Para padres y madres que buscan respuestas.

¿Es bueno coger a mi bebé en brazos? El efecto calmante de coger en brazos a los bebés.

2 179

Que coger en brazos a nuestro bebé tiene un efecto calmante y tranquilizante,  las madres ya lo sabemos, nuestro instinto natural y protector nos apremia a coger y abrazar a nuestros hijos cuando se sienten incómodos e intranquilos. Para todos aquellos que todavía lo ponen en duda, la revista Current Biology publica, en su edición del 18 a de abril, un estudio donde demuestra el efecto calmante de coger a nuestros pequeños en brazos. En este mismo blog hablamos recientemente de esto en el artículo “Beneficios de besos y abrazos en bebés y niños. ¡Abrázame mamá!”

efecto calmante de coger a mi bebé en brazos

 

Coger a nuestros bebés en brazos les tranquiliza.

Los investigadores aseguran que cuando las madres cogen a sus bebés inquietos en sus brazos, éstos experimentan una reacción calmante automática, debido a un conjunto coordinado de regulaciones centrales, motoras y cardíacas.

Al estudiar la respuesta de los bebés humanos cuando nosotras ,las madres, los cogemos en brazos, los investigadores hallaron que las frecuencias cardíacas de los pequeños se vuelven más lentas de inmediato al sentirse entre nuestros brazos y también dejan de moverse. Este mismo estudio se realizó con crías de ratón hallándose la misma respuesta, su frecuencia cardíaca disminuía y los llantos de las crías cesaban.

[bctt tweet=”La frecuencia cardíaca de los bebés se ralentizan al ser abrazados por sus madres. “]

Los autores del estudio manifiestan que ciertas áreas del cerebro y del sistema nervioso son esenciales para coordinar esta respuesta al ser cogido en brazos.

Según los propios investigadores, los hallazgos son muy relevantes para la crianza, y podrían desempeñar un papel importante en el desarrollo de estrategias para prevenir el abuso infantil. Comprender el llanto desde la perspectiva del bebé podría aliviar la frustración que algunos padres sienten por los llantos de sus hijos. Sabemos que cuando los padres se sienten menos frustrados, es menos probable que haya abuso infantil, que les griten o zarandeen.

Según los autores del este estudio, cuando los bebés están en brazos de sus madres, tienen más probabilidades de sobrevivir. Mientras tanto, las madres prefieren mantener a sus bebés calmados y relajados, siendo una situación beneficiosa para ambos, ya que de este modo se reducen su niveles de estrés.


Estos hallazgos también podrían ayudar a explicar porqué los bebés que están calmados comienzan a llorar inmediatamente cuando dejamos de tenerlos en brazos. Este conocimiento podría facilitar a aliviar la frustración de los padres, y a prevenir el abuso infantil.

“Una comprensión científica de esta respuesta infantil evitará que los padres malinterpreten el reinicio del llanto como la intención del bebé por controlar a los padres, como sugieren algunas teorías de la crianza, como el tipo de estrategia de dejar que el bebé deje de llorar solo”, apuntó Kumi Kuroda, del Instituto de Ciencias Cerebrales RIKEN en Saitama, Japón. 


“En lugar de eso, se debe interpretar este fenómeno como una consecuencia natural de los sistemas sensoriomotores del bebé”.

 

FUENTE: Cell Press, news release, April 18, 2013


(c) Can Stock Photo

A %d blogueros les gusta esto:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso
Cancel