El otoño: cuidados específicos para el rostro.

En otros artículos he señalado la importancia de sentirnos bien para poder cuidar mejor de los nuestros. Es importante que encontremos un poco de tiempo a diario para dedicarnos a nosotr@s mism@s y rebajar las tensiones y estrés del día a día que acaban haciendo mella en nuestra relación familiar.

Tras el verano, época en la que nos hemos expuesto más al sol, la piel de nuestro rostro se puede ver más envejecida por la deshidratación sufrida, además de falta de elasticidad, también han podido aparecer manchas y flacidez.

Una vez empezado el curso escolar, Myriam Yébenes  autora de “Cómo gustarte y gustar. Mis secretos de belleza, nos ofrece algunas recomendaciones para preparar la piel de cara al otoño y así dejar atrás las señales provocadas por nuestro cambio de hábitos durante el verano.

0008344188U-849x565

6 recomendaciones para afrontar la temporada de otoño e invierno

  1. Volver a la rutina de una limpieza profunda de la piel antes de aplicar cualquier crema, de día o de noche. No hay que olvidar el uso de exfoliantes para retirar las células muertas siempre adaptadas según el tipo de piel. Además, es muy importante aplicar alguna mascarilla para oxigenar la piel o realizar algún tratamiento estético, como el recuperador celular, para reparar y estimular los tejidos.

 

  1. No olvidarse de cuello y escote, ya que es una de las zonas más afectadas por el sol durante el verano y suele ser una de las más olvidadas a pesar de que la piel de estas zonas es muy fina y sensible. Es necesario aplicar el sérum y la crema del siguiente modo:

Con la mano derecha, desde el mentón hasta la oreja izquierda, rodeando la mandíbula; a continuación, bajar por el cuello suavemente para no mover demasiado los tejidos, bordear el hombro izquierdo y terminar de aplicar por ese lado del escote.

Con la mano izquierda aplicar la crema de igual manera, pero en el lado derecho.

  1. Combatir con nutricosmética, una gran aliada para mejorar nuestro estado general y suplir las carencias provocadas por los malos hábitos generados en las vacaciones. Estos compuestos, formados por nutrientes, actúan desde dentro de nuestro cuerpo y ayudarán a combatir el envejecimiento, aportar luminosidad e hidratación y evitar las imperfecciones de la piel. Puedes optar por antioxidantes como las bayas de acai y las guindas o por ácido hialurónico en cápsulas.
  1. ¡Cuidado con los cambios bruscos de temperatura! Puede provocar rotura de capilares, si ya es tarde existen tratamientos como la terapia selectiva para ponerle solución.
  1. ¡Bebe agua! Es fuente de vida y debemos seguir hidratándonos también en invierno. No nos olvidemos de otras alternativas como las infusiones, agua de sabores o zumos naturales, teniendo siempre presente que debemos beber líquidos con frecuencia.
  1. Volver a la rutina y dormir lo suficiente; Con los cambios horarios provocados en el verano, es normal que nuestro cuerpo se encuentre cansado y eso se transmita a nuestra piel. Por ello, es recomendable dormir entre 7 y 8 horas al día; no hay que olvidar que el sueño es un gran aliado de la belleza. Si tienes dificultades, prueba a practicar respiraciones relajantes. Una técnica puede ser tumbarse boca arriba, colocar la mano izquierda sobre el pecho y bajo la clavícula y la derecha más abajo. Inhalar y exhalar. Cuando el aire entra en el cuerpo, el abdomen se eleva y con él, la mano derecha y cuando el aire sale, el pecho y la mano izquierda son los que tienen que bajar.

 

La autora

Myriam Yébenes nació en 1980 y actualmente es directora del Instituto que fundó su madre, Maribel Yébenes. Licenciada en Derecho y Empresariales por la Universidad San Pablo CEU en 2005, ha realizado estudios de estética en la academia Jean D´Stress (2006) y ha ampliado su formación en Alta Tecnología de la Precisión Aplicada al Antienvejecimiento en los centros más prestigiosos de EE.UU., Francia y Reino Unido.

En 2013 completa su formación graduándose en Enfermería en la Universidad Europea de Madrid y participando en seminarios y congresos internacionales sobre medicina estética y anti edad, una formación continua que le ha valido para ser considerada una de las mejores especialistas de belleza en España.

 

Tu vida en positivo

Cómo Gustarte Y Gustar (Tu vida en positivo)” es el tercer libro de la colección “Tu vida en Positivo” (Actitud de Comunicación y JdeJ Editores) que engloba una serie de libros donde diferentes expertos de distintos sectores ofrecen consejos para ser más felices.

Vivir en positivo “es una actitud que afecta a todas las áreas de nuestra vida; desde el primer pensamiento de la mañana hasta cada uno de los pasos de nuestro día a día: la relación con la pareja, hijos, compañeros de trabajo y amistades”. En definitiva, sentirnos bien con nosotros y con quienes nos rodean.

Imagen cortesía www.photl.com

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.