una gran preocupación, por lo tanto, si poseemos un problema respiratorio debemos saber que someternos a una rinoplastia funcional nos compensará enormemente ya que mejoraremos nuestra calidad de vida en un aspecto tan vital como es la correcta respiración. 

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.