• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Sin categoría
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura
Un nuevo estudio sobre el tan controvertido TDAH (Trastorno por déficit de Atención con o sin Hiperactividad), realizado por la Universitat Autónoma de Barcelona, arroja nuevos datos  sobre este trastorno. Nuevas técnicas  han permitido ofrecer una nueva y diferente visión sobre el TDAH, que podría ser no solo un problema de atención, sino también de motivación.

e

Una tesis realizada por la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona) ha hallado que en el TDAH se encuentran alteraciones en las áreas cerebrales relacionadas con la atención y la concentración pero también en las regiones implicadas en la motivación. 

En otros artículos hemos hablado de este trastorno y explicado un poco en qué consiste. He dado mi punto de vista y, a pesar que muchos se empeñan en negar este trastono, yo sigo creyendo que no es una invención de las farmacéuticas para seguir haciendo negocio ni culpa de los padres que no saben cómo educar a sus hijos.

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH), por polémico que sea, es uno de los trastornos que genera una mayor preocupación y tensión en padres y madres y uno de los que tiene un mayor impacto social en la actualidad.

De hecho, es el trastorno neurobiológico que se produce con más frecuencia en la infancia. Afecta aproximadamente a un 5% de la población infantil, es decir, a uno o dos niños en cada aula. Actualmente podemos decir que representa entre un 40-50% de la población infantil clínica y es uno de los trastornos más estudiados.

El TDAH produce un gran desajuste en niños, adolescentes y adultos, interfiriendo en muchas áreas del funcionamiento normal y pudiendo generar importantes problemas en el desarrollo de una persona. En el caso de niños y niñas, este trastorno genera:

  • disminución del rendimiento académico, 
  • retraso en aprendizajes básicos (lectura, escritura, cálculo, etc.), 
  • dificultades en las relaciones sociales y en la adaptación social,
  • problemas de autoestima, 
  • retraso en habilidades y hábitos de autonomía personal y, 
  • como consecuencia, serios problemas de convivencia y desajustes emocionales. 

Como vemos, y muchos sabemos, este trastorno se caracteriza por déficits atencionales, hiperactividad e impulsividad. Esta falta de atención, sus problemas para controlar sus impulsos y su gran actividad motriz ha provocado que en muchas ocasiones se culpe a los padres de maleducar a sus hijos, de no poner límites y de no saber imponerse. Pero la verdad es que a pesar de que los aspectos educativos son muy importantes, hace más de un siglo que se subraya la existencia de bases neurológicas en el TDAH.

Las nuevas técnicas de neuroimagen hacen posible el estudio del TDAH. La resonancia magnética junto a técnicas de análisis cerebral más sofisticadas  permite analizar las bases neuroanatómicas de este trastorno y ver cómo el cerebro de los niños con TDAH difiere de los niños que no sufren este trastorno.

Las investigaciones realizadas hasta el momentto, aplicando estas técnicas al estudio del TDAH, en concreto la morfometrría basada en voxeles (que son como los píxeles pero en 3D) han podido determinar que, ciertamente, el cerebro de los niños hiperactivos es un 5% más pequeño que el de los niños sin TDAH de su misma edad, género y preferencia manual. 

De estos estudios se deriva que, estas regiones, juntamente con una parte del cerebro conocida como cerebelo están significativamente reducidas en niños con TDAH, lo cual ofrece una sólida base neuroanatómica a los problemas cognitivos observados en pacientes con este diagnóstico.

Pero sin duda, el hallazgo más relevante es la identificación de alteraciones neuroanatómicas no sólo en áreas cerebrales relacionadas con los procesos cognitivos, sino también en regiones con funciones motivacionales, como por ejemplo el núcleo accumbens. Las alteraciones en los circuitos motivacionales son consistentes con la clínica. Por ejemplo, llama la atención que estos niños sean incapaces de estar atentos en una clase de matemáticas durante más de 10 minutos, y sin embargo puedan estar concentrados durante horas jugando a la consola. Este fenómeno podría explicarse por alteraciones en áreas como el núcleo accumbens, ya que esta región es necesaria para mantener el nivel de motivación (y por tanto de atención), especialmente cuando la recompensa de tus actos no es inmediata, como en el caso de una clase de matemáticas.



Referencias

«Neuroanatomy of Attention Deficit Hyperactivity Disorder: Voxel-Based Morphometry and Region of Interest approache» Tesis doctoral presentada el 5 de Febrero de 2008 por Susana Carmona y dirigida por los doctores Antoni Bulbena y Óscar Vilarroya

Fuente : www.uab.cat

Foto cortesía www.freepik.com

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.