Remando juntos, la importancia de estar de acuerdo en la forma de educar.

0

Una de las claves para conseguir una adecuada educación de nuestros hijos es que los dos miembros de la pareja estén de acuerdo con la forma de educar, es decir con las pautas educativas que seguimos y aplicamos. La clave es remar juntos y hacia el mismo lugar. No hay nada peor que el desacuerdo y las riñas absurdas entre los padres para ver quien lo hace mejor o quien tiene razón. Lamentablemente esto ocurre con más frecuencia de lo que pensamos y deseamos. Las consecuencias: niños que  acaban por desobedecer a ambos padres por no saber qué deben hacer realmente.

familia

En ocasiones los padres tenemos puntos de vista diferentes, incluso totalmente opuestos, sobre cómo debemos reaccionar o tratar un determinado asunto relacionado con la educación de nuestros hijos. Si estas diferencias nos impiden  ponernos de acuerdo, si uno cree que una determinada forma de hacer es contraproducente mientras que el otro piensa justo lo contrario, si mamá tiene un estilo educativo y papá otro … tenemos un problema. Es importante que ambos rememos juntos, que nos pongamos de acuerdo y pactemos, que estemos de acuerdo en la forma de educar a nuestros peques.

Cuando papá y mamá tenemos estilos educativos opuestos es inevitable que estas diferencias nos lleven a mal puerto, dando como resultado posibles problemas de conducta en nuestros hijos quienes se encuentran totalmente confundidos. Pongamos por ejemplo si papá lo permite todo y mamá es muy estricta es muy probable que los niños no sepan qué hacer, cómo comportarse o cómo reaccionar ante determinadas situaciones.

Está claro que no siempre vamos a estar de acuerdo con todo pero si debemos tener unos mínimos, unas pautas básicas con las que debemos coincidir. Recordad que somos una familia, un equipo y no rivales en constante disputa, por lo que es imprescindible evitar una guerra de poder entre nosotros.

¿Qué hacer para llegar a estar de acuerdo en la forma de educar ?

Hablar, hablar y hablar. El diálogo es imprescindible y aunque uno de los dos se niegue o posponga una y otra vez esta conversación pendiente se debe hablar sí o sí. No hay nada peor para los niños que unos padres en desacuerdo en el modo de educarles. Situación que empeora cuando las diferencias se producen delante de ellos. Los niños captan al vuelo que hay algo que no funciona.

Corregir es de sabios, errar de humanos. Todos nos equivocamos alguna vez y si nuestra pareja nos lo hace saber no debemos enfadarnos ni creer que lo hace para molestarnos. No, cuando nuestra pareja nos dice que quizás estamos equivocados en el modo de enfocar una situación debemos escucharle, sin estar a la defensiva porque probablemente su modo de ver lo que sucede como mínimo nos haga reflexionar.

Mismas reglas, mismas consecuencias, mismos límites y normas para vivir y educar. Es lo que todos necesitamos, imaginad que en una autopista los límites de velocidad fueran variando aleatóriamente, ahora podemos conducir a 120 pero al cabo de 10 minutos nos multan por ello sin previo aviso … ¿cómo nos sentiríamos? ¿Enfadados? ¿Confundidos? … pues eso mismo le sucede a un niño cuando vive en un hogar donde no hay unas reglas claras, un lugar donde las figuras de autoridad no se ponen de acuerdo con qué se puede o no hacer y con las consecuencias que tiene saltarse las normas.

Sabiendo que es importante llegar a un acuerdo sobre cómo educar no perdamos más tiempo ni energía discutiendo por cómo lo hace nuestra pareja y sentémonos a hablar. Si es necesario coge lápiz  y papel y anota aquello de lo que te gustaría tratar, lo que te gusta y lo que no de su forma de proceder con lo niños, escúchale activamente y trata de entenderlo cuando te explique sus razones. Expón tu las tuyas y pídele que te diga si hay algo de tu forma de proceder que mejoraría. Buscad unas pautas básicas en este primer momento y aplicadlas para poder estar de acuerdo en la forma de educar a vuestros hijos. Remando junto y hacia el mismo lugar se llega antes a buen puerto y el trabajo es menos agotador.

foto cortesía www.freepik.com

 

Este blog utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más