Elegir un regalo para un niño no siempre resulta tarea sencilla. Hay que pensar en los gustos del menor, pero también buscar algo que despierte su curiosidad y, en la medida de los posible, que resulte educativo. Un libro personalizado cumple todas las expectativas para convertirse en un regalo estrella para cualquier ocasión.

Foto de Personas creado por pressfoto – www.freepik.es

Un libro siempre ha estado considerado como uno de los regalos más valiosos. Se trata de un auténtico tesoro que hace volar la imaginación de cada niño que lo sostiene en sus manos, además de ser una herramienta altamente eficaz de aprendizaje. Si, además, se quiere regalar un libro único, la mejor opción son los cuentos personalizados para niños, en los que ellos se convierten en los protagonistas de la historia.

En estos libros aparece el nombre del niño y, en algunos, el dibujo del personaje principal se crea en base a las características que reflejen al máximo la imagen del lector a quien va dirigido el regalo: color de pelo, color de ojos, muchos incluso permiten subir una foto, hacer una dedicatoria personal… Estos son algunos de los principales motivos por los que regalar un libro personalizado para un niño es un acierto seguro.

Un regalo para toda la vida

El amor por los libros es un regalo para toda la vida, con efecto eterno, que logrará volver al pequeño en un adulto culto, con capacidad de análisis y crítica del mundo que le rodea. El libro personalizado, que se puede leer una y otra vez, logra abrir la puerta a futuros lectores. Al ver el libro personalizados con sus nombres, inmediatamente se enamorarán de él y querrán que se lo leas, una y otra vez, y aprender por ellos mimos, sintiéndose atraídos irremediablemente por la lectura.

Convertir a un niño en el protagonista de un cuento hace crecer en él un gran interés por la historia, estableciendo una conexión inconsciente con el placer de la lectura. La personalización favorece que los niños se identifiquen al máximo con el protagonista y se impliquen más en el relato.

Mejora la experiencia de aprendizaje

Los niños tienen una respuesta más positiva hacia los libros en los que pueden verse e identificarse. Un libro personalizado ofrece esta ventaja y es más beneficioso para el desarrollo en la primera infancia que un libro estándar.  

Los cuentos personalizados son a la vez muy educativos y ofrecen información sobre el mundo que rodea a los pequeños a través de la propia historia. Sin embargo, para los niños es el componente de entretenimiento y diversión lo que los hace tan especiales.

Que el niño que recibe el libro sea el protagonista tiene una importante función lúdica, ya que se acercan a ellos como si de un juego se tratase.  

Evolución con el paso de los años

Los libros personalizados se han vuelto muy populares y hay numerosos títulos, lo que permite no solo adaptarse a los gustos y preferencias individuales de cada niño, sino también crear una colección con el paso del tiempo.

De este modo, a través de estos cuentos se podrá ir viendo los cambios en el protagonista, eligiendo historias para diferentes edades, en las que se apreciará diferencias en su peinado, su color de pelo o incluso en su ropa y personalidad. Una evolución que se notará especialmente en los libros que permiten un mayor grado de personalización.

Algunos de estos libros ofrecen la oportunidad de incluir a más de un protagonista o a otro personaje. Es ideal para hermanos o para añadir a terceras personas, como el mejor amigo, los abuelos… alguien realmente significativo en la vida del niño que complete la historia para hacerla aún más especial.

Un regalo original y único

Los libros personalizados son un éxito en cuanto a regalos, tanto para los niños que lo reciben como para sus padres, que quedan encantados con la idea de que sus hijos reciban una historia en la que son protagonistas y se inicien en la lectura.

Se trata de un regalo único, del mismo modo en que cada niño lo es. Además, demuestra un alto grado de implicación en la persona que lleva a cabo este tipo de presente. No se trata de simplemente elegir un libro, sino que ha tenido una planificación previa; cálculo de los tiempos de entrega para que llegue antes de día de su cumpleaños o cualquier otra celebración, horas invertidas en la selección de la historia más apropiada para el pequeño y personalización del cuento… Es un regalo que, en definitiva, demuestra un gran interés y participación de la persona que lo regala por satisfacer los gustos del niño que lo recibe.

Éxito asegurado

Hacer un regalo a un niño siempre supone un gran dilema. Elegir entre la inmensa variedad de opciones que ofrece el mercado no es tarea fácil y nunca se tiene la certeza de aceptar con un juguete, pues puede no ser del agrado del menor.

En este sentido, el mayor de los beneficios que ofrecen los cuentos personalizados es que nunca decepcionan. Siempre se convierte en un detalle sorprendente y original que no solo permite que los niños se diviertan mientras aprenden y se educan en valores, sino que, como se comentaba con anterioridad, hace pensar que la persona que regala se ha esforzado por complacer, tomándose un tiempo en personalizar una historia que será un recuerdo para toda la vida.

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP).He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje.Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.