El juego heurístico es una actividad de juego-aprendizaje, donde los niños interactúan con diferentes tipos de material.

Se suele utilizar en las escuelas de educación infantil, durante el primer ciclo (0-3 años) aunque también algunas escuelas lo siguen utilizando en el segundo ciclo (3-6 años).

Se aplica como método de enseñanza mediante el cual se permite al niño  descubrir por sí mismo las cosas, siendo él el protagonista de sus aprendizajes. 

Los/as niños/as descubren a través de los sentidos las características de los objetos que manipulan, realizando así nuevos aprendizajes respetando el ritmo y las necesidades de cada niño.

La forma de realizar este juego es sencilla, se recogen en una caja, cesto o recipiente todos los materiales que queramos que manipulen y exploren y se deja libremente a los niños que investiguen, cada cual a su ritmo. 

Se deja libertad para que los niños realicen sus propias elecciones, sin necesidad de que nadie les estimule o dirija. Se permite que cada niño se tome su propio tiempo para pensar con qué y cómo jugar.

Favorece :

  • el aprendizaje por descubrimiento,
  • el conocimiento de la realidad, 
  • la autoestima 

Desarrolla:

  • capacidades cognitivas (comprender, relacionar, conocer…), 
  • capacidades perceptivas (visión, oído, tacto, gusto, olor), 
  • capacidades corporales (motricidad gruesa, fina),
  • capacidades afectivas (disfrutar, valorar, querer…), 
  • capacidades sociales (respetar, colaborar, compartir…).

Sara Tarrés

Soy Sara Tarrés, licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, con Máster en dificultades del aprendizaje (ISEP) y Postgrado en Psicopatología infantojuvenil (ISEP). He trabajado como asesora y orientadora de padres y maestros en diferentes escuelas concertadas de Barcelona y como reeducadora de niños que presentaban diferentes dificultades en su aprendizaje. Actualmente dirijo Mamá Psicóloga Infantil desde donde oriento a padres en temas de crianza, desarrollo y educación. Esto me permite compaginar mi faceta de madre a tiempo completo sin dejar de lado mi actividad profesional.